Martes 9 de Agosto de 2022Actualizado 17:41

El 17 de abril de 2020

Tiempo de lectura: 03:23
|||

La restauración fluvial del paraje de La Nava en Alfaro muestra los primeros beneficios sobre el ecosistema

Empieza a ser visible la estructura de un nuevo humedal, así como de las actuaciones morfológicas dirigidas a devolver la irregularidad natural a su entorno, haciéndolo así más apto para refugio y presencia de la fauna salvaje.

Rioja2

Los trabajos de adecuación morfológica y restauración ambiental del río Ebro en el paraje de La Nava, en Alfaro (La Rioja), iniciados hace cuatro meses tienen ya efectos beneficiosos sobre el ecosistema fluvial.

Las plantaciones allí realizadas (7.688 ejemplares de especies autóctonas), con la llegada de la primavera empiezan a mostrar sus primeros brotes, resultado de la campaña de revegetación realizada en este espacio de ribera a lo largo del reciente invierno. También empieza a ser visible la estructura de un nuevo humedal, así como de las actuaciones morfológicas dirigidas a devolver la irregularidad natural a su entorno, haciéndolo así más apto para refugio y presencia de la fauna salvaje.

Las actuaciones en ejecución en el paraje de La Nava de Alfaro tienen un presupuesto de 2,2 millones de euros, financiados íntegramente con cargo a los presupuestos de la Confederación Hidrográfica del Ebro.

El proyecto empezó en diciembre

El proyecto arrancó a finales de diciembre con las prospecciones ambientales previas, gracias a las cuales se han determinado los sectores y las épocas de protección para la fauna y la flora que han permitido establecer las zonas de intervención habilitadas en cada momento.

También se eliminaron los restos de los cultivos de chopo y posteriormente se inició la primera campaña de plantaciones, en invierno y ya finalizada, que suma 4.100 chopos, 1.750 fresnos, 1.250 álamos, 250 sauces, 200 tamarices, 100 cerezos silvestres y 38 olmos.

Actualmente, la excavación del nuevo humedal y la recuperación del entorno del nuevo ecosistema húmedo se encuentran muy avanzadas. Con el objetivo de romper la horizontalidad artificial del terreno (antes ocupado por una chopera) se están disponiendo caballones de tierra que reproducen la irregularidad original y darán protección a la fauna, favoreciendo que esta se asiente antes en la nueva zona húmeda. 

El material excedente de la excavación del humedal (en estos momentos parada por la climatología, aunque se prevé retomar los trabajos la próxima semana), será reutilizado en otra de las actuaciones principales del proyecto, la construcción de un nuevo dique retranqueado. Estos trabajos pueden comenzar también puesto que su zona de actuación no se encuentra entre los sectores excluidos por motivos ambientales y se realizarán desde aguas abajo hacia aguas arriba.

 En total, se retirarán 1.806 metros de la defensa actual, que se construirá retranqueada hacia el interior de la margen con una longitud de 1.376 metros y con el retranqueo se recuperarán 30 hectáreas de espacio fluvial en una reserva protegida, donde se plantarán 7.000 chopos y álamos, 1.800 fresnos y 1.800 arbustos como sauces, tamarices, cornejos, espinos, zarzamoras y rosales.

Este proyecto es fruto de la coordinación entre la CHE, el MITERD, el Gobierno de La Rioja y el Ayuntamiento de Alfaro y un buen ejemplo de las acciones que se realizarán en el marco de la Estrategia Ebro Resilience para el tramo medio del Ebro, coordinadas entre Administraciones, con el objetivo de reducir los daños ocasionados por las inundaciones, mejorando el estado de las masas de agua e integrándolas en los espacios naturales ubicados en el cauce.

En la confluencia de los ríos Ebro y Aragón

La actuación en La Nava es una de las cuatro que se proponen para la mejora de los efectos de las inundaciones en la zona de confluencia de los ríos Ebro y Aragón, una de las que mayores problemas presenta en episodios de avenida. Las otras tres actuaciones se ubican en los parajes de El Ortigoso en Milagro (Navarra) y Alfaro (La Rioja), en El Estajao y en La Roza, ambos en Alfaro.

Las cuatro actuaciones previstas suman 7.930 metros de defensas eliminadas y 4.328 metros de motas construidas retranqueadas; más de 85 hectáreas recuperadas de hábitats fluviales de interés, así como hábitats específicos para el visón europeo y la construcción de un cauce de alivio de 70.780 m2 para incrementar la superficie de paso de caudales en crecidas. 

Estrategía Ebro Resilience

La Estrategia Ebro Resilience suma al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, la Confederación Hidrográfica del Ebro y las tres Comunidades Autónomas del tramo medio del Ebro (La Rioja, Navarra y Aragón) en la apuesta por llevar a cabo medidas coordinadas que fomenten la protección de los núcleos urbanos, faciliten la adaptación ante el fenómeno inevitable de la inundación y mejoren el estado de las masas de agua en el tramo medio del Ebro, una zona recurrente de afección por inundaciones.

Los trabajos de Ebro Resilience están avanzando también en otras líneas de actuación, como el desarrollo de 12 estudios de detalle en los tramos más problemáticos y la apuesta por la adaptación de explotaciones agrícolas y ganaderas ante el riesgo de inundación. 

|||

A favor En contra

Balo el cielo de Logroño
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí