Viernes 22 de Octubre de 2021Actualizado 14:17

El 25 de marzo de 2021

Tiempo de lectura: 06:57
|||

Los Servicios Sociales han atendido a casi 20.000 personas en el año de la pandemia

Con ayudas para gas o luz, comedor social, orientación laboral, ayuda a domicilio, alojamiento o apoyo escolar

Iván Reinares y Carmen Tamayo

Rioja2

Los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Logroño atendieron el año pasado a un total de 19.857 personas en 59.573 atenciones, en un ejercicio marcado por las necesidades de la pandemia provocada por la COVID-19. El concejal de Servicios Sociales y Desarrollo Comunitario, Iván Reinares, ha realizado hoy el balance de su Concejalía referido al año pasado. 

Reinares ha destacado que en esta memoria de actuaciones de los Servicios Sociales locales, “aparte de datos se refleja todo el trabajo que se realiza en los Servicios Sociales Municipales, especialmente durante esta pandemia en la que han estado abierto y activos, trabajando en primera línea, desde la declaración del estado de alarma”. 

Los Servicios Sociales, ha indicado, “toman un papel determinante en los momentos de crisis y el Ayuntamiento de Logroño puso en marcha medidas encaminadas a reforzar los servicios sociales ante la emergencia, hacer frente al impacto económico de la crisis garantizando el derecho a la alimentación, reorganizando la atención domiciliaria y prevenir las consecuencias del confinamiento, atender a las personas sin hogar y prevenir la violencia de género y proteger a las mujeres en riesgo”. 

Los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Logroño atienden necesidades relacionadas con la ausencia de ingresos o recursos suficientes para vivir; a personas mayores en situación de dependencia o discapacidad; y también a la infancia, familia y a la convivencia. 

Asimismo, gestiona la cobertura de necesidades básicas relacionadas con ayudas económicas (ayudas de emergencia social y ayudas de suministro energético), comedor social, atención de urgencia, empleo (servicios de orientación y promoción sociolaboral) y habitacionales (Centro Municipal de Acogida, Proyecto Alasca, alojamiento alternativo temporal, pisos tutelados para personas con discapacidad) y asuntos vinculados con la salud. 

El Ayuntamiento de Logroño reforzó en 2020 sus Servicios Sociales ante la emergencia sanitaria. Se gestionaron 3.237 ayudas de emergencia social con un importe total de 1.493.594,89 euros. “Se trata de unas ayudas de carácter transitorio destinadas a paliar situaciones de urgencia a personas o familias afectadas por un estado de necesidad y constituyen un instrumento de apoyo a la intervención profesional”, ha indicado Iván Reinares. 

Además, se firmaron convenios con entidades privadas sin ánimo de lucro como Cáritas Diocesana, Cruz Roja y Caixa Bank, que dieron lugar a 453 ayudas, con un importe total de 192.956,96 euros, para ayudar a personas en una situación de alta vulnerabilidad cuya necesidad es inmediata, la mayoría en situación irregular. 

El Ayuntamiento de Logroño, por otro lado, gestionó 2.259 ayudas para suministros energéticos, por un importe de 162.422,67 euros, repartidas en gas y electricidad. 448 personas fueron las titulares de estas ayudas, el 63% de ellas mujeres entre 36 y 50 años. Estas ayudas beneficiaron a 1.441 personas. Las ayudas de gas tienen un importe máximo anual por consumidor y año de 500 euros, salvo si en la unidad familiar hay menores a cargo, entonces son 600 euros. Las de electricidad tienen un importe máximo anual por consumidor y año de 250 euros, pero si en la unidad familiar hay menores esa ayuda asciende a 340 euros. 

Respecto al comedor social, que facilita la cobertura de la necesidad básica de manutención mediante la entrega de vales para la comida y cena en el comedor social, se atendió a 2.122 personas y se sirvieron 77.707 raciones.Durante el confinamiento de primavera el comedor permaneció cerrado y todas las comidas se entregaron para consumir en la habitación. El número de usuarios se redujo notablemente debido a las restricciones de movilidad”, ha indicado Iván Reinares. 

El servicio de Orientación Laboral 

El servicio de Orientación Laboral atendió a 807 personas, el 76,4% mujeres entre 30 y 55 años. Supuso 101 contrataciones, el 20,9% de las personas atendidas. La COVID-19 cambió la manera de atención, se extendió la atención telemática y el wasap como medio de comunicación. 

Por su parte, la directora general de Servicios Sociales y Desarrollo Comunitario, Carmen Tamayo, ha destacado que “los Servicios Sociales son imprescindibles, aunque a veces sean invisibles y no se conozcan ni se reconozcan. Esta pandemia ha hecho que se vea nuestra labor y nos declaren esenciales y hemos demostrado que la voluntad está siempre por encima de las circunstancias, hemos llegado a muchas personas que no llegábamos y que no habían acudido antes a los Servicios Sociales porque ponemos la vida en nuestro trabajo y ponemos a las personas en el centro de nuestra actuación”.  

Para realizar esta labor, ha explicado, “tenemos nueve centros sociales y 76 profesionales que atiende los diferentes programas y actuaciones que trabajan por esta ciudad que cuida, una ciudad sensible a la vida cotidiana de las personas. Somos los Servicios Sociales más cercanos al ciudadano, la puerta de entrada, aumentamos la cohesión social y disminuimos la desigualdad social”. 

Alojamientos 

En el Centro Municipal de Acogida fueron atendidas 1.633 personas, 160 mujeres y 1.473 hombres, en un total de 12.195 alojamientos. Debido a la pandemia y a las restricciones de movilidad el número de personas que permanecieron en el servicio de larga estancia aumentó en 2020. Por su parte, el Proyecto Alasca atendió a 206 personas, 29 mujeres y 177 hombres. 

Otros alojamientos, como 'Domingo Álvarez Ruiz de Viñaspre' atendió a 56 personas, 52 hombres y 4 mujeres, en un total de 979 alojamientos. El albergue de peregrinos, usado como residencia de personas con necesidad durante el primer confinamiento, atendió 49 personas, 48 hombres y 1 mujeres, en un total de 1.464 alojamientos.  

Por otra parte, en el Polideportivo de la UR, usado por primera vez para el dispositivo especial para personas temporeras, hubo 3.005 atenciones en 477 personas atendidas, el 28,3% tenían entre 25 y 34 años 

El alojamiento alternativo temporal atendió a 64 personas en 14 módulos habitacionales. Se trata de un programa destinado a la prestación de alojamiento temporal y seguimiento del plan personalizado de inserción social, con objetivos de promoción y apoyo en la organización de hábitos y adquisición de habilidades para la vida autónoma. 

Respecto a los pisos tutelados para personas con discapacidad intelectual, el Ayuntamiento de Logroño dispone de 4 viviendas con 20 plazas que han tenido a lo largo del año pasado una ocupación media del 85%, Se trata de un programa destinado a la prestación del ser vicio de alojamiento temporal y seguimiento del plan personalizado de inserción social. Sus objetivos son la promoción y el apoyo en la organización de hábitos y adquisición de habilidades para la vida autónoma. 

Ciclo vital de la persona 

El año pasado un total de 741 menores fueron atendidos, de ellos 94 en apoyo escolar, que supusieron 2.650 intervenciones individuales y 689 grupales y comunitarias. Durante el confinamiento, se diseñaron nuevas formas de contacto a través del teléfono, la videoconferencia o las redes sociales, y se pusieron en marcha sistemas de coordinación entre los menores y los centros educativos, se entregaron materiales escolares en hogares, bonos de conexión, etc. 

El proyecto de conciliación y apoyo a familias en dificultad social se atendieron 54 familias y 73 menores entre 3 y 12 años. Se trata de una intervención para la atención de menores durante el horario laboral de sus padres con actividades de juego y apoyo escolar, que a la vez complementa con otras intervenciones socioeducativas con el menor y las familias que favorecen una atención adecuada a sus necesidades. 

El Servicio de ayuda a domicilio atendió a 2.611 personas, el 50,45% fueron mayores de 85 años y el 82,89% mayores de 65. El 71% fueron mujeres. El 25% de las personas atendidas vivían solas y el 37% con sus cónyuges.  

El Servicio de comidas a domicilio contó con 270 usuarios en 248 domicilios. El 58% fueron mujeres, el 73%, personas dependientes y el 45%, personas mayores de 80 años. Se ofrecieron 26.628 comidas y cenas y 11.536 comidas. 

El Servicio de acompañamiento realizó en colaboración con Cruz Roja y con la Unión Democrática de Pensionistas 5.169 atenciones. Es un servicio dirigido a personas que viven solas y no tienen apoyo de familiares, vecinos, etc.; a personas que sufren deterioro físico y psíquico, y a personas que, aun teniendo familia, no puede ésta responder a sus necesidades de acompañamiento. 

El Proyecto de Vida Sana para personas mayores, un espacio de encuentro para mujeres y hombres mayores de 65 años que incide en el aspecto relacional de la vejez, atendió en 24 grupos a 477 personas, en su mayoría mujeres. 

Los talleres de apoyo psicosocial para mujeres y hombres y los talleres ‘Cuidar a los que cuidan’ también pudieron celebrarse hasta principios de marzo. 

Por otro lado, la atención psicológica también se desarrolló, con la intervención en 43 casos. Durante la pandemia hubo 62 orientaciones psicológicas y se puso en marcha un servicio de atención psicológica extraordinaria desde el mes de abril. 

Por último, la intervención socioeducativa con familias trabajó con 215 casos y tuvo que ser adaptado este servicio durante la pandemia. 

Diversidad y convivencia 

Al comienzo de la pandemia nació Logroño Comunitario, un servicio que permitió realizar una labor de información, difusión, creación de redes comunitarias y detección de situaciones de necesidad entre la ciudadanía. Tuvo 12.000 visitas únicas y 50.000 visitas totales. Fue reconocido con el Premio de Calidad RECS 2020 en la categoría especial COVID-19. 

Por su parte, Logroño Intercultural, que promueve la convivencia intercultural y una gestión eficiente de la diversidad como un factor para el desarrollo y la cohesión de la ciudad, contó con 64 personas formadas en la Red Antirrumores y fue una de las herramientas más importantes para trasladar en diferentes idiomas las recomendaciones sanitarias sobre la pandemia de la COVID-19. 

Cooperación al desarrollo 

El Ayuntamiento de Logroño se unió a la convocatoria del Gobierno de La Rioja con un importe concedido de 278.244,77 euros para tres proyectos de Fundación Visión Mundi, ONGD Kaipacha y AMYCOS. También se firmó un convenio con la Asociación de Amigos del Sáhara y se concedió ayuda humanitaria para tres proyectos de Coopera, Medicus Mundi y UNICEF. 

|||

A favor 1 En contra 0

Partido RiojanoPremios A Crear 2021CCOO IgualdadPP Sánchez presupuestos
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí