Sábado 28 de Enero de 2023Actualizado 20:14

El 29 de octubre de 2020

Tiempo de lectura: 02:57
|||

La Escuela Oficial de Idiomas arranca el curso con un enorme aumento de matrícula a distancia

La adaptación a las nuevas normas sanitarias se está realizando sin incidencias y con un alumnado que "sigue escrupulosamente todas y cada una de las indicaciones"

escuela de idiomas, fuera

Rioja2

Los alumnos de la Escuela Oficial de Idiomas han vuelto a las aulas en un curso marcado sin duda por la pandemia de coronavirus, que ha obligado a cambiar rutinas, entradas y salidas del centro, metodologías...

Hace dos semanas comenzaron las clases de italiano, francés y alemán y, la semana pasada, las de inglés.

"Pero llevamos todo el mes de septiembre haciendo exámenes, más de 1.500 personas en dos centros (la propia EOI y el IES Delhúyar) y todo ha sido perfecto, fantástico, mucho mejor de lo que jamás pudiéramos haber imaginado, sin ningún tipo de incidente", destaca Michel Casals, director de la EOI de Logroño.

La situación de crisis sanitaria ha motivado un incremento muy importante de la demanda de enseñanza a distancia. "Ha aumentado muchísimo, por lo menos un 25% con respecto al año pasado", señala Casals, que todavía espera que el incremento sea mayor porque el plazo de matrícula se extenderá hasta el 6 de noviembre.

Entre las ventajas que ofrece el programa That's English este curso está la posibilidad de cursar el nivel C1 de inglés a distancia, un C1 que se puede cursar en un solo año, a diferencia de lo que sucede en la enseñanza presencial, que requiere dos años. "La gente que ya tiene un cierto nivel y necesita sacarse el título, con las tutorías y orientaciones que le damos puede llegar a sacárselo así", cuenta Casals.

Esto contrasta con el fuerte descenso de las matriculaciones en la modalidad presencial, que puede rondar porcentajes similares a ese 25%. "Entre los alumnos que estaban ya con nosotros, la disminución es pequeña, porque la gente ya conoce la escuela, sabe cómo trabajamos, pero el primer curso de cualquier idioma sí se ha notado porque empezar algo nuevo en estas circunstancias se hace complicado", subraya el director de la EOI de Logroño.

Plan de contingencia

El centro cuenta con un Plan de Contingencia para adaptarse a la situación de pandemia y "de momento nos está funcionando bastante bien", indica Casals, que añade que el documento establece un máximo de 24 personas en el aula. "Puede parecer mucho, pero nosotros no somos un instituto, nuestros alumnos son adultos, es gente capaz de estar sentada sin moverse durante las más de dos horas, que sigue escrupulosamente todas y cada una de las indicaciones", asegura, añadiendo que entre el alumnado de la EOI hay profesionales sanitarios.

No ha sido necesario adaptar las aulas, pero sí se han modificado las entradas y salidas para evitar que coincidan los diferentes grupos. "Lo que no queríamos es que la gente 'pululase' por el centro, que en las horas punta pudiera haber alumnos que se juntasen con otros, por eso los primeros días el profesor esperaba fuera a los alumnos y los conducía al aula para que conociesen el camino que debían seguir obligatoriamente", explica Casals.

El coronavirus también ha afectado a la incorporación de los auxiliares de conversación nativos, los conocidos como 'lectores'. "De alemán, italiano y francés han venido, pero en inglés teníamos tres adjudicados más uno australiano que suele venir en enero y nos han fallado todos. En un centro con niveles C, tener un auxiliar que viene del país supone traer el idioma vivo, es una gran pérdida pero intentaremos subsanarlo como podamos", detalla el director de la EOI de Logroño.

Pese a estos inconvenientes, la valoración que hace Casals tras los primeros días de clases es que "esto es mucho más normal de lo que nos parecía". "Es cierto que estamos todos con mascarillas, que hay mucha ventilación, que hay ajustes en las actividades que se hacían en grupo... Pero luego no es tan distinto y eso es porque somos unos privilegiados con nuestro alumnado, que es fantástico, muy disciplinado, que sabe exactamente lo que quiere, para qué viene y que ayuda muchísimo al profesorado", concluye.

E insiste: "la seguridad 100% no existe, claro, pero podemos garantizar una altísima seguridad en el centro y con mucho entusiasmo, como siempre".

|||

A favor 5 En contra 0

Producto riojanoVoces de la LenguaCSIF educación 2PP Por un buen gobiernoSanidad PúblicaPSOE Medio Ambiente