Martes 26 de Octubre de 2021Actualizado 10:28

El 28 de octubre de 2020

Tiempo de lectura: 03:09
|||

Ahogado por un deficiente comienzo

El BM Logroño pierde 28-32 ante Bidasoa, presa de un desastroso inicio que arrastró durante todo el partido.

El BM Logroño perdió en el Palacio ante Bidasoa

Rioja2

Velasco pide tiempo muerto porque el duelo se va de madre. Apenas 8 minutos de juego y un contundente 1-6 en el marcador. Enfrente no está Puente Genil; el adversario es Bidasoa. La diferencia es insalvable. Ahí se perdieron los puntos en el enfrentamiento ante los irundarras correspondiente a la quinta jornada que se disputó este miércoles. Una losa insalvable por mucho esfuerzo que realizara un BM Logroño que, cierto es, no le perdió la cara y trató por todos los medios de remediar el deficiente arranque. De hecho, lo medio vislumbró, parecía arreglarlo en los compases finales del primer tiempo con el 11-14 que se transformó en 12-17 al descanso, y con los cercanos 24-26 (25-27, 26-28) y 27-29, aunque todo concluyera con el definitivo 28-32.

Mientras que Bidasoa entró enchufado al encuentro, el BM Logroño lo hizo al ralentí tanto en defensa como en su faceta más preocupante, la del ataque. Sobre todo, como aconteció en el Palacio cuando se desperdician tantas opciones aparentemente sencillas como lanzamientos francos bien desde seis y nueve metros. Todo le pesa a este conjunto franjivino que se puede comprobar por el juego y los resultados no acaba de encajar en esa lucidez anterior al confinamiento del pasado marzo. Hasta ese momento, más allá de que era otra plantilla, había conjunción, fluidez, aplomo, confianza en la labor ofensiva. Actualmente, no hay continuidad y en muchos partidos ha sido un problema difícil de superar. En este sentido, si atrás no se está firme ante un rival de la entidad de Bidasoa, pasa lo que pasa, que te comes un 1-6 sin enterarte.

Que no era la tarde quedó patente cuando tras el 2-8 y con el 3-9, Balenciaga fallaba un 7 metros ante Ledo a los 13 minutos. No sería el único en marrar desde ese punto. Tres de ocho, los riojanos por el pleno (tres de tres) de los hombres de Jacobo Cuétara. Casado, Balenciaga, Edu Cadarso, Hackbarth y Moreira. Cinco lanzadores y múltiples fallos. Demasiados para levantar un marcador tan en contra. Aun con un resultado tan abultado en contra, 3-10, el BM Logroño levantó la cabeza. Con Jorge Pérez ya bajo palos, había sustituido a Rangel tras el 3-9, encadenó un parcial ilusionante de 3-0.

Los vascos recuperarían la renta merced a un 0-3, que era respondido con empuje por los locales con otro 3-0 gracias a los goles de Oswaldo, Moreira y Balenciaga. Minuto 21 y 9-13. Se podía hacer algo. La dinámica acompañaba. Había intensidad y algo más de puntería. Ledo ya no era un frontón, por así denominarlo. El 11-14 animaba a los anfitriones, lástima que Bidasoa reaccionara calmando los ánimos al descanso después del 1-3 de los últimos cinco minutos del primer acto para cerrarlo (12-17). Cuesta arriba.

Así se volvió a la pista. Rangel regresaba bajo palos después del 13-18. Bidasoa continuaba a lo suyo, le iba bien el plan. 14-20 después de 6 minutos de una segunda mitad que podía ser muy larga. El intercambio de goles sirvió para equilibrar un poco la contienda, los de Cuétara se dejaban querer ya que mantenían una ventaja cómoda que nunca bajaba de los cuatro goles y que se estabilizaba con el 17-22 y posterior 20-25 en el ecuador del segundo periodo. Entre medias, Ceretta había visto una roja, por lo que su participación ya no iba a ser posible.

Entonces Edu Cadarso activó a los suyos, hizo creer en una remontada. Los irundarras empezaron a dudar y a sudar. El marcador se estrechaba, 25-27, y el jugador riojano pudo hacerlo más corto, pero su lanzamiento a falta de 11 minutos se iba al poste. Pese a ello, se intuía un final apretado. Al menos, los franjivinos llegaban con algunas posibilidades. Pero, como es lógico, Bidasoa no estaba dispuesto a dilapidar su buen trabajo. Así que se encomendó a Azkue -acabó con 10 goles- para que desde los 7 metros certificara el triunfo. Con dos seguidos aliviaba a sus compañeros para salir airosos del embrollo en el que los quería involucrar el BM Logroño con el 26-28 y el 27-29, después de que Edu Cadarso (máximo goleador de los locales con 7 tantos) marcara con todavía tres minutos por disputarse.

Ledo, desapercibido desde hacía ya mucho tiempo, volvió a erigirse en protagonista con dos paradas finales que hicieron más tranquilo el triunfo por 28-32 de un Bidasoa invicto hasta la fecha -ha jugado seis encuentro- y que se marchó de Logroño satisfecho por dejar en el camino a un rival que ya no va a ser tan directo como sí sucedió en las dos últimas campañas.

Foto: BM Logroño

|||

A favor En contra

0 comentarios
Premios A Crear 2021CCOO Igualdad
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí