Miércoles 27 de Octubre de 2021Actualizado 13:20

El 12 de mayo de 2021

Tiempo de lectura: 03:15
|||

El carácter y el juego sale a relucir

El BM Logroño se gusta 38-31 para doblegar a Cuenca y seguir en la pelea por Europa.

Rangel, del BM Logroño, celebra el triunfo

Rioja2

El BM Logroño exhibe raza. Nunca le ha faltado. Siempre la saca cuando la necesita. Ante Cuenca mostró que a este bloque no se le puede dar por muerto nunca por mucho que tras el confinamiento los números evidenciaran que la pelea por Europa iba a ser compleja (un punto de cuatro), que lo va a ser. Sin embargo, el triunfo por 38-31 ante un rival que se queda un poco apeado de la batalla continental, congratula a los aficionados riojanos y confirma que después de dos encuentros (derrota ante Ademar y empate en Cangas), y a pesar de las bajas, el cuadro franjivino está capacitado para competir contra cualquiera, y ganarle.

Si el aspecto grupal es clave, como sucedió este miércoles, para que el ataque fluya, la capacidad individual también es importante para sumar. Los galones se ganan y probablemente Edu Cadarso esté encontrando el momento para dar un pasito más, para de verdad ser esa pieza local para no sólo para ser uno más en el proyecto sino para poder liderarlo. Su dirección, sus goles, su versatilidad… Ante Cuenca, como viene haciendo esta campaña, confirmó que ese descaro que ha tenido siempre ahora lo acompaña con buenas decisiones (qué difícil lograrlo).

Claro que en el importante triunfo ante los manchegos, quedarse en el central riojano sería menospreciar la labor de Dorado en la finalización (9 de 10), o las paradas de Rangel, claves en el final del primer tiempo para coger una ventaja que no decreció, o el trabajo de Moreira en el pivote, o el desgaste habitual de Sánchez-Migallón para fajarse donde le manden, o el mando de Casado, o la chispa de Balenciaga… o la gestión de Miguel Ángel Velasco.

Empezó asentado un BM Logroño serio con un 3-0 gracias a Dorado, Pina y Edu Cadarso. Claro que, como prácticamente toda la primera mitad, el toma y daca estuvo asegurado. Cuenca reconducía la situación a los 8 minutos gracias a los goles de Simonet, 4-4. De nuevo, el extremo sevillano catapultaba a los suyos desde los 7 metros y al contragolpe, 6-4. Claro que la reacción visitante fue inmediato con un parcial de 0-3 que obligó a Miguel Ángel Velasco a tomar cartas en el asunto con el 6-7 a los 14 minutos.

Surtió su efecto porque durante los siguientes instantes el intercambio fue constante. Uno encadenaba dos goles (Moreira y contragolpe de Hackbarth), el otro replicaba (Moya y Ponciano). Dorado -cerró el encuentro con 9 dianas- y Casado -autor de 6 tantos- dejaban a los franjivinos por delante, 11-10, pero Hugo López empataba a 12 con todavía 8 minutos para cerrar el primer tiempo. Entonces, otro dos tantos seguidos de Balenciaga y una transición culminada por Sánchez-Migallón propiciaba que Lidio Jiménez pausara el choque con el 14-12. El capitán no daba tregua y a la contra ampliaba la renta, aunque Vainstein y Ponciano apretaba, 15-14.

Moreira abría los últimos brillantes cuatro minutos del primer acto para que Rangel, que previamente ya estaba siendo un muro, resultara infranqueable. Dos paradas suyas y un gol de Casado catapultaban a los locales 17-14. Ponciano se alobaba, Moreira estaba hábil para cazar un rechace de Maciel, mientras que el portero brasileño desquiciaba a su compatriota para que finalmente David Cadarso pusiera la máxima en el intermedio, 19-14.

Casado daba continuidad en la reanudación, por lo que el 20-14 daba tranquilidad a los riojanos, mientras que obligaban a un esfuerzo extra a los conquenses. Aunque Moscariello quería animar a su equipo, 22-17, en un arranque de segunda parte vertiginosa con goles por aquí y por allá, el BM Logroño seguía imparable en la faceta ofensiva. Edu Cadarso, excelso con pleno de acierto en sus 9 lanzamientos, demostraba clase y goles con el 24-17. Simonet y Moya intentaban el imposible con el 26-21 en el minuto 39, pero se daban de bruces con el recital del central riojano que estaba imparable: 28-22.

Se añadía a la fiesta, nunca se había ido, Rangel para que Casado y Balenciaga pusieran la alarma en Cuenca con un 30-22 que fue a más pese a que Lidio Jiménez utilizaba un tiempo muerto. Faltaba un cuarto de hora y el duelo estaba resuelto con el 32-23. Por si había dudas, la ventaja alcanzaba la decena con 11 minutos aún por disputarse, 34-24, merced a un tanto de Dorado. Cuenca agotaba las cartulinas verdes. Quizá para que sus jugadores comenzaran a pensar en futuros compromisos. Momento en el que Velasco rotó sus piezas y el choque bajó en tensión competitiva para que los manchegos maquillaran, 38-31, en el tramo final un marcador favorable para un BM Logroño que demostró carácter ante un rival que se descuelga de la pelea por Europa. Los franjivinos continúan en la brecha, aunque tienen poco margen de error.

Foto: BM Logroño

|||

A favor 5 En contra 0

Premios A Crear 2021CCOO Igualdad
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí