Rioja2

Sábado 16 de Enero de 2021Actualizado 21:25

El 11 de agosto de 2020

Tiempo de lectura: 02:34
|||

Las obras del Puente de Piedra podrían acabar a finales de febrero

La actuación otorgará al puente mayor accesibilidad, más seguridad para el peatón, mayor eficiencia energética y  una mejor conexión y mejores servicios para los barrios del norte de la ciudad.

Puente de Piedra, Obras, María Marrodán, Hermoso de Mendoza

Rioja2

Las obras de restauración del Camino de Santiago a su paso por el Puente de Piedra, discurren a buen ritmo y según los plazos marcados, por lo que, de no haber imprevistos, podrían estar finalizadas a finales del mes de febrero de 2021. Así lo han anunciado el alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, y la delegada del Gobierno en La Rioja, María Marrodán, que este martes han visitado las obras. 

Las obras de remodelación del Puente de Piedra, único de la Ruta Jacobea sobre el río Ebro en Logroño, se centrarán en la accesibilidad y en la seguridad del peatón. El proyecto comenzó el pasado 20 de abril y tiene un plazo de ejecución estimado de 10 meses.

Accesibilidad y seguridad

El alcalde de Logroño ha insistido en que “no sólo supondrá un impacto cultural, ya que este viaducto es la puerta de entrada natural del Camino Jacobeo a nuestra ciudad, sino que también va a garantizar la accesibilidad y la seguridad que hasta ahora no ofrecía al peatón, el principal beneficiado de esta conexión entre el centro histórico y los barrios de la margen izquierda del río, como San Antonio, El Campillo o Santiago, a través de aceras más seguras”.

Además, Hermoso de Mendoza ha asegurado que “estos barrios van a ver mejorados sus servicios, como el abastecimiento de agua potable, telecomunicaciones o alumbrado, porque también se han provechado las obras para modificar y mejorar el sistema de conducciones de puente”.

En definitiva, “mayor accesibilidad, más seguridad para el peatón, mayor eficiencia energética y también una mejor conexión y mejores servicios para los barrios del norte de la ciudad”, ha subrayado el alcalde, quien ha explicado que “somos conscientes de que, como cualquier obra, se ocasionan molestias a los ciudadanos y ciudadanas que habitualmente transitan por esta vía, pero también sabemos que esta obra era necesaria para Logroño porque es una entrada principal a la ciudad y puerta de acceso al Camino de Santiago”.

Las obras de restauración

El puente y sus estribos cuentan actualmente con zonas muy afectadas por manchas de humedad que provienen de los rellenos de las bóvedas y de los muros de contención. Para solventar este problema, se está realizando una limpieza con chorro de arena y un tratamiento hidrofugante con nanopartículas para recuperar las zonas más afectadas.

En cuanto a los sillares, algunos presentan serios problemas de erosión, bien por impactos producidos por diferentes materiales en épocas de crecida del río o bien por la humedad combinada con la temperatura ambiente. Así, estos sillares afectados van a ser restaurados y, en caso necesario, sustituidos.

En el ancho total que permiten las losas existentes en el puente (10,30 metros) se dispondrá una calzada de 6 metros dividida en dos carriles de circulación de vehículos (actualmente cuenta con 5,6 metros), que dejarán de estar separados por una mediana, de 0,90 metros y enmarcada con bordillos de hormigón. El pavimento y la tela asfáltica de las calzadas serán sustituidos.

Se proyectarán dos aceras de 1,52 metros de ancho cada una (frente a los 1,45 metros de las vías actuales, envejecidas y con varias reparaciones) con baldosas de granitos naturales. Entre estas aceras y la calzada se dispondrán, además, sendas filas de bolardos para separen los tráficos rodados y peatonales. Como elemento decorativo, dichos bolardos tendrán la concha del peregrino serigrafiada.

Las nuevas barandillas también tendrán un diseño exclusivo que reproducirá la vegetación existente en las riberas del Ebro, con hojas de distintas alturas y curvaturas que cerrarán los huecos para no permitir que a través de ninguno de ellos pueda pasar ningún elemento de más de 10 cm de diámetro.

La plataforma superior del puente, que cuenta con una distancia total de 200 metros, continuará iluminada por las 16 farolas existentes a las que se les aplicará el tratamiento de restauración apropiado y se incorporarán luminarias de tipo LED para garantizar un consumo responsable sin perder calidad de iluminación.

El proyecto lo ejecuta la empresa CJM Obras y Gestión Sostenible, S.L. por un importe de 906.275,42 euros (IVA incluido), de los que 509.794,81 euros son financiados gracias al Programa 1,5% Cultural del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y el resto va con cargo al presupuesto municipal.

|||

A favor 1 En contra 1

Transformación Digital UR
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí