Martes 3 de Agosto de 2021Actualizado 18:09

El 14 de febrero de 2021

Tiempo de lectura: 05:11
|||

La inmunidad de rebaño no llegará en verano, según una experta de la UNIR

"Aunque sabemos que el número de vacunas va a ir aumentando y hay muchas que están a punto de salir al mercado, debemos ser realistas", ha indicado Carmen Álvarez, investigadora en Inmunoterapia

vacuna, AstraZeneca, coronavirus

EP

La investigadora en Inmunoterapia de UNIR, Carmen Alvárez, ha afirmado este domingo que "el gran desafío" al que nos enfrentamos a partir de ahora, una vez que las vacunas están llegando a la población, "es ver si realmente éstas lograrán parar la infección".

En este sentido, aclara, "ya sabemos que las vacunas son buenas y que han permitido bajar la transmisión. También sabemos, gracias a los ensayos clínicos, que la vacunación hace que la enfermedad se pueda pasar de forma más leve y, por lo tanto, ahora queda por saber si realmente se logrará parar la infección. Para saberlo necesitamos más tiempo porque todavía es muy pronto para conocer los resultados".

Aún así, la docente de UNIR considera que "la vacuna es más efectiva para obtener una inmunidad que la propia adquirida tras superar la enfermedad". Todo porque, a su juicio, "aunque la respuesta inmunológica de una persona sea buena, el virus siempre busca estrategias para combatirla. Por lo tanto, hay partes de la respuesta inmune que no se activan bien o quedan enmascaradas".

Álvarez recuerda que "la mayoría de los virus intentan tener una estrategia para bloquear la respuesta inmunológica, y con el coronavirus pasa igual". Es más, prosigue, "también puede ocurrir que individuos que hayan pasado la enfermedad de forma grave, hayan tenido una respuesta inmune mucho más fuerte y con reacciones que, incluso, hayan sido peor que el propio virus y, por tanto, tampoco han podido crear una buena respuesta inmunológica".

O en el campo contrario también puede suceder puesto que "los asintomáticos tampoco han desarrollado la respuesta más eficaz".

"Por lo tanto, y por lo que se sabe hasta ahora, la respuesta inmunológica de la vacuna es más alta que la producida por la propia enfermedad ya que se ha visto que en los individuos vacunados su respuesta está siendo más duradera y más amplia que la de los infectados", afirma.

"Todavía queda mucho por ver y aprender de este virus pero, por ahora, podemos decir que la vacunación es mejor que la respuesta inmune que ha generado el virus", aclara.

Pero, como ha reconocido la experta a Europa Press, "esto no sucede así con todos los virus". En este sentido, explica, en el caso del sarampión "la respuesta inmunológica es muy buena y duradera. En esta enfermedad, la vacuna es muy buena también pero si te infectas por sarampión, el cuerpo ofrece una buena respuesta frente a este virus".

Proteína 'S'

Con respecto a la efectividad del tipo de vacunas existentes ahora en el mercado, la docente explica que, hasta lo que sabemos, "todas las que tenemos se han basado en la misma proteína 'S' (o Spike) del virus, que actúa como la llave de entrada del virus a las células a las que infecta, y por tanto la respuesta será parecida".

Aún así, ha reconocido, "esto irá cambiando a medida que se vayan aprobando más vacunas" porque, por ejemplo, algunas de las que se están desarrollando en España sí que pueden ofrecer otro tipo de inmunidad porque no se basan en esa proteína sino en todo el virus. Por lo tanto, "la inmunidad será duradera y diferente a las de estas vacunas pero hay que esperar".

Durante la entrevista, la experta también se ha referido a la decisión del Gobierno de aplicar la vacuna de Astrazeneca a la población de entre 18 y 55 años, Álvarez cree "lógica" esta actitud puesto que "el ensayo clínico solo ha cubierto dicha franja de edad y nunca se permite que un grupo que no se haya estudiado se incluya en la vacunación porque no tiene resultados que lo avalen".

"Puede que no sea peligroso pero es mejor no adelantarse. Con el tiempo, el ensayo proseguirá y se irán metiendo a otros grupos para ver cómo afecta la vacuna. Lo único que hacemos ahora es postergar esa vacunación en esas edades pero eso no significa que, más adelante, no se pueda administrar a dichas franjas de edad", indica.

Esto ha ocurrido también con los niños y las mujeres embarazadas o lactantes porque, hasta hace poco tiempo no se habían probado las vacunas con ellos y "hay que esperar a que se incluyan en los grupos para ver realmente cómo les afecta".

Así, ha indicado, por ejemplo, la vacuna de Moderna ya está empezando a estudiar los efectos en embarazadas y niños de entre 12 y 18 años, "tendremos los datos dentro de unas semanas y, a partir de ahí, cuando conozcamos los resultados se podrá aconsejar esta vacuna pero, hasta entonces, hay que esperar".

La vacunación en España

Con respecto al ritmo de vacunación, la experta considera que vamos "lentos" pero, como ha matizado, en este caso "depende de las farmacéuticas que no proporcionan las vacunas". Las comunidades están intentando vacunar con las dosis que tienen "pero Europa y España van lentas comparado en otros países".

"Está claro que no nos podemos comparar con Israel, que son muchos menos habitantes y van muy rápidos, pero si nos comparamos con Estados Unidos, vemos una gran diferencia", ha lamentado.

Así las cosas, "la inmunidad de rebaño no podrá llegar en verano" porque "aunque sabemos que el número de vacunas va a ir aumentando y hay muchas que están a punto de salir al mercado debemos ser realistas". El problema es que, según ha indicado, "podemos tener 10 o 20 vacunas diferentes pero si no nos llegan o no están disponibles no hacemos nada".

Carmen Álvarez también se ha referido a los posibles efectos adversos de la vacuna. En el grupo de los más mayores apenas son conocidos aunque, como ha comprobado, "quizás los más jóvenes sí que han tenido alguno más como fiebre, desmayos o alguna reacción alérgica pero todo pasajero".

Para la experta, esto tiene "una explicación lógica y es que cuando uno se hace mayor el sistema inmune se va haciendo 'viejo' o se va quedando 'dormido' por lo que hay ciertas reacciones que no se producen".

También ha considerado "lógico" que aquellas personas que hayan pasado la enfermedad y tengan buena respuesta inmunológica puedan esperarse a ponerse la vacuna "sobre todo ahora que no tenemos tantas dosis" pero, como ha querido matizar, "esto debe ser analizado caso por caso por cada médico. El paciente debe tener un seguimiento y, según sea, decidir si se vacuna o no".

Finalmente, la experta cree que podremos tener una vacuna española contra el coronavirus a finales de este año. "Tenemos dos grupos que van a empezar los ensayos clínicos y sus propuestas tienen muy buena pinta aunque -como reconoce- también dependerá del dinero que se logre para ir un poco más rápido". Estas son las del grupo de Isabel Sola y Luis Enjuanes así como la del virólogo Mariano Esteban, todos del Centro Nacional de Biotecnología en el Consejo de Investigaciones en Madrid.

|||

A favor 6 En contra 43

USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí