Rioja2

Lunes 26 de Octubre de 2020Actualizado 22:21

COVID Responde
Reactivación económica
El 17 de octubre de 2020

Tiempo de lectura: 04:59
|||

Un detalle que da y quita puntos

El Leganés, con un juego directo y más físico, gana a la UD Logroñés (0-1) desde el punto de penalti pese al arreón final de los blanquirrojos.  

UDL vs Leganés, fútbol, Las Gaunas,

Rioja2

En La Liga SmartBank se puede ganar sin brillantez, sin el juego combinativo, sin someter al contrario, sin posesiones largas… basta con apelar a un detalle, a un resquicio para llevarse a su terreno el duelo y sumar tres puntos para alcanzar el objetivo. Algo parecido hizo el Leganés para quebrar la racha sin perder de la UD Logroñés en Las Gaunas -septiembre de 2019-. Aprovechar el VAR donde un brazo de Andy puso en bandeja el tanto de Borja Bastón desde los once metros.

Un tanto, a la media hora, que condicionó el devenir de un encuentro en el que los de José Martí impusieron su físico y su juego directo. Buscó el conjunto de Sergio Rodríguez el empate en los últimos veinte minutos, con un ataque casi total, donde Iñaki se convirtió en el lanzador de los suyos. Andy y Siddiki, ambos de cabeza, pudieron empatar pero Cuéllar y Omerou, bajo palos, respectivamente lo evitaban.

Una derrota, sí, pero que debe servir para seguir confiando en una UD Logroñés que no agachó la cabeza, que buscó alternativas -no como ocurría en otras citas- para hacer daño a un rival que durante muchos minutos parecía impenetrable y que al final dio muestras de debilidad cuando el duelo languidecía.

Sergio Rodríguez ya tuvo un contratiempo antes de empezar. Miño se lesionaba mientras calentaba y era Yari (tercer portero de la entidad) el que tenía que debutar en la Liga SmartBank. Variante que podía resquebrajar la confianza de los blanquirrojos después de su merecida victoria de hace una semana ante el Almería. Podía, porque no lo hizo. Sobre todo, por que Yari a los 5 minutos demostró su capacidad bajo palos al sacar una pierna y evitar el remate claro de Rodri Tarín tras una falta lateral.

El Leganés no es el Almería. Los rojiblancos son más jugones, quieren someter a su rival a través de la posesión y del juego combinativo; los de José Martí, no. Parten de un juego más directo, en busca de sus dos referencias, Borja Bastón y Santos, para después de ganar metros, hacerse fuerte en campo rival y buscar petróleo a partir de la segunda jugada, de una acción a balón parado o de un despiste defensivo. Por lo tanto, el reto de los logroñeses era distinto al de días atrás.

Quizá por eso, la idea de los anfitriones pasaba por elaborar más, darle pausa para controlar los tiempos, evitar quedarse descolgados tras montar una contra y perder la pelota. El Leganés no sufría, la UD Logroñés no llegaba. El duelo transitaba en saber qué equipo era mejor cuando dominaba el cuero. Mucho juego aéreo, poca combinación y mayor sensación de estar a gusto del cuadro madrileño que confirmó las sospechas en una falta lateral. Balón envenenado con dirección portería que se peinó en primera instancia, Andy trata de anticiparse a un rival y el esférico le da en el brazo derecho, mientras está de espaldas y cayéndose (voluntariedad cero). Pese a que la acción acaba en córner por una gran estirada de Yari, el VAR revisa la jugada y el árbitro da penalti. Una pena máxima que Borja Bastón no desaprovecha con un tiro a media altura potente por el medio.

La reacción de la UD Logroñés pasa por un tiro de Olaetxea dentro del área que acaba en saque de puerta después de rechazar en Le Ruiz. Por su parte, el Leganés sacó el manual del oficio: un par de cartulinas, se para el ritmo, algún futbolista local se calienta (caso de Zelu que atropella a un rival para ver la amarilla) y a alcanzar el descanso sin que suceda nada (más allá de numerosas interrupciones e imprecisiones) y sin que el conjunto blanquirrojo sea capaz de poner en aprietos a Cuéllar, prácticamente un espectador en Las Gaunas.

La segunda parte comenzó con Paulino en el césped, pero para actuar como delantero en compañía de Leo Ruiz (hasta que Roni apareció en el partido y se fue al costado derecho, donde estuvo muy participativo). El sacrificado fue Errasti, mientras que Olaetxea retrasó su posición. Dos saques de esquina seguidos y una falta lateral, rematada fuera por Álex Pérez, fue el empuje de los blanquirrojos. La respuesta la dio José Arnaiz en un balón largo para retar a Yari, el cual envió a córner con el cuerpo.

Intercambio de aproximaciones y vuelta a la refriega: juego directo, duelos individuales, segundas jugadas… por eso camino mucho mejor un Leganés convencido de lo que practica. Así, Santos tuvo la oportunidad de finiquitar el choque tras un pase de Borja Bastón a la espalda de los dos centrales blanquirrojos. El delantero recortó a Yari y el balón se marchó por querer adornarse en el regate.

La UD Logroñés lo intenta, ahora con Roni, pero los de José Martí estaban cómodos con el resultado y con lo que acontecía en el campo. Pero entonces llegó el momento de empujar, de apretar los dientes y de buscar el empate con ahínco. Iñaki, desde el perfil zurdo, fue el impulsor de los mejores minutos de los anfitriones. De sus botas vinieron varios centros y en uno de ellos, Andy pudo igualar con un cabezazo en el segundo palo, pero Cuéllar, inactivo hasta ese momento, salvó a los suyos. Una jugada que animó a los blanquirrojos, que acumularon centros de derecha e izquierda, pero sin el remate certero.

El Leganés estaba tocado, podía sentenciar a la contra, pero ahora se afanaba en defender. Más aún cuando Sergio Rodríguez se la jugó con un 3-4-3, a lo que respondía José Martí poblando su defensa con cinco hombres. Era un ataque total donde cada centro al área traía consecuencias, rechaces y un remate de Siddiki con la cabeza, con Cuéllar superado, que sacaba bajo palos Omerou. Los locales merecían, como sucediera ante el Castellón, pero ni Ander Vitoria ni Rubén Martínez pudieron cambiar el rumbo en los pocos minutos que estuvieron en liza.

Ficha técnica

UD Logroñés: Yari; Iago López, Álex Pérez, Gorka (Rubén Martínez, min. 82), Iñaki; Zelu (Roni, min. 60), Errasti (Paulino, min. 46), Andy, Siddiki; Olaetxea (Sierra, min. 87) y Leo Ruiz (Ander Vitoria, min. 87).

Leganés: Cuéllar; Palencia, Omerou, Rodri Tarín, Javi Hernández; Dani Ojeda (Eraso, min. 77), Gaku (Bustinza, min. 84), Rubén Pérez, José Arnaiz (Rubén Pardo, min. 85); Santos (Luis Perea, min. 77) y Borja Bastón (Sabin Merino, min. 64).

Gol: 0-1, min. 31: Borja Bastón, de penalti.

Árbitro: Javier Iglesias Villanueva (Comité Gallego). Amonestó a Zelu (min. 40), por la UD Logroñés, y a Javi Hernández (min. 35), Borja Bastón (min. 36) y Luis Perea (min. 91) por el Leganés.

Foto: UD Logroñés

|||

A favor 0 En contra 1

USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí