Martes 27 de Julio de 2021Actualizado 13:36

El 22 de diciembre de 2020

Tiempo de lectura: 03:29
|||

Rubio prevé una "cuesta de enero" en la evolución del coronavirus

Las residencias llevan cinco días consecutivos sin positivos

Pablo Rubio, consejero de Servicios Sociales

Rioja2

El consejero de Servicios Sociales y Gobernanza Pública, Pablo Rubio, y la directora de Dependencia, Discapacidad y Mayores, María Somalo, han comparecido en la Comisión Institucional, Desarrollo Estatutario y de Régimen de la Administración Pública para informar de la situación y evolución de las medidas adaptadas por el Ejecutivo Regional en la pandemia.

Así, y centrado en las residencias de personas mayores, el consejero de Servicios Sociales y Gobernanza Pública ha destacado las cifras de los últimos días en las residencias de personas mayores que llevan cinco días consecutivos sin ningún positivo a la vez que ha alertado y mostrado su preocupación de cara al próximo mes de enero. “Asociamos enero a una cuesta”, ha dicho Rubio, “las residencias de personas mayores ahora están ahora en el valle, en el punto más bajo del valle, pero no somos optimistas y asistiremos, previsiblemente, a una cuesta de enero en la evolución de la COVID-19”.

En su exposición, Rubio, ha recordado que las residencias “no son islas” y que la evolución de la pandemia en estos centros es similar a la evolución en la sociedad. “Ahora tenemos un dato magnífico porque llevamos cinco días consecutivos sin positivos, un dato detrás del cual hay muchísimo sufrimiento y situaciones muy duras”. Además, en esta segunda ola se ha constatado que las residencias de personas mayores más afectadas han sido aquellas que durante la primera tuvieron una escasa afectación independientemente sean públicas o privadas.

En lo relativo a las acciones llevadas a cabo desde la Consejería de Servicios Sociales y Gobernanza Pública, el titular de la Consejería ha recordado las medidas que se han adoptado para “romper la presión emocional porque los usuarios de las residencias de personas mayores permanecían confinados desde el pasado 24 de agosto”.

De esta forma, la Consejería de Servicios Sociales y Gobernanza Pública ha redactado varios protocolos para para permitir las visitas y salidas de los residentes. Así, desde el pasado 2 de diciembre se permiten las visitas a los usuarios de estos centros que han permanecido blindados desde el pasado 24 de agosto. Visitas en las que se extreman las medidas de seguridad y están sujetas a una serie de condiciones y requisitos. Entre otros, deben concertarse con cita previa, son de media hora de duración y con un único familiar.

Asimismo, y una vez que la situación está controlada en las residencias de personas mayores, la Consejería de Servicios Sociales y Gobernanza Pública ha acordado flexibilizar estas visitas exclusivamente durante las vacaciones de Navidad, durante el periodo comprendido entre el 23 de diciembre de 2020 y 6 de enero de 2021. A lo largo de estos días, se amplía el número de familiares de uno a dos y el tiempo de la visita se incrementa de media hora a una hora. El resto de requisitos no varía.

Asimismo, y también durante el periodo comprendido entre el 23 de diciembre y el 6 de enero, los residentes podrán salir de los centros para pasar las fiestas de Navidad por un periodo de diez días. Estas ‘altas temporales’ también deberán cumplir una serie de requisitos tal y como recoge el protocolo. Durante la estancia fuera del centro, los usuarios deberán cumplir todas las medidas de seguridad; uso de mascarilla, mantener la distancia de seguridad; lavado frecuente de manos; y ventilación de espacios cerrados.

Una vez disfrutada la estancia fuera del centro, el residente deberá contar con una PCR negativa o prueba de detección de SARS-CoV-2, solicitada a través de los mecanismos habilitados para ello por parte de la Consejería de Salud realizada, como máximo, 72 horas antes de la fecha de reingreso en el centro.

Impedir la entrada del virus en las residencias de personas mayores es el objetivo de la Consejería de Servicios Sociales y Gobernanza Pública y, por esta razón, además de extremar las precauciones con los usuarios, también es fundamental cuidar la salud de los profesionales de ahí que el Ejecutivo regional realice, semanalmente y de forma extraordinaria, pruebas diagnósticas a estos profesionales, incluidos los trabajadores externos, para poder detectar positivos asintomáticos y cortar así la cadena de transmisión. El Ejecutivo regional, a través de la Consejería de Servicios Sociales y Gobernanza Pública, ha destinado 162.000 euros para adquirir 36.000 pruebas diagnósticas.

Por último, el consejero de Servicios Sociales y Gobernanza Pública, ha recordado que el próximo domingo 27 de diciembre comenzará el proceso de vacunación en La Rioja y ha reiterado que, usuarios y trabajadores de residencias de personas mayores, son un colectivo prioritario.Estamos hablando de cerca de 3.000 usuarios de residencias de personas mayores más los trabajadores, un número similar o incluso superior a muchos municipios de La Rioja, a los que pretendemos dotar de un nivel de seguridad elevado, aunque no podamos garantizar una seguridad plena”.

|||

A favor 0 En contra 1

Reto Demográfico
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí