Rioja2

Viernes 18 de Septiembre de 2020Actualizado 22:36

La Rioja vaciada
El 5 de febrero de 2020

Tiempo de lectura: 03:17
|||

Victoria para retomar sensaciones ante el 'maratón' de partidos

El BM Logroño, impreciso en la primera parte, solventa el choque ante Guadalajara (26-31) en una convincente segunda mitad.

Kukic, ante el Guadalajara

Rioja2

Con lo miedos evidentes que da el primer partido tras casi dos meses de competición oficial, el BM Logroño demostró que cuando se centra, cuando encuentra la regularidad es un equipo fiable cien por cien. Las dudas llegan cuando se precipita en ataque y cuando la defensa no es lo intenso que requiere el balonmano actual. En el pabellón David Santamaría de Guadalajara, el cuadro franjivino mostró las dos caras, aunque por suerte, estuvo más tiempo sonriendo que lamentándose, quizá por ahí se pueda entender el 26-31 para arrancar el año con dos puntos que deben servir para coger impulso ante un mes intenso en cuanto a la acumulación de partidos.

Las imprecisiones, es decir, las pérdidas, los lanzamientos fuera, las faltas de ataque y el acierto puntual de Hombrados lastraron al BM Logroño durante una primera parte en la que empezó por debajo en el marcador (4-2), reaccionó para ponerse firme en defensa y evitar recibir un gol durante 8 minutos, supo coger una renta importante de cuatro goles (9-13 y 11-15), pero en unos tres minutos finales negros tiró por la borda lo que tanto le había costado conseguir para firmar después de media hora un insuficiente empate a 15.

Visto de otra manera, ese resultado podía ser lo mejor. O no. Porque el Guadalajara entró mejor en el duelo con un 2-0 y posterior 4-2 merced a que Garciandia -acabó lesionado en el tobillo- no estuvo fino en el arranque (pérdida y lanzamiento fuera en los dos primeros ataques de los franjivinos). Junior Scott y Kukic tampoco veían portería y acumulaban una pérdida más cada uno. Pese a ello, la defensa funcionaba porque el 5-4 estaba ahí. Es más, Edu Cadarso ponía el 5-6 en la acción anterior a ver su segunda exclusión de la tarde noche en apenas 12 minutos.

La superioridad sirvió para que los alcarreños igualaran la contienda, 7-7 y 8-8. Márquez colocaba el 9-9 justo antes de alcanzar el minuto 17. Entonces, Sergey cerró su portería durante algo más de 8 minutos. Momento que aprovecharon Balenciaga y Kukic para aumentar la renta hasta el 9-13 gracias, también, a que Serradilla dejaba a los suyos dos minutos con uno menos. Todo parecía ir bien con el 11-15 que ponía Moreira a escasos tres minutos de alcanzar el descanso. Entonces aparecieron Moya, con dos goles, y Márquez para hacer un parcial de 3-0 y aproximarse en el electrónico. Velasco quería asegurar la ventaja y pedía tiempo muerto para un último ataque. Resultó improductivo porque Ligetvari lanzó fuera y, encima, Márquez empataba a 15.

El BM Logroño, tras la reanudación, se lo tomó con calma. Consciente de que no se podían cometer tantas imprecisiones en ataque que daban vida a Guadalajara. Así que, por así decirlo, esperó su momento. Dejó hacer a los pupilos de Mariano Ortega para que mandaran momentáneamente, 18-17, pero la sensación era que en cuanto los locales acumularan errores los riojanos asestaban el golpe. Eso hicieron los chicos de Velasco cuando pasado el minuto diez, en un visto y no visto, dos contras letales ejecutadas por Junior Scott y Sánchez-Migallón vislumbraban una ventaja que no se perdería. Con el 19-21 debajo del brazo, faltaba madurar el triunfo.

En este sentido, hubo que esperar un poco después del intercambio de goles. Dapiran y Junior Scott (5 tantos del francés en la segunda parte) alentaban a los suyos, mientras que dos paradas de Sergey permitían el 23-26 justo antes de entrar en los diez minutos finales. Las pérdidas llegaban en ambos bandos y los porteros actuaban como tales, pero Dapiran prácticamente cerraba el duelo con el 23-27 a seis minutos de la conclusión. Es más, Guadalajara no tuvo la fe que le llevó en el primer periodo a levantar el 11-15, mientras que el BM Logroño no iba a volver a tropezar en la misma piedra dos veces. La renta incluso se marchó hasta la máxima de seis tantos (25-31), pero Serranilla anotó el último tanto (26-31) del primer choque oficial de los franjivinos en este 2020. Ahora le esperan unos cuantos cada tres o cuatro días.

Ficha técnica

Quabit Guadalajara: Hombrados (p); Serradilla (4), Márquez (5, 1p), Montoya (2), De Souza (3), Moya (7, 4p) y García (2), siete inicial, Petrov, Sanz (1), Fuentes (1), Romanillos, Bodí (1) y Barkhordari (p).

BM Logroño: Sergey (p); Edu Cadarso (2), Sánchez-Migallón (2), Kusan (4), Junior Scott (6), Garciandia y Hackbarth, siete inicial, Dapiran (5, 4p), Balenciaga (4), Kukic (3), Ligetvari (3), David Cadarso y Moreira (2).

Parciales cada 5 minutos: 4-2, 5-4, 7-7, 9-10, 9-13, 14-16 (descanso), 18-17, 19-19, 22-24, 23-26, 24-28 y 26-31 (final).

Árbitros: Javier Álvarez Mata y Yon Bustamante López. Excluyeron a los locales Serradilla (min. 20), García (min. 32) y Bodí (min. 36) y a los visitantes Edu Cadarso (mins. 8 y 12), David Cadarso (min. 25) y Kusan (min. 47).

Foto: BM Logroño

|||

A favor En contra

0 comentarios
Logroño Deporte temporada 20/21Explotación SexualSemana Movilidad Ayto Logroño
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí