Domingo 28 de Noviembre de 2021Actualizado 17:42

El 7 de noviembre de 2020

Tiempo de lectura: 04:48
|||

La tercera victoria seguida es un hecho

La riqueza táctica y la efectividad, de nuevo, permiten encadenar el tercer triunfo consecutivo a la UD Logroñés ante el Cartagena con gol de Ander Vitoria (0-1).

La UD Logroñés se midió al Cartagena en el Cartagonova

Rioja2

La efectividad al poder. Los últimos cinco tiros entre los tres palos de la UD Logroñés han sido gol. Tres frente al Oviedo, uno ante el Alcorcón y el último contra el Cartagena. Así se han gestado tres victorias consecutivas. Pero no todo es contar con el acierto, que también. Detrás de ello hay más cosas. Por ejemplo, la riqueza táctica con la que se desempeña un equipo que busca la forma de encajar las piezas, de sacar las virtudes de unos y de otros para el beneficio del colectivo. Defensa de cinco, dos delanteros, los extremos que se meten por dentro… Todo provoca sobresaltos, giros de guion impensables. Que Ander Vitoria llevaba sin aparecer varias semanas e incluso se le cuestionaba el nivel para la categoría, pues sale en Cartagonova y hace lo que mejor sabe hacer, rematar de cabeza de manera imposible que el portero la cace y dar el triunfo a los suyos (0-1).

Por el momento, la UD Logroñés sonríe. Lo consigue por su trabajo, por su capacidad para saber sufrir, por su orden y solidez defensivo… y por su efectividad. La gestión del vestuario, a tenor de los resultados, está siendo de diez porque no hay malas caras y todos suman, hasta los que parecía que no iban a estar. Los futbolistas asumen que hoy les toca a unos y otro día a otros, pero que a lo mejor pueden ser clave para ganar (ahí está el caso de Ander Vitoria) cuando menos se lo esperan. Eso lo da la confianza individual y la mentalidad colectiva. Si en el arranque del curso, este bloque estaba poco adaptado porque fallaba cuando no debía, la actual racha positiva -algún día terminará- ayuda a afrontar cada compromiso consciente de las posibilidades reales no ya de sumar sino de llevarse la victoria.

En tierras murcianas, Sergio Rodríguez dio una nueva vuelta de tuerca al estrenar el 5-3-2 para buscar la manera de sumar ante un Cartagena en alza. Con Clemente y Bogusz, ya afianzados en el once, en esta ocasión, la idea pasaba por contar con presencia en el área contraria con Leo Ruiz y Roni, además de dar cierta libertad en ataque a Iñaki, incombustible, por su perfil zurdo, como se pudo comprobar durante la primera media hora y los últimos instantes del choque.

Elementos que se tradujeron en un ritmo bajo durante la primera media hora en la que ambos conjuntos se afanaron en no cometer errores graves. Apenas hubo aproximaciones, más allá de un tiro alto de Elady antes el minuto inicial, otro de Bogusz, después de una buena combinación blanquirroja -en Cartagona de azul- y un par de saques de esquina, uno para cada equipo. Los más destacable fue el aparente control de la UD Logroñés hasta que Elady marcó un gol que no subió al marcador porque la pelota había salido del campo antes de que David Simón la pusiera en el corazón del área.

Una jugada que atemorizó a los visitantes, que dejaron de pisar campo ajeno, para estar más pendientes de tapar espacios. Cierto que los de Borja Jiménez tampoco apretaron el acelerador, lo que permitió un equilibrio tácito en el que las dos escuadras se neutralizaban con orden, ayudado por la falta de riesgo en los pases y la dificultad de jugar entre líneas. El único resquicio al que se quiso agarrar el cuadro local fue la lesión de Álex Pérez, lo que le dejó unos instantes con superioridad por mucho que el madrileño se colocara en punta de lanza hasta que se produjo la sustitución un pelín antes de alcanzar el descanso. No hubo consecuencias y el duelo seguía en el aire.

En la segunda mitad, los anfitriones comenzaron dominando. Álex Gallar, con una falta lateral envenenada, ponía en aprietos a Santamaría, que atrapaba en dos tiempos -como viene siendo habitual desde que se hiciera con la portería de los riojanos-. A la UD Logroñés le costaba hilvanar. Bogusz pasaba desapercibido, Andy no terminaba de ser protagonista, mientras que Leo Ruiz y Roni corrían, pero sin que produjeran nada. Faltaba conexión en los logroñeses y eso lo quiso aprovechar el Cartagena para hacerse con la pelota. De nuevo Álex Gallar percutía por la izquierda, primero para forzar un córner y después para enganchar un zapatazo que se fue al poste.

Sergio Rodríguez modificaba el dibujo, se pasaba al 4-4-2, para recuperar el control y para que Paulino y Zelu fueron verdaderas amenazas por los costados o ganando la superioridad por dentro. Le sentaron bien las variaciones a la UD Logroñés, que respiró y amenazaba, aunque sin culminar. Los cartageneros no se quedaron expectantes porque ahora gozaban de espacios para hacer montar transiciones cuando los riojanos se animaban, poco y sin tirar a portería.

Pese a ello, el técnico logroñés daba más consistencia con Errasti en la medular -ausente ya varios encuentros- y con Ander Vitoria -también hacía muchas jornadas que no actuaba- y quitar a la dupla de delanteros en el último cuarto de hora, además de activar el 4-2-3-1. Zelu remataba de volea un centro de Iñaki (prácticamente la única alternativa en juego de generar cosas- que se iba al lateral y Paulino lo intentaba con un tiro cruzado que se iba por poco. En apenas un minuto, los visitantes habían hecho más que en el resto de encuentro.

Se le iba a dar continuidad porque el capitán la puso en el área y Ander Vitoria hizo el resto para superar por arriba a Marc Martínez. La UD Logroñés lo volvía a hacer. Un tiro entre los tres palos, un gol. En Oviedo fueron tres de tres y ante el Alcorcón, el pasado lunes, uno de uno. Es decir, la apuesta por la efectividad es máxima y poco se puede decir después de encadenar tres victorias seguidas. El Cartagena, por muchos cambios que hizo Borja Jiménez, no se lo podía creer y mientras estuvo en ‘shock’ no sucedió nada en el partido hasta el tiempo de añadido donde hubo algo más de presión y varios centros laterales sin consecuencias para los riojanos que siguen de dulce.

Ficha técnica

Cartagena: Marc Martínez; David Simón (William, min. 87), Andújar, Rhyner, De la Bella; Álex Gallar, Clavería (Aguza, min. 81), Carrasquilla, Nacho Gil (Moreno, min. 87); Rubén Castro y Elady (Cayarga, min. 81).

UD Logroñés: Santamaría; Iago López, Álex Pérez (Gorka, min. 42), Bobadilla (Zelu, min. 63), Clemente, Iñaki; Bogusz (Paulino, min. 63), Andy, Olaetxea; Roni (Ander Vitoria, min. 78) y Leo Ruiz (Errasti, min. 78).

Gol: 0-1, min. 85: Ander Vitoria.

Árbitro: Aitor Gorostegui Fernández-Ortega (Comité Vasco). Amonestó a David Simón (min. 33), por el Cartagena.

Foto: FC Cartagen

|||

A favor 6 En contra 0

0 comentarios
UR Semana de la CienciaConsejo Regulador DOC RiojaFamilias de AcogidaConvivencia escolarTeatro Bretón NEVERMORE
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí