Martes 27 de Julio de 2021Actualizado 17:58

El 23 de octubre de 2007

Tiempo de lectura: 01:00
|||

Entrenando en familia

Los problemas físicos y las convocatorias internacionales (Havard Tvedten y Belaustegui) dejan a Jota con seis hombres de campo (dos lesionados) y los dos porteros para entrenar.

Redacción

Los entrenamientos del Naturhouse La Rioja se asemejan más a un pachanga que a una sesión de trabajo de un equipo profesional. No por la intensidad, que se mantiene, sino por el número de efectivos presentes. Las lesiones se han convertido en una epidemia para un conjunto que esta semana ha sumado a las ausencias 'físicas' las de los seleccionados Tvedten y Belaustegui.

Así las cosas Jota entrena con lo puesto. Ni para un partidillo tiene el de Valladolid. Sin ir más lejos este martes ocho hombres se ejercitaban sobre el parqué del Palacio de los Deportes. Dos porteros, dos lesionados en proceso de recuperación y cuatro jugadores en condiciones.

Gustavo Alonso y Diego Pérez Marne siguen con un trabajo limitado para evitar problemas en su pómulo el primero y en la rodilla el segundo, pero saltan al parqué. Junto a ellos Torrego y Aguinagalde, ajenos, afortunadamente, a las lesiones, y Marc Amargant, Ángel Romero, Javi Parra y Pepe Novelle.

Y es que aprovechando el cuerpo médico del club y el técnico del primer equipo han decido que la mejor solución para llegar con garantías al partido ante Teka Cantabria (3 de noviembre) era dar descanso a los jugadores que arrastraban molestias físicas. Por eso Oneto y Josep Masachs descansan al igual que Isasías Guardiola y Mojsovki. No se sacará el provecho esperado al parón pero visto lo visto, Jota se conforma con que los problemas no sigan creciendo.

TAGS:
|||

A favor En contra

Reto Demográfico
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí