Rioja2

Lunes 6 de Abril de 2020Actualizado 20:23

GLB Webads 2019
Coronavirus C7 cabecera
El 17 de agosto de 2019

Tiempo de lectura: 02:07
|||

Pescado azul, vegetales de colores y aceite de oliva, tus aliados este verano

Los expertos recomiendan una dieta que priorice la hidratación para mantener nuestra piel en buen estado, también durante el verano. 

Piscina

Rioja2

Durante el verano, también hay que extremar el cuidado de la piel. Y es que estos días los rayos de sol se convierten en los peores aliados de nuestra piel. Por esta razón, los expertos aconsejan llevar una dieta que priorice la hidratación y el consumo de alimentos con propiedades antioxidantes ayuda a mantener la piel en buen estado ante el impacto de los rayos solares. Esta dieta en ningún caso no es sustitutiva del uso de cremas solares, sino que es un complemento recomendable para disfrutar del sol y del bronceado de forma saludable.

De todos es conocido lo peligroso que es exponerse al sol en horas centrales del sol y la casi obligatoriedad de usar cremas fotoprotectoras. En este sentido, los alimentos antioxidantes nos ayudan a reparar la piel o a minimizar los procesos de oxidación en las células causados por los rayos ultravioletas, pero no hacen de pantalla, insisten los expertos.

Durante el verano, es importante consumir alimentos que aportan a la piel los nutrientes necesarios para que se regenere y proteja desde dentro de forma que debemos prestar atención a los tres grupos de alimentos imprescindibles: agua, vegetales y frutas con pigmentos y grasas insaturadas.

Agua. Hay que insistir en la importancia de hidratarse correctamente siempre, pero, sobre todo, si pensamos en una jornada de playa o piscina. Podemos complementar la ingesta de agua con el consumo de alimentos ricos en este elemento, como el melón y la sandía, verduras o sopas frías (gazpacho, sopa de melón...). El método más efectivo y sencillo para detectar si estamos muy hidratados es fijarse en la orina, tiene que ser muy clara y sin olor, casi como el agua.

Vegetales y frutas con pigmentos. Para minimizar el impacto o reparar los efectos de los rayos ultravioletas tenemos que dar protagonismo a los alimentos ricos en antioxidantes. Esto quiere decir los que son especialmente ricos en vitamina C y provitamina A (betacarotenos). En los dos primeros casos, volvemos a las frutas y verduras y, especialmente, las que tienen coloraciones anaranjadas, moradas o rojizas, del tipo cerezas, melocotones, zanahorias, tomates. Estos alimentos nos ayudan a luchar contra la oxidación y el envejecimiento celular.

Grasas insaturadas. Uno de los efectos de los rayos ultravioletas es que deterioran el grado de elasticidad de las células de la piel. El aceite de oliva, los frutos secos y el pescado azul pequeño (sardina, anchoa...) son alimentos que contienen grasas insaturadas saludables que refuerzan las membranas celulares y, así, pueden contribuir a una mejor tolerancia a la exposición solar. También contienen vitamina E con efecto antioxidante.

La doble cara de los batidos y los zumos

Los batidos y los zumos merecen un comentario a parte porque sí que son una buena opción para ingerir fruta y pasan muy bien, pero, en ningún caso, pueden sustituir ni una comida ni la ración diaria recomendada de fruta.

Cuando ingerimos fruta en formato zumo podemos no estar aprovechando todos los nutrientes, puesto que, por ejemplo, perdemos fibra y, por otro lado, pueden potenciar el azúcar. En resumen, la mejor opción es alternar zumos con la ingesta de fruta y vegetales enteros.

 

|||

A favor En contra

0 comentarios
Coronavirus cuadrado 5
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí