Martes 27 de Julio de 2021Actualizado 17:58

El 23 de octubre de 2007

Tiempo de lectura: 01:53
|||

'Quiero llegar al alma humana'

Laura Pérez Monterrubio, pintora logroñesa de 34 años, expondrá por primera vez en el centro cultural de Ibercaja de Zaragoza.

Redacción

Laura Pérez pintó su primer cuadro hace apenas cuatro años y medio, después de apuntarse a un taller para aficionados. Descubrió su vocación artística casi por casualidad, pero ahora se dedica a diario a crear obras de gran formato no figurativas, donde la luz, junto al color, se encarga de la expresión. Su objetivo, dice, es “llegar al alma humana”.

Su trayectoria artística acaba de recibir un impulso: después de ser seleccionada en un concurso nacional de jóvenes pintores, va a exponer en el centro cultural de Ibercaja en Zaragoza (la muestra se titula 'Vida', y podrá verse en la sala Torre Luna de la central de Ibercaja de Zaragoza, del 26 de marzo al 27 de abril). Entusiasmada con esta oportunidad, considera que “las cosas no pasan porque sí”, y que esta muestra ha llegado porque “tenía que salir ya a la luz”.

Laura trabaja con tierras y acrílicos sobre grandes tablas, que extiende y modela con la ayuda de dos paletas. Material y herramientas humildes que eligió para poder desarrollar su obra como aficionada. Usa como taller la trastienda de un comercio familiar, donde pinta todas las mañanas.

“Cuando dejé a mi primer hijo en la guardería (tengo dos), me apunté a un taller de pintura”, explica. “Empecé, como todo el mundo, haciendo dibujos de pájaros, aprendiendo a trabajar con los colores y dibujando codos y cosas así. Después de un año y medio dibujando, empecé a pintar.

Al principio trabajaba con óleo, pero me resultaba demasiado lento, quería algo más libre, más rápido. Probé con lo que se llama fondos y vi que iba mucho más conmigo”.

Algunas de sus obras fueron seleccionadas en concursos, lo que la animó a seguir adelante con su trabajo. “Empecé a hacer cuadros más grandes y me puse un taller propio, porque ocupaba demasiado sitio en el taller de Aguado. Hace unos seis meses me llamó Elena Usán, de Ibercaja de Zaragoza, y me dijo que si me interesaba exponer, porque había quedado una vacante, y me dieron fecha. Creo que las cosas nunca pasan porque sí, que esto ha ocurrido porque ha llegado el momento de que salga a la luz”.

Laura trabajó durante mucho tiempo en una tienda de ropa, sin plantearse desarrollar ninguna vocación artística: “Siempre he sido bastante creativa, pero no había encontrado cómo sacar lo que tengo dentro hasta que empecé a pintar. Cada uno debería de encontrar su medio de expresión, porque cada uno tiene algo que decir, solo hay que encontrar cómo hacerlo”.

TAGS:
|||

A favor En contra

Reto Demográfico
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí