Rioja2

Miércoles 27 de Enero de 2021Actualizado 16:55

El 8 de enero de 2021

Tiempo de lectura: 05:01
|||

Muchas teclas por afinar

El Zaragoza alivia sus penas con triunfo 2-0 sobre la UD Logroñés en un partido condicionado por un penalti al cuarto de hora.

Narváez superó a Dani Giménez desde los once metros

Rioja2

Otro portero inédito. Es lo que tiene esta UD Logroñés que no termina por saber cómo son los metas de los equipos rivales. Con esta guisa es bastante complicado sumar en la Liga SmartBank, así que los 27 puntos que ha logrado en la primera vuelta el cuadro riojano son para poner un monumento. Otra cosa es la sensación que ha desvelado en el estreno en el profesionalismo. Adaptación; solidez y efectivad; inoperancia y fragilidad. Alcanzado el ecuador de la competición, los logroñeses intentan escapar de esta tercera fase que se prolonga en el tiempo y que puede complicar la existencia ya que el equipo alberga muchas dudas ante la incapacidad para generar ocasiones -no digamos para tirar-, mientras que en la parcela defensiva -algo tendrán que ver las diferentes composiciones propuestas por Sergio Rodríguez- se cometen errores individuales que acaban en goles.

En La Romareda, 2-0 en la conclusión, se empezó bien, con buenas intenciones, pero un penalti, más que discutible, varió la idea inicial de los riojanos que cuando tienen que ir a remolque no encuentran la manera de cambiar el rumbo (se continúa jugando igual, más allá de alguna variación táctica que rara vez encuentra lo deseado). A partir de ese momento, el Zaragoza que cuajó un partido serio, sin estridencias, sin errores defensivos y con algo más de pegada que su oponente (es fácil a día de hoy) se encontró con el partido perfecto para escapar del descenso, momentáneamente, y aliviar sus penas.

Porque, nada más comenzar el segundo tiempo Bermejo sentenció la contienda, por mucho que el técnico logroñés buscara modificaciones de hombres y de dibujo. Que haya que esperar al minuto 90 para ver un gol anulado a Andy por ajustado fuera de juego de Rubén Martínez y al minuto 92 para comprobar que el Zaragoza tenía un portero, tiro lejano de Álex Pérez que se envenenó tras rozar en Ander Vitoria, es sintomático de que hay cosas que mejorar. Dos semanas tiene el cuerpo técnico de los blanquirrojos para preparar el choque ante el Oviedo.

Y eso que la propuesta inicial de Sergio Rodríguez fue buena. Con Sierra y Andy al mando de las operaciones, con Paulino percutiendo por la derecha y con Roni, incisivo cuando se dejaba caer a los costados. La presión alta sobre los aragoneses surtía su efecto porque los de Juan Ignacio Martínez (JIM) estaban a merced de los blanquirrojos, más intensos y activos. La nota discordante la ponía un revolucionado Siddiki, que no acaba de cuajar en esta Liga SmartBank. Se jugaba en campo de un Zaragoza que cuando se sacudía de esa primera línea de presión riojana le daba pausa para frenar el ímpetu de los logroñeses.

Pero como casi siempre le sucede a esta UD Logroñés no terminaba de materializar sus aproximaciones. Una gran combinación colectiva la cerró Paulino incorporándose en el área y chutando, muy escorado, fuera y sin coger portería. Podía ser un aviso de lo que iba a llegar. Sin embargo, los locales, con poco, trasladaron el peligro a la otra zona del campo. De hecho, con dos saques de esquina el partido dio un vuelco. Dos acciones idénticas: balón al primer palo y remate de cabeza. Narváez hizo lucirse a Dani Giménez, mientras que un defensor evitaba el tanto en la jugada posterior.

El Zaragoza se lo creía y su rival dudaba. Se acusó en un centro desde la izquierda cuando un balón se quedó muerto en el corazón del área. Francés estaba habilitado porque a Andoni López le costó un mundo salir. El central aragonés llegó a rematar alto y después aparecía Dani Giménez para contactar con el defensor. Penalti. De los llamados de interpretación. Si Francés hace un autopase, penalti sin discusión. Una vez que el golpeo ya se había producido, vienen más dudas al respecto de su señalización.

Sea como fuere, el marcador adverso pesó en la UD Logroñés. Se quería volcar, pero en una contra Andoni López, ahora sí concentrado, taponaba el remate franco de Bermejo. Los riojanos lo intentaban, aunque sin llegar a probar a un tranquilo Álvarez. Es más, el peligro, también lógico, se producía en la meta de Dani Giménez, que atrapa en dos tiempos otra transición ofensiva acabada por el colombiano Narváez después de una buena finta de Bermejo.

En el intermedio empezó a nevar y Sergio Rodríguez aprovechó para introducir dos cambios: Petcoff por el amonestado Sierra y Medina, ubicado por delante de Iago López, por un desdibujado Siddiki. Como sucediera en el arranque del duelo, la UD Logroñés asumía el control. Paulino asistía de lujo en una falta lateral pero Olaetxea en vez de estirarse y buscar la pelota, se escondía detrás del defensa. Como suele ocurrir, después de perdonar el empate se acaba pagando. Acción por el perfil zurdo de Narváez para que Bermejo fusilara desde el punto de penalti. 2-0, un marcador abultado para los méritos de unos y otros. Por delante, más de media hora.

Bogusz entraba por Olaetxea para ver si, por fin, hay conexión arriba, si, de una vez, los remates se concatenaban. Medina le daba chispa y velocidad por la derecha, Paulino continuaba desbordando pero sin concretar, mientras que el polaco lo intentaba en alguna que otra tarascada. Pero seguía siendo un bagaje paupérrimo para creer en la remontada. Quizá por ello Ander Vitoria salía a escena por Iago López. Al Zaragoza, que estaba a gusto, sin sufrir atrás y sin necesidad de proponer, no le preocupó. Así que su objetivo se ceñía en dejar pasar el tiempo y confiar en no cometer ningún error que pudiera poner en entredicho el triunfo. La UD Logroñés, por su parte, no bajaba los brazos, pero no es suficiente porque ni empujó, ni achuchó, ni transmitió sensación de porfiar (amén del gol anulado a Andy y un tiro desesperado de Álex Pérez, todo ello ya en el tiempo de descuento) por algo, lo que sea. Lo mejor, probablemente, es que hay dos semanas para el siguiente compromiso. Tiempo para trabajar y mejorar.

Ficha técnica

Zaragoza: Álvarez; Vigaray, Francés, Jair Jr., Chavarría (Nieto, min. 75); Zanimacchia, Eguaras, Francho (Zapater, min. 92), Narváez (Larra, min. 89); Bermejo (James, min. 89) y Fernández (Azón, min. 75).

UD Logroñés: Dani Giménez; Iago López (Ander Vitoria, min. 71), Álex Pérez, Gorka, Andoni López; Paulino (Rubén Martínez, min. 85), Sierra (Petcoff, min. 46), Andy, Siddiki (Medina, min. 46); Olaetxea (Bogusz, min. 57) y Roni.

Goles: 1-0, min. 17: Narváez, de penalti. 2-0, min. 54: Bermejo.

Árbitro: Luis Mario Milla Alvendiz (Comité Andaluz). Amonestó a Chavarría (min. 69), por el Zaragoza; y a Sierra (min. 42), Iago López (min. 44), Paulino (min. 62), por la UD Logroñés.

Foto: Real Zaragoza

|||

A favor 2 En contra 0

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí