Rioja2

Jueves 13 de Mayo de 2021Actualizado 21:45

El 1 de octubre de 2020

Tiempo de lectura: 05:15
|||

BBVA prevé una reducción del PIB riojano del 10,2% en 2020 y un crecimieto del 6,6% en 2021

El estudio de la entidad subraya una destrucción de 3.000 empleos en la región en estos dos años

Dinero

Rioja2

Según las previsiones de BBVA Research, el PIB de La Rioja podría reducirse en 2020 un 10,2%. Esta fuerte contracción se explica por la aplicación de las medidas de confinamiento durante más tiempo del esperado inicialmente, el mayor impacto de las restricciones sobre la
demanda interna, la reducción intensa del gasto en bienes y servicios producidos internamente y la caída del sector turístico.

Para 2021, el crecimiento podría situarse en el 6,6%. De cumplirse estas previsiones, se perderían 3.000 empleos en el conjunto de 2020 y 2021. En todo caso, la principal incertidumbre radica en la evolución de la pandemia y en la efectividad de las medidas tomadas para limitar el contagio.

El último informe ‘Situación La Rioja’, presentado este jueves por Miguel Cardoso, economista jefe para España de BBVA Research, y Carlos Gorria, director de la Territorial Norte de BBVA, señala que la actividad económica en La Rioja habría retrocedido cerca del 20% en el acumulado del primer semestre de 2020 respecto a finales de 2019.

Por ello, para 2020 el Servicio de Estudios de BBVA rebaja las previsiones de crecimiento de la región hasta el 10,2%, lo que supone un impacto de la crisis menor que en el conjunto de la economía española.

El desplome de la actividad en 2020 se debe a una duración mayor que la esperada de las medidas de confinamiento, un mayor impacto de las restricciones sobre la demanda interna, en particular sobre el consumo social, la disminución del gasto de las familias riojanas, principalmente de bienes y servicios producidos internamente, y el desplome del sector turístico.

La reducción del gasto de los hogares en la región durante el primer semestre del año habría sido algo menor que la caída del conjunto de España, pese a que "la reacción inicial fue algo más intensa, dada la virulencia y rapidez con la que llegó la pandemia a esta comunidad". Este descenso se habría concentrado en sectores de consumo social como la restauración, el ocio y el turismo En esta misma línea, la fortísima reducción del consumo de no residentes tuvo un impacto inferior en el PIB de La Rioja, ya que el peso del turismo extranjero en su economía es menor que en el conjunto de España.

Por el contrario, se observó un impulso del comercio electrónico, de productos de alimentación, y de productos y servicios de salud. El menor peso relativo en la región de las actividades que conforman el primer grupo (en particular el turismo) y el mayor de los productos de alimentación justifican que la contracción esté siendo algo menor que en el conjunto de España en este año.

En lo referente al sector exterior, la caída de las exportaciones riojanas de bienes alcanzó el 22% interanual en los meses de marzo a mayo, una reducción menor que la de España y mayor que la del PIB . Esto se explica por la menor contracción observada en las exportaciones alimentarias, menos afectadas que las de otros sectores también estratégicos para La Rioja, como las semimanufacturas y los bienes de equipo, cuya disminuciones alcanzaron el -30% y -40%, respectivamente.

La economía riojana podría recuperar su nivel precrisis a partir de 2022. Desde mediados de mayo, la flexibilización de las restricciones de movilidad y la apertura de negocios han favorecido una intensa recuperación económica.

Además, "el notable impulso fiscal en España y La Rioja, así como los ambiciosos anuncios de política a nivel europeo y el impulso al crédito refuerzan las expectativas de recuperación en los próximos trimestres. En La Rioja destaca el plan de ayudas de la Agencia de Desarrollo de La Rioja (ADER), con más de 34 millones de euros en subvenciones para apoyar la liquidez, la recuperación de la actividad en condiciones de seguridad y el reposicionamiento internacional".

En este contexto, para 2021 BBVA Research prevé un aumento del PIB regional del 6,6%. Este crecimiento no sería suficiente para recuperar el nivel de actividad previo a la crisis, que se encontraría aún un 4,3 % por debajo del nivel de actividad observado al cierre de 2019.

No obstante, "la incertidumbre todavía es elevada y la mayor parte de los riesgos siguen poniendo un sesgo a la baja sobre las previsiones; en particular, el sector vitivinícola también enfrenta sus propios riesgos por la menor globalización", señala la entidad.

Sin embargo, añade, "para impulsar la capacidad de crecimiento será necesaria la consolidación de algunas políticas en Europa, y la construcción de consensos a nivel nacional".

Según las previsiones de BBVA Research, el empleo podría caer en 2020 un 3,1%, para crecer el 0,8% en 2021. Con todo, en La Rioja se podrían perder 3.000 puestos de trabajo en el bienio 2020-2021, lo que supone un aumento de la tasa de paro, que se situaría cerca del 10,9% en
promedio en 2021.

"El impacto de la crisis ha sido significativo, aunque heterogéneo y con algunas diferencias respecto a 2008. Por edades, en la actual crisis los mayores de 35 años representan más de la mitad de las personas que han perdido su empleo en España, frente a una quinta parte en la anterior crisis. No obstante, como en 2008, la caída en el empleo continúa siendo proporcionalmente mayor entre los jóvenes. Por género, las ocupaciones más afectadas en esta crisis tienen una mayor presencia de mujeres, tanto en España como en La Rioja", ha detallado.

Por sectores, aunque la hostelería tiene un menor peso en la región, la especialización industrial en sectores con menor uso del teletrabajo incide negativamente en el empleo regional. Desde el punto de vista territorial, los municipios de las Comarcas Alta y Baja fueron los más afectados a cierre del segundo trimestre, mientras que la contracción fue algo menor en Rioja Media, incluida su zona más poblada, el área urbana de Logroño.

"En un entorno de elevada incertidumbre, los riesgos son importantes aunque a la baja. La principal limitación a la recuperación radica en la evolución de la pandemia y la efectividad de las medidas tomadas para limitar el contagio, lo que cobra aún más relevancia con los recientes rebrotes en Alfaro o Calahorra, que obligan a peticiones de reducción de la movilidad y la actividad. Por tanto, es prioritario mejorar la capacidad del sistema sanitario para enfrentar posibles rebrotes, desarrollar medicamentos efectivos en el tratamiento y una vacuna que elimine definitivamente el riesgo de contagio", subraya BBA Research.

Asimismo, aunque el gasto en restaurantes, ocio o alojamiento muestra señales de recuperación, se mantiene todavía por debajo de los niveles observados hace un año. El temor al contagio y a las restricciones, junto con la situación del mercado de trabajo, explican esta
desaceleración del consumo.

Por otro lado, "la elevada temporalidad, la alta proporción de autónomos o el pequeño tamaño medio de las empresas riojanas podrían dificultar la recuperación".

Por ello, BBVA Research señala la "necesidad de un amplio consenso para tomar medidas que puedan incrementar la capacidad de crecimiento de las economías española y riojana, así como avanzar en reformas que ayuden a asegurar la sostenibilidad de las finanzas públicas a medio plazo, que reduzcan la precariedad del mercado laboral, que permitan ajustes más eficientes en las empresas, y que incrementen la competencia y la productividad".

|||

A favor En contra

Certamen pintura Parlamento 2021Fondos EuropeosLogroño Deporte Verano
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí