Rioja2

Lunes 28 de Septiembre de 2020Actualizado 22:28

App Radar Covid
El 15 de septiembre de 2020

Tiempo de lectura: 02:38
|||

"Soy hijo de una puta y un putero; mi madre fue una mujer abusada y cualquiera podría ser mi padre"

El artista conceptual Abel Azcona reflexiona en Logroño sobre la prostitución en la presentación del documental 'Serás hombre'.

abel azcona

Rioja2

"Cuando pensé en buscar a mi padre, siempre tuve claro que se trataba de un delincuente, por lo que hacerlo a través de un retrato robot me pareció la forma más natural de hacerlo". Así explica Abel Azcona el sentido de una de sus últimas performance artísticas, 'Los Padres', en la que enfrenta a varias mujeres supervivientes de la prostitución con dibujantes que, a través de las descripciones que ellas hacen de su último cliente, realizan esos perfiles. Cualquiera de esos puteros podría ser su padre. 

Azcona es sin duda un personaje extremo, un artista conceptual que ha desafiado todos los límites comiéndose página a página el coran, formando la palabra pederastia con ostias consagradas o exponiendo su propio cuerpo para que cualquier persona pueda interactuar libremente con él, llegando a someterse incluso a torturas y violaciones. Esta semana, Abel Azcona, hijo de una prostituta y un putero, ha estado en Logroño para presentar el documental 'Serás hombre', de la directora Isabel de Ocampo. 

"Todo lo de esta tierra será de tu dominio, y mucho más aún: Serás hombre, hijo mío", dicen los versos de Kipling que dan nombre también a esta obra audiovisual centrado en la figura del hombre y la construcción del padre. Azcona es uno de sus protagonistas. A lo largo de los 94 minutos que dura la cinta, y entre valiosos testimonios sobre la presión del patriarcado en voz de los propios hombres (José Luis Rodríguez Zapatero, Javier Godino, Abel Azcona, Manuel Delgado), el artista va mostrando su vulnerabilidad por el hecho de haber nacido fruto de una relación de abuso de un putero con su madre prostituta y heroinómana. Es el hijo dañado de un padre desconocido que podría ser cualquiera, víctima de abusos de todo tipo que ha decidido lamerse las heridas y el sufrimiento desde la resiliencia, tratando de remover conciencias con su arte. 

"En el documental llego a interactuar con un proxeneta", explica Abel Azcona, "en un momento dado él también confiesa que es hijo de una prostituta y un putero, como yo". Sin embargo, la vida de ambos no podría estar más distante, mientras uno ha dedicado su vida a traficar con mujeres, llegando a traer con engaños y de manera ilegal a más de 1.500 mujeres a España para prostituirlas, el otro ha decidido luchar contra ello a través del activismo y el arte conceptual. "A mí nunca me ha servido ese argumento de 'me convierto en monstruo por todo lo que he sufrido en mi infancia'; si en algún momento pasase por mi mente hacer daño a alguien después de todo lo que yo he sufrido, directamente prefiero saltar por la ventana y acabar con mi vida", reflexiona. 

Cuenta también cómo, en los últimos años, están proliferando los pisos de prostitutas sin que haya ningún control sobre ello; cómo a veces pueden cambiar las formas pero no el fondo: "el sistema está creado para legitimar el abuso sobre la mujer, comprando su cuerpo para violarlo o para crear un vientre de alquiler, al final es lo mismo", señala. 

Patriarcado y neoliberalismo son conceptos que se van entrelazando en un negocio que trata a las mujeres como billetes porque "si se les trata como personas, no se gana dinero", según explica el proxeneta en el documental.

El 23 de septiembre se celebra el Día Internacional contra la Explotación Sexual y la Trata de Personas. Desde el Gobierno de La Rioja, el Observatorio de los Derechos Humanos, organiza estos días una serie de iniciativas dentro de la campaña #NOCompresMujeres 

|||

A favor 8 En contra 6

Semana Movilidad Ayto Logroño
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí