Rioja2

Jueves 9 de Abril de 2020Actualizado 17:26

GLB Webads 2019
Coronavirus C6 cabecera 1
El 27 de enero de 2020

Tiempo de lectura: 04:08
|||

Muñoz niega ser el "ideólogo" de la empresa por la que se le acusa de tráfico de influencias, estafa y blanqueo

El Fiscal pide para el exconsejero 5 años y 9 meses de cárcel y más de 6 millones de euros de multa.

juicio juan josé muñoz

Rioja2/EP

El exconsejero de Hacienda Juan José Muñoz ha aseverado hoy: "Ni soy el promotor ni el ideólogo, ni mucho menos el que está detrás" de Emfrisa, sociedad mercantil que se acusa de tutelar y actuar con tráfico de influencias, estafa y blanqueo.

Muñoz, se enfrenta, desde este lunes, a un juicio por el que el Fiscal le pide hasta cinco años y nueve meses de cárcel, y más de seis millones de euros de multa, acusado de los delitos de tráfico de influencias, estafa y blanqueo de capitales.

Muñoz está acusado de tutelar la creación de Empresa Fotovoltaica Riojana, SA (Emfrisa), ocultando su presencia por incompatibilidad de su cargo, para "incorporar al patrimonio familiar los beneficios de la operación" interviniendo en el Ayuntamiento y el Gobierno de La Rioja para eliminar impedimentos. El Fiscal sostiene que era una operación "controlada por Muñoz y no por el juego libre del mercado".

Muñoz ha asegurado que su única relación con esta empresa se basa en que su mujer tomó la decisión autónoma de invertir una herencia de 10.000 euros. Así se lo comunico al exconsejero, quien le acompañó al notario para invertir en Emfrisa. "Somos un matrimonio bien avenido y vamos juntos a todas partes", ha insistido.

A preguntas del Fiscal ha contado cómo fue ahí donde conoció al empresario acusado de actuar como su confidente, A.G, y ha negado que supiera que era el dueño de la empresa encargada de la seguridad de la consejería de la que era titular.

En cuanto a la forma en la que supo que se iba a constituir la sociedad mercantil ha relatado cómo fue su mujer la que se encontró por la calle a uno de los empresarios promotores y le dijo: "por cierto, estamos constituyendo empresa de placas solares".

En ese momento, el matrimonio estaba "en la línea de diversificar inversiones", porque se lo había propuesto el banco. Por eso, su mujer decidió invertir 10.000 euros de una herencia, pensando el matrimonio en el futuro de su hija, a la que quieren asegurar un futuro y unos estudios.

Sí ha reconocido que el secretario de Torremontalbo le preguntó si conocía a A.G y, ante su respuesta afirmativa, le pidió que le pusiera "en contacto con él". Muñoz aceptó hacerlo "sin compromiso" porque no tenía "nada que ver" con el proyecto.

Después, se encontró a A.G "tomando un vino" y le dijo: "Que sepas que el secretario del ayuntamiento de Torremontalbo quiere contactar contigo". De este modo, se organizó una comida, en la que el exconsejero estuvo presente porque "tenía el encargo" del presidente de Gobierno de atender a cualquier "empresario u organización que contactara" con él.

Ha negado que fuera a la comida como artífice del proyecto. "Y en ningún momento pedí que se agilizara nada", se ha adelantado a la pregunta del Fiscal, dado que la comida fue alrededor de la petición de obras y estudio medioambiental para un parque fotovoltaico en Torremontalbo.

El empresario, por su parte, ha afirmado que acudió a este encuentro y "el señor Muñoz estaba ahí" y que le citaron el alcalde y el secretario para comunicarle que le querían "cobrar un impuesto uso de caminos". Ha asegurado, además, que en esa reunión animó "al alcalde y al secretario a entrar" en el proyecto.

También ha asegurado: "Ha sido el parque en La Rioja con mayor atraso. Me estaban retrasando todas las autorizaciones. Sólo y en ese parque". Ha concretado: "Dos años para las autorizaciones y en otros parques son de cinco meses".

En cuanto a la posterior venta de las acciones que tenía en su poder la mujer del exconsejero a A.G, Muñoz ha dicho que fue a través de un pagaré de CajaRioja sin que apareciera el pagador "en la confianza de que fuera de" A.G. "o de alguna de sus sociedades".

Muñoz se ha negado a contestar a las preguntas de la acusación particular.

Junto a la mujer de Muñoz, acusada de estafa y blanqueo, y A.G, también acusado de estafa, están siendo juzgados el apoderado y letrado de la empresa catalana Bellomonte A.G.C., e I.M., respectivamente.

Todos ellos está supuestamente implicados en un entramado que perseguía la creación de una sociedad fotovoltaica para su posterior venta aprovechando el régimen retributivo que, para favorecer este tipo de energías, promovió el Gobierno central.

A.G, en su declaración de este lunes, ha dicho que conocía al exconsejero "por la prensa" y ha negado que acelerase trámites. En cambio, ha cargado las tintas con la empresa catalana: "A mí Bellomonte lo único que me vendía era humo", ha asegurado.

"Ni tenían inversores y era todo mentira", ha añadido. Ha asegurado que "no es que no podían pagar lo de Torremontalbo, es que no podían pagar el hostal en el que estaban".

Incluso ha relatado que llevaron un autobús de chinos como compradores del parque y luego se enteró de que era una excursión a una bodega. "Parece de chiste, un autobús de chinos", ha dicho. Ha acusado de "ahogarle" a los empresarios de Bellomonte y ha explicado que se tuvo que llevar las placas de Torremontalbo por el impago de Bellomonte.

En cuanto a Muñoz, ha negado que solucionase los problemas, incluso ha dicho: "Lo que le vi es con muy mala cara porque lo que no entendía es que, como riojano que iba a hacer este inversión, no había más que problemas".

|||

A favor 3 En contra 0

Coronavirus cuadrado 4
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí