Lunes 26 de Julio de 2021Actualizado 17:58

El 29 de diciembre de 2019

Tiempo de lectura: 01:56
|||

El precio de la vivienda usada sube un 0,4% en La Rioja en 2019

El metro cuadrado cuesta 1.189 euros en la comunidad autónoma

Bloque de viviendas, pisos

EP

El precio de la vivienda usada en La Rioja subió un 0,4% durante el último año, según el último índice de precios de idealista. Con este aumento el metro cuadrado se ha quedado en 1.189 euros.

Idealista ha estudiado la evolución anual en la ciudad de Logroño, donde el precio ha subido un 5,8% y se sitúa en 1.552 euros/m2. La mayor subida se ha producido en Castañares de Rioja, donde los propietarios piden un 13% más que hace doce meses, seguida por el incremento de Lardero (9,9%). Nájera ha sido, en cambio, el municipio de los analizados por idealista en La Rioja en el que más cayeron los precios (-12,1%) con respecto al año pasado.

Logroño es el mercado más exclusivo de La Rioja, sus 1.552 euros/m2 marcan el techo de la comunidad. Le siguen Ezcaray (1.360 euros/m2) y Lardero (1.337 euros/m2). Autol, en cambio, es el mercado más económico: 388 euros/m2.

Según Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista, "los datos del informe muestran como las fuertes subidas en el precio de la vivienda usada parecen haber quedado atrás. Sin embargo, no es probable que estemos ante un nuevo ciclo bajista, al menos no de forma global y generalizada".

La atomización del mercado provoca que durante los próximos meses "sigamos viendo cómo los precios siguen subiendo en los grandes mercados, donde la presión de la demanda sigue siendo superior a la capacidad de la oferta, mientras que en otras zonas de España lo precios se quedarán estancados o con leves oscilaciones al alza o a la baja", asegura.

El acceso a la vivienda seguirá marcado por la posibilidad de ahorro de los españoles. Aun teniendo capacidad para afrontar una cuota hipotecaria mensual, la dificultad para el ahorro aleja a muchos españoles de la posibilidad de acceder a un crédito. A este respecto, 2019 ha estado marcado por la entrada en vigor de la nueva Ley Hipotecaria. La implantación de los trámites que exige el nuevo texto provocó que durante la primera quincena de junio y los primeros días de julio no fuera posible la firma de ninguna hipoteca en nuestro país, lo que ha lastrado las estadísticas de hipotecas y compraventas durante todo el final del año.

En los próximos meses se espera que los indicadores vuelven a la normalidad, aunque es posible que el crecimiento siga ralentizándose "de manera suave y natural". "En todo caso, 2020 se presenta como un año con más incógnitas que certidumbres para el sector inmobiliario, por lo que habrá que esperar la formación del nuevo gobierno y las primeras medidas en materia de vivienda, tanto en venta como en alquiler, para saber que derroteros toma el mercado", concluye.

|||

A favor En contra

0 comentarios
Reto Demográfico
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí