Rioja2

Domingo 7 de Marzo de 2021Actualizado 01:06

8M 2021 Gobierno de La Rioja
El 9 de febrero de 2020

Tiempo de lectura: 04:44
|||

Un rayo de luz en Las Gaunas

Rubén Martínez marca el primer gol local en 2020 y da el triunfo a la UDL contra el Salamanca, que pudo empatar pese a estar en inferioridad.

Alineación de la UDL contra el Salamanca

Rioja2

Llegó la luz a Las Gaunas en este 2020. Fueron apena un rayo, suficiente, para que la UDL celebre la primera victoria del año -también el primer gol- en Las Gaunas. Victoria apurada, 1-0, en un duelo, otro más de esos grises de los blanquirrojos en el campo municipal. Muy al estilo de los precedentes (Real Sociedad B, Calahorra y Alavés B), aunque con un matiz diferente, la intención de generar y de ir a por el partido durante muchos minutos (hasta el tanto). Cierto que ese aspecto duró menos tiempo de lo deseado, sobre todo, porque los logroñeses jugaron prácticamente la segunda mitad con un jugador más por expulsión de Leo. Un aspecto clave para entender el tanto de Rubén Martínez, llegó por el perfil del expulsado un minuto antes, en la siguiente jugada y para comprender cierta relajación en las filas locales que llegaron incluso a cuestionar la victoria de no haber mediado Miño con dos intervenciones: una tapando ante Gio y otra contando con el poste como aliado para sacar un latigazo de Hugo Díaz.

En el fútbol mandan los resultados, eso es evidente, y por ahí esta UDL merece el sobresaliente. Trece jornadas sin perder -sigue aumentando el récord-, líder sólido que saca 6 puntos al Bilbao Athletic y 10 a Cultural -perdió ante el Burgos- y Real Sociedad B. Otra cosa es el juego, pero eso seguramente sería chafar la ilusión de una afición que cree en este equipo, que le acompaña y que hace de relaciones públicas para llevar a más gente al campo. Porque la alegría, el ritmo y la velocidad en la faceta ofensiva cuesta verla. Es verdad que voluntad existe, pero bien por el rival, que también juega y hace su partido, bien por las imprecisiones, bien por las interrupciones… el caso es que cada choque cuesta sudores desatascarlo.

La versatilidad de la UDL está dando paso a ver un bloque poliédrico y esa capacidad para adaptarse puede que esté provocando que cuando hay que crear haya desconexiones, que los automatismos muestren a un equipo previsible en sus movimientos y con escasa magia para desequilibrar los partidos. Por fortuna, como se comprobó ante el Salamanca, a los de Sergio Rodríguez les sale todo. Se encuentran en una dinámica positiva. Los de Aitor Larrazábal sufrieron un golpe duro nada más arrancar el segundo tiempo, justo cuando más tiempo habían pasado en campo ajeno. Perdieron por doble amarilla a su lateral izquierdo, Leo. Mientras el técnico vasco reaccionaba, colocó al extremo por ese perfil en el lateral, Monárrez, y en la siguiente jugada percutió Ñoño por ahí, cedió atrás para que Roni empujara, pero el asturiano no completó el remate para que Rubén Martínez, con la zurda, la pusiera en el fondo de la red.  

Con el gol se vio otro duelo. Todo lo pasado antes, los 49 minutos anteriores estaban olvidados. Un primer tiempo trabado pese a que la UDL buscó imprimir algo más de velocidad y chispa, pero sin profundidad y con pocos argumentos ofensivos. Pese a ello, casi todas las acciones peligrosas vinieron por el perfil zurdo. Desde una falta directa de Ñoño que se fue arriba. Pasando por un centro raso de Paredes que Ander Vitoria -se pidió penalti- no pudo rematar y que Olaetxea, en el rechace, mandó alto. Hasta el tiro de Ander Vitoria, que mandó Sotres a córner después de un pase de Andy. O la volea de Rubén Martínez tras un despeje de puños del meta salmantino.

Cuatro acciones esporádicas en un duelo dominado por los riojanos, pero sin la convicción de volcarse en aras de la victoria. Si llegaba, pues bien, ya habrá tiempo en la segunda parte. Quizá ese instinto asesino sea uno de los pocos matices que falta por ver a esta UDL que no termina de agobiar y de encerrar a sus rivales. El caso es que la segunda parte no empezó bien para los riojanos, Ander Vitoria dejaba su sitio a Roni y el Salamanca creía en sus opciones al rondar el área de Miño. Pero vino la expulsión y el gol de Rubén Martínez. Nuevo escenario para ambos contendientes.

El Salamanca, pese a la inferioridad y el marcador adverso, dio un paso adelante. Asumió la responsabilidad y tuteó al líder. Sergio Rodríguez vio que la manera de cerrar el choque pasaba por tener la posesión, para lo cual salía a escena Socorro para aprovecharse de esos espacios entre líneas y surtir de balones a Ñoño o Roni. No lo logró porque los salmantinos metieron miedo en el cuerpo a los logroñeses. Primero Gio, en un rechace tras un córner se plantó ante Miño, que tapó todos los huecos evitando las tablas. Y por mucho que el técnico logroñés repitiera sustitución ante la Cultural, Zelu por Ñoño, no tuvo el mismo efecto porque Hugo Díaz, a la media vuelta, pudo empatar. Miño puso la mano y el poste rechazó el tiro.

Para meter más tensión, aparecía Ubis (que minutos antes había visto una cartulina estando en el banquillo), el cual fue recibido, como viene siendo habitual en Las Gaunas, con pitos. Más madera. Un cambio que podía complicar a la UDL, pero que fue el comienzo de un final tranquilo, sin estridencias y más cómodo de lo esperado. El Salamanca, al estar con dos delanteros, contó con menos gente en la medular y eso fue una especie de alfombra roja para los riojanos, más sueltos y menos exigidos a la hora de combinar pases más allá de que tuvieran un fin ofensivo, que no fue el caso. En definitiva, una victoria necesaria para espantar esa crisis de resultados en casa (se llegaba a la cita con tres empates a cero consecutivos) y para ampliar la ventaja contra, sobre el papel, el otro aspirante a monopolizar el grupo II, la Cultural.

Ficha técnica

UD Logroñés: Miño; Santos, Caneda, Gorka, Paredes; Rubén Martínez, Sierra (Socorro, min. 68), Andy, Ñoño (Zelu, min. 76); Olaetxea y Ander Vitoria (Roni, min. 47).

Salamanca: Sotres; Carpio, Borja, Kristian, Leo; Tirlea, Sergio Molina, Mati (Amaro, min. 60), Monárrez (Hugo Díaz, min. 67); Galván y Gio (Ubis, min. 77).

Gol: 1-0, min. 51: Rubén Martínez.

Árbitro: Iván Caparrós Hernández (Comité Valenciano). Expulsó al visitante Leo por doble amarilla (mins. 38 y 49). Amonestó a los visitantes Borja (min. 6), Mati (min. 8), Ubis (min. 62) estando en el banquillo, Monárrez (min. 67), Galván (min. 78), Tirlea (min. 92) y Carpio (min. 92).

Foto: UD Logroñés

|||

A favor 3 En contra 0

Ñ StockSemáforo COVID OKPP 8M
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí