Rioja2

Domingo 29 de Noviembre de 2020Actualizado 23:14

Hipoteca Gobierno La Rioja
El 11 de abril de 2020

Tiempo de lectura: 04:13
|||

Los residentes en centros sociosanitarios sin coronavirus podrán ir a sus casas

Deberán dar negativo en la prueba PCR y la solicitud se hará ante las direcciones de los centros, que las tramitarán ante Servicios Sociales

enrique ramalle y chus del río informan sobre el coronavirus

Rioja2

El director general de Salud Pública, Enrique Ramalle, y el portavoz del Gobierno regional, Chus del Río, comparecen este sábado en rueda de prensa para actualizar los datos sobre la incidencia de la pandemia de coronavirus en La Rioja.

Ramalle ha subrayado que "en esta crisis es complejo tomar las mejores decisiones". "Esta pandemia presenta escenarios muy cambiantes y nos obliga a veces a ir demasiado deprisa. Pero hemos puesto una pausa y reflexión necesaria", ha asegurado.

Ha pedido acercar el sistema a lo humano, "a lo cercano y lo familiar". "Todos nos hemos sentido en estos días lejos de las personas a las que queremos y esto es más agudo en la situación de personas hospitalizadas o en residencias y centros sociosanitarios. Tenemos que ser capaces de revertir hasta donde podamos esta situación", ha planteado.

Así, Salud ha elaborado una instrucción para que los residentes de centros sociosanitarios puedan solicitar la baja o suspensión voluntaria para desplazarse a su domicilio, siempre que sus familiares puedan hacerse cargo. Ello, siempre que la prueba de coronavirus haya resultado negativa.

Y ha avanzado que se le habrá practicado también un test para conocer su situación inmunitaria. Eso sí, por el momento no está previsto que a los familiares de estas personas se les realice la prueba del COVID-19.

Si el residente opta por la suspensión temporal, este mantendrá el derecho a ocupar y retornar a esa misma plaza residencial una vez finalizado el Estado de Alarma. En este caso, la persona residente en plaza pública deberá cumplir con las obligaciones administrativas y de abono del precio público correspondiente.

Si la persona tiene reconocida una prestación vinculada al servicio, se le seguirá abonando siempre y cuando siga abonando el pago al centro.

El protocolo contempla además la baja de la prestación del servicio residencial. En el caso de las plazas públicas y privadas en las que la persona usuaria perciba una prestación vinculada al servicio, la renuncia a la plaza implicará la extinción del servicio o de la prestación.

Si la persona residente está incapacitada será la persona tutora la que solicite el traslado a su propia vivienda o a la de la persona residente. Si la solicitud la realiza otra persona distinta a la tutora, el centro no autorizará la solicitud.

En caso de que la persona residente no se encuentre incapacitada pero no tenga el suficiente juicio para autodeterminarse, será el centro, a través de su equipo técnico, el que evalúe la solicitud.

En relación al supuesto anterior, el protocolo establece que podrán solicitar el traslado la persona cónyuge o familiares en primer grado de consanguinidad ascendientes o descendientes. Además, si la persona solicitante coincide con la persona que el centro tiene registrada como persona de referencia y con la que habitualmente mantiene el contacto, la dirección sí dará curso a la solicitud.

Si quien solicita el traslado es una persona diferente a la que el centro tiene registrada como referente del residente, la dirección del centro contactará con la persona referente para informarle sobre dicha solicitud que deberá aprobar.

A juicio del director general de Salud Pública, esta medida "suaviza la situación a la que nos ha llevado el coronavirus".

Los directores de los centros ya están al tanto del procedimiento y los familiares pueden solicitar a esas direcciones de los centros las bajas o suspensiones. Serán los centros los que tramiten la solicitud a la Consejería de Servicios Sociales que, tras revisarla junto a la Consejería de Salud, resolverá según el caso.

A la salida del centro, se proporcionarán mascarilla y guantes para el desplazamiento al domicilio y la dirección del centro tiene que comprobar que esté presente el familiar que haya firmado el compromiso de cuidados. Esta persona recibirá también del centro un justificante para el trayecto.

El Ejecutivo riojano rectifica así su negativa inicial a trasladar a los residentes de centros de mayores y otros centros sociosanitarios con pernoctación a sus domicilios.

"Hasta ahora no teníamos casi solicitudes de personas que quisieran sacar a sus familiares de las residencias", ha justificado Ramalle, reconociendo que esta medida puede considerarse un poco tardía, "pero no ha habido hasta ahora suficientes casos, o al menos no hemos tenido conocimiento de ello, como para haber tomado esta medida".

Por otra parte, se ha establecido un procedimiento para que las personas que estén ingresadas en las Unidades de Cuidados Intensivos y en las plantas de hospitalización puedan ser acompañadas en sus últimos momentos por sus familiares. Ello siempre garantizando las máximas medidas de seguridad y con un control de acceso por parte del personal sanitario. Este procedimiento ya se hacía "de manera informal" en las UCIs del sistema sanitario riojano.

"Son medidas tendentes a un entorno de más humanización en este contexto tan duro que nos ha tocado", ha concluido Ramalle.

Una fase de meseta con dientes de sierra

Ramalle ha valorado las últimas cifras de incidencia del COVID-19 en La Rioja y ha recalcado que "una vez alcanzado el máximo de casos, es una fase meseta que va a tener dientes de sierra, subidas y bajadas en el número de casos, hospitalizaciones y fallecidos".

"Tendremos que acostumbrarnos a días de aumento y disminución, pero estamos evidenciando estadísticamente que estamos en una fase de estabilización", ha explicado el director general de Salud Pública.

Por su parte, el portavoz del Ejecutivo, Chus del Río, se ha referido a la vuelta al trabajo de aquellos trabajadores de servicios no esenciales que pararon su actividad hace dos semanas. Ha insistido en que "no se recupera todo el trabajo. Los únicos que podrán reincorporarse son aquellos que se han visto afectados por el permiso obligatorio retribuido y recuperable", permaneciendo por tanto vigentes las medidas del estado de alarma.

"Debemos seguir confinados en casa, extremando la precaución y reducir al máximo nuestras salidas a la calle", ha reiterado del Río.

 

 

|||

A favor 2 En contra 2

Semana de la Ciencia online URBlack Friday Comercio25N Violencia Género PodemosCSIF Formación
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí