Lunes 2 de Agosto de 2021Actualizado 16:15

El 12 de enero de 2021

Tiempo de lectura: 01:33
|||

Ocho meses de cárcel para una mujer que dejó morir de inanición a dos animales en Logroño

La sentencia considera probado que la acusada no quiso entregar a la perra y la gata a otra persona o asociación para que se hicieran cargo de ellas

perra que sufrió maltrato en Logroño

Rioja2

El Juzgado de Instrucción número 2 de Logroño ha condenado a una mujer a una pena de ocho meses de cárcel como autora de un delito continuado de maltrato  injustificado de animales domésticos. La sentencia, que deja en suspenso la privación de libertad condicionada a que esta persona no delinca en un plazo de dos años, también la condena a dos años de inhabilitación para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales.

Según el relato de hechos probados, la mujer residía en un domicilio de la calle Mayor de Logroño y tenía dos animales, una perra mestiza de mastín con pastor alemán y una gata común europeo de color blanco y rojizo.

La ahora condenada "tuvo problemas económicos y decidió buscar una nueva vivienda, dejó de pagar el alquiler en diciembre de 2019 y la compañía suministradora le cortó la luz de la vivienda".

En fecha no determinada, a principios de 2020, abandonó el domicilio y dejó allí encerrados a los dos animales. "La acusada no quería entregar los animales a ninguna persona o asociación", señala el fallo de un caso en el que la Asociación Protectora de Animales (Aparioja) se personó como acusación particular.

"Al no procurar la acusada que los animales tuvieran acceso a alimento e hidratación, la perra y la gata murieron en pocos días por inanición", detalla la sentencia.

A la conclusión del contrato de arrendamiento, el 1 de febrero de 2020, y como desde la vivienda se desprendía "un hedor característico", el propietario accedió al inmueble junto a agentes de la Policía Local el 3 de febrero, hallando este "en elevado estado de suciedad y abandono".

Los animales fallecidos se encontraban en el suelo del dormitorio (la perra) y del salón (la gata), "presentaban una delgadez extrema y un alto grado de autólisis, estando llenos de insectos". La perra además tenía puesto el bozal.

Los cadáveres de ambos animales fueron trasladados al Centro de Acogida de Animales para su incineración.

|||

A favor 7 En contra 1

USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí