Rioja2

Domingo 26 de Enero de 2020Actualizado 18:23

GLB Webads 2019
El 14 de enero de 2020

Tiempo de lectura: 01:44
|||

Los acusados de estafa en la venta del piso de los abuelos de uno de ellos aceptan un año y 18 meses de cárcel

La compradora pagó 30.000 euros en concepto de señal a los encausados, que no tenían intención real de venderle el inmueble.

Palacio de Justicia Audiencia Provincial

Rioja2

Los dos acusados de un delito de estafa en la venta del piso de los abuelos de uno de los acusados han aceptado este martes, día en el que estaba previsto el juicio en la Audiencia Provincial, dieciocho meses y un año de cárcel, respectivamente.

Para la llegada a un acuerdo, se han aplicado las atenuantes de reparación del daño y dilaciones indebidas para rebajar las penas que solicitaba la Fiscalía.

Así, L.R.C, al que el Ministerio Público pedía cinco años de cárcel, ha aceptado dieciocho meses de prisión y seis meses de multa a cinco euros por dia. E.O.M, al que el Fiscal pedía cuatro años, ha aceptado uno, que podrá sustituir por 720 días de multa a cinco euros por día; y seis meses de multa a cinco euros por día.

A ambos acusados también se les condena a abonar en concepto de responsabilidad civil 70.000 euros. Una parte, 35.000 euros, ha sido satisfecha por E. O. M. El otro acusado aún no ha abonado los otros 35.000 euros.

Los hechos señalan que L.R.C, que actuó en todo momento de intermediario, y E.O.M., "guiados ambos de idéntico ánimo de ilícito beneficio económico a costa del ajeno patrimonio", ofrecieron, antes del 3 de septiembre de 2010, la compra de un piso en Gran Vía, propiedad de la acusada.

Ese 3 de septiembre, firmaron un "contrato de señal de compra", por la que la compradora abonó 30.000 euros en efectivo, estipulándose un plazo de hasta 60 días para la tramitación y formalización definitiva de la compra-venta.

A partir de la fecha anterior, la adquiriente "no consiguió elevar a público el contrato, ni siquiera volver a ponerse en contacto con los encausados, quienes nunca tuvieron la intención real de transmitirle el inmueble, y sí, únicamente de integrar definitivamente en su patrimonio, el importe desembolsado por aquélla gracias al ardid descrito".

Más tarde, la acusada, "actuando, supuestamente, en representación de sus abuelos, propietarios registrales del inmueble", vendió el inmueble a otra persona, si bien la escritura "no pudo acceder al Registro de la Propiedad, por haberse constatado que el poder supuestamente otorgado a la encausada por su abuelo para la disposición del bien, había sido otorgado con posterioridad al fallecimiento de éste". De hecho, este último asunto se juzgará próximamente.

|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí