Domingo 5 de Diciembre de 2021Actualizado 15:41

El 27 de noviembre de 2019

Tiempo de lectura: 04:27
|||

Balenciaga desarma al Bidasoa

La gran actitud defensiva del BM Logroño y la capacidad del central dan el triunfo a los riojanos por 30 a 24.

BM Logroño vs Bidasoa

Rioja2

Era el día. No se podía fallar. A falta de tres jornadas para cerrar la primera vuelta se podían ir casi diciendo adiós a las opciones de estar en la Copa Asobal. Pero el BM Logroño dio muestras de su nivel doblegando a un crecido Bidasoa y que viene haciendo gala de una defensa difícil de superar. El 30-24 parece que dicta que hubo más diferencia en la pista, pero el choque fue tenso, equilibrado por momentos y con tensión, como reflejaba el 20-18 a 12 minutos del final, pese a 11-4 en los primeros 18 minutos. Una de las claves, entre otras, para comprender el gran triunfo de los franjivinos estuvo en la cabeza privilegiada que tiene Balenciaga a la hora de dirigir a los suyos. Magistral haciendo jugar, anotando goles, asumiendo la responsabilidad desde los 7 metros… y brillante, por su astucia y anticipación, en labores defensivas en el extremo.

Pero sería injusto no mencionar el trabajo de Moreira en los 6 metros, más allá de los 8 goles anotados, o el trabajo oscuro de Sánchez-Migallón para liderar una defensa espectacular en los primeros compases y que supo mantener el tono cuando más complicado estaba el partido. Incluso Sergey, por momentos, fue fundamental para dar aliento a los suyos con paradas difíciles de ver (caso de dos manos a Seri en el primer tiempo y otra a Esteban Salinas en la segunda mitad). En este sentido, el día en el que el club estrenaba camiseta -se pierde la franja de color vino en diagonal- todo salió redondo.

Ni 18 minutos y Jacobo Cuétara ya había solicitado dos tiempos muertos. Sintomático de lo que estaba aconteciendo en el Palacio, que un equipo estaba pasando por encima a otro. El 11-4 era elocuente. El BM Logroño utilizaba una de las grandes virtudes de Bidasoa para doblegarle y hasta, por momentos, desquiciarlo. Es decir, desde la defensa. Actitud, intensidad, velocidad, solidaridad, esfuerzo, anticipación… Todo ello aderezado de un ataque fluido, perfectamente dirigido por Balenciaga, finalizado con destreza, en varias ocasiones, por Moreira desde los 6 metros y con el intercambio de cañonazos de Ligetvari desde la larga distancia. La nota negativa, por así decirlo, era que apenas llegaban goles desde los extremos (sólo uno de Hackbarth) -Dapiran marcó uno pero fue al contragolpe- y que se habían desperdiciado hasta dos siete metros, Dapiran (larguero) y Sánchez-Migalón (poste).

Los irundarras empezaron mandando, 0-1 gol de Barthe, y con una exclusión a los 35 segundos de Sánchez-Migallón. No pintaba bien el asunto. Pero con Balenciaga dirigiendo la orquesta todo es posible. Así fue. Moreira, en dos ocasiones, Ligetvari, Balenciaga y Sánchez-Migallón, en una transición, certificaban que el BM Logroño llegaba a la cita entonado y decidido. El 5-1 pasados los 6 minutos comenzaban a despistar a los visitantes. Más aún tras el 6-4, tímida reacción de los vascos, a los diez minutos y medio. Porque entre Sergey y la defensa franjivina neutralizaron el ataque de un Bidasoa que no encontraba ni el hueco para lanzar. Diez minutos a cero para los visitantes que vieron como el marcador pasaba a un 12-4 peligroso para sus intereses.

Jacobo Cuétara ya había probado de casi todo, cambio de portero (sólo dos paradas en la primer mitad y en la misma acción), todos los jugadores a pista… sólo podía aplicar más entereza física atrás. Odriozola se colocaba como adelantado para tapar a Balenciaga en diversas situaciones, mientras que Seri y Tesoriere le daban un punto más de agresividad. Ahora le costaba anotar al cuadro riojano que no encontraba con tanta continuidad ni a Moreira ni a Kusan. De ahí que el Bidasoa redujera diferencias al descanso para no perderle la cara con el 14-11 después de un 0-4 (12-8) que obligó a Velasco dar pausa, además de refrescar algunas de sus piezas (caso de Ligervari, Dapiran o Garciandia).

El bloque irundarra daba continuidad a lo visto en los últimos minutos del primer período y metía presión. Menos mal que Sergey estaba intratable en los 7 metros (tres parados y otro al poste) y que Balenciaga hacía el primer penalti de la tarde noche después de 7 intentos entre ambos conjuntos. El 15-13 exigía no perder la concentración y continuar trabajando. Kukic daba verticalidad y goles, aunque quitaba, con algún que otro pase perdido. Velasco estaba tentado de pedir tiempo. No lo hacía porque los suyos sabían cómo atacar a una defensa que variaba de una jugada a otra.

Se estiraba el conjunto local con el 19-15, pero Bidasoa estaba ahí, no renunciaba a nada tras el 20-18 con todavía 12 minutos por disputarse. En ese momento, aparecieron Kukic y Moreira -espectacular para estar en el lugar indicado para recibir- para despegarse. Pese al 22-18, los de Jacobo Cuétara insistían. Metían velocidad en sus acciones, arriesgaban en ataque y lo hacían en defensa. El asunto estaba en la dirección de Balenciaga. Supremo para dar pausa, meter un punto más, para asociarse con Kukic, con Garciandia, con Ligetvari, con Moreira… atraía y se iba, voy y me vengo. Imparable.

Parcial de 4-0 para completar un 28-21, restaban poco más de 5 minutos para la conclusión, en el que brillaban Sergey, las acciones defensivas (tapón al estilo baloncesto de Balenciaga) y una elaboración pensada y meditada en la que siempre había opciones. Los irundarras miraban el marcador, querían, pero no podía. Empezaban a pensar en el posible golaveraje, también el BM Logroño. Al final 30-24 y con gol de Balenciaga fuera de tiempo por apenas medio segundo. El objetivo de estar en la ‘pomada’ por la Copa Asobal se ha logrado, además igualando a puntos con Bidasoa -en caso de empate al final de la primera vuelta con ventaja para los franjivinos-.

Ficha técnica

BM Logroño: Sergey (p), Hackbarth (2), Garciandia (3), Balenciaga (5, 2p), Ligetvari (5), Dapiran (2) y Moreira (8), siete inicial, Sánchez-Migallón (1), Kukic (3) y Kusan (1).

Bidasoa Irúna: Rangel (p), Odriozola (4), Rodrigo Salinas (5), Da Silva, Barthe (1), Renaud-David (5, 1p) y Zabala (1), siete inicial, Azkue (2), Esteban Salinas (3), Cavero (1), Ledo (p), Seri (1), Tesoriere, Serrano, De la Salud y Crowley (1).

Parciales cada 5 minutos: 3-1, 6-3, 9-4, 11-4, 13-8, 14-10 (descanso), 15-12, 16-13, 19-15, 22-18, 28-21 y 30-24 (final).

Árbitros: Óscar Raluy López y Ángel Sabroso Ramírez. Excluyeron a los locales Sánchez-Migallón (min. 1) y Ligetvari (min. 46) y a los visitantes Da Silva (min. 3), Seri (min. 15), al entrenador Jacobo Cuétara (min. 18), Esteban Salinas (min. 39) y Barthe (min. 45).

Foto: BM Logroño

|||

A favor 6 En contra 0

0 comentarios
Consejo Regulador DOC RiojaFamilias de AcogidaConvivencia escolarPremios DDHHTeatro Bretón ENTRECOPAS
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí