Martes 27 de Julio de 2021Actualizado 17:58

El 23 de octubre de 2007

Tiempo de lectura: 00:58
|||

Australia veda el plasma

La nueva regulación de consumo energético pone en entredicho la eficiencia energética de las televisiones de plasma que podrían desaparecer de las tiendas australianas en 2011 si los productores no consiguen reducir su consumo.

Redacción


La alta definición en las televisiones australianas podría convertirse en una utopía si finalmente el gobierno aussie decide prohibir las ventas de las televisiones de plasma. Nada tienen los gobernantes australianos en contra de la calidad de emisión. La razón última de la amenaza que sobrevuela sobre los terminales de plasma no es otra que la protección del medio ambiente.

En las pantallas de plasma la luz se crea por la excitación de sustancias fosforescentes mediante una descarga de plasma entre dos pantallas planas de vidrio algo que, en términos energéticos, es mucho más oneroso en comparación con el consumo de las televisiones tradicionales.

En la actualidad el gobierno australiano está tramitando la adopción de un nuevo sistema de eficiencia energética en cuyo texto se contemplan hasta seis niveles diferentes de consumo que, la mayor parte de los televisores de plasma no cumplen. Esto implica que en caso de los productores no implementen las mejoras necesarias para reducir el consumo energético de estos dispositivos, la vida de los televisores de plasma en los expositores de las tiendas acabará en 2011.

La medida no ha gustado a los productores que aseguran que están estudiando qué medidas aplicar para reducir el consumo y solicitan más tiempo para que sus investigaciones se traduzcan en un gasto energético razonable y susceptible de ser amparado por la nueva reglamentación.

 

TAGS:
|||

A favor En contra

Reto Demográfico
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí