Rioja2

Miércoles 2 de Diciembre de 2020Actualizado 21:30

Hipoteca Gobierno La Rioja
Derechos Humanos ok
El 23 de septiembre de 2020

Tiempo de lectura: 03:14
|||

125 años de la estatua de Espartero, "homenaje a alguien que sentía Logroño como propio"

El alcalde y el concejal de Patrimonio han repasado la historia de uno de los monumentos más famosos de la ciudad

estatua de espartero en el espolón

Rioja2

El monumento ecuestre al general Espartero, ubicado en el Paseo del Espolón, cumple este miércoles 125 años desde su inauguración el 23 de septiembre de 1895. 

"Logroñés de adopción, lo sentimos como alguien más de la historia de nuestra ciudad. Aquí residió, en lo que hoy es el Museo de La Rioja, aquí tuvo una gran vinculación con la cultura del vino y aquí descansa, en la cabecera de la concatedral de Santa María de La Redonda", ha recalcado el alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza.

El proyecto, ha detallado, tardó en ver la luz, "pues sufriría varios vaivenes desde que surgiera la primera idea por parte del Ayuntamiento de Logroño, en 1840; se pusiera la primera piedra, el día 27 de febrero de 1872, fecha de cumpleaños del general Espartero; y se finalizasen las obras, en 1895", en el Paseo del Espolón, por aquel entonces Paseo de las Delicias. 

La idea inicial, plasmada en boceto en 1871, poco o nada tiene que ver con la que hoy podemos contemplar hoy en día. La estatua ecuestre, realizada en bronce, finalmente vio la luz gracias a una suscripción popular que recaudó 57.775,55 pesetas, aunque el coste final, según las fuentes de la época, ascendiese a algo más de cien mil pesetas.  

En 1995, en el marco del Noveno Centenario del Fuero de Logroño, el conjunto sufrió una profunda restauración y remodelación en la que, entre otras cosas, se conservaron los leones, la forma troncopiramidal del pedestal, se aumentó el tamaño y la altura del conjunto y "se transformó en una magnífica fuente, uno de los símbolos más reconocibles de nuestra ciudad en el exterior". Esta restauración corrió a cargo del recientemente jubilado arquitecto municipal, Rafael Alcoceba.

"Fortaleza, templanza y prudencia, esas son las virtudes que acompañan a esta estatua ecuestre y que, de algún modo, describen a la ciudadanía de Logroño, que en estos días, al igual que en los meses pasados, han demostrado responsabilidad, actitud y compromiso ante esta crisis sanitaria que continuamos viviendo", ha subrayado el alcalde.

Y ha insistido en que este aniversario sirve para "rendir homenaje a alguien que sentía Logroño como propio". "Fue un logroñés que hizo gala de esa ciudadanía", ha subrayado, añadiendo que su figura demuestra que "si creemos en nosotros mismos, desde Logroño también hay una capacidad para influir, proponer, crear y contribuir a que España sea mucho mejor, pese a todas las polémicas que pueda haber sobre su figura".

Por su parte, Adrián Calonge, concejal de Patrimonio y Centro Histórico, ha ahondado en algunas curiosidades del proyecto de esta estatua ecuestre de Espartero. “Como curiosidad, se ha descubierto un proyecto anterior que incluía una columna más pequeña coronada por un globo terráqueo y de la que se ha sabido gracias al trabajo del Archivo Municipal. La propuesta inicial se cambió por una columna triunfal como la de Trajano, donde se conmemorarían las hazañas del general. Y finalmente, en 1885 llegó el tercer proyecto, donde el pedestal de mármol que se había hecho se cambió", ha detallado.

La estatua del general Baldomero Espartero a caballo, copia idealizada del original que se encuentra en Madrid, es obra del Pablo Gibert, quien presenta al militar montado a caballo, con uniforme de gala y mirando hacia el norte de la ciudad y el río Ebro. "Esta tiene un poquito más de detalle y el bicornio lo lleva en la cabeza, mientras que en la de Madrid lo lleva en la mano", ha puntualizado Calonge.

Fundida en los talleres de José Comás y Blanch de Barcelona y con un peso de más de once toneladas en su conjunto, estamos ante una obra figurativa e idealizada del regente durante la minoría de edad de Isabel II, que también fue Príncipe de Vergara, Duque de la Victoria, Conde de Luchana y Vizconde de Banderas. 

“Este conjunto escultórico está vivo, como Logroño, y así lo demuestra la restauración de 1918, la instalación de la fuente en 1962 durante el Gobierno del alcalde Trevijano, la rehabilitación de 1995 con Manuel Sáinz o el gran cambio de todo el Paseo del Espolón, incluido el pedestal de la escultura, que se inauguró en 1998, con Bermejo de alcalde. Una estatua de la que se han ocupado todas las corporaciones municipales para cuidar de este símbolo de nuestra ciudad”, ha añadido Calonge.

 

|||

A favor En contra

CSIF FormaciónMercedes Colegio de Enfermería Cuídate, cuídanos
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí