Miércoles 8 de Diciembre de 2021Actualizado 22:35

El 3 de junio de 2019

Tiempo de lectura: 01:54
|||

Amor en tiempos de reggaeton: "Es necesario poner a los jóvenes frente a las letras y el simbolismo que envuelve"

San Vicente de la Sonsierra acoge esta semana una serie de talleres contra la violencia de géneros para niños, adolescentes y familias. El primero se centra 

Discoteca, gente

Rioja2

El reggaeton sexualiza continuamente el cuerpo de la mujer y potencia el concepto del amor romántico idealizado y la idea de pertenencia a otra persona. Sobre esa base y con la intención de abrir los ojos y desmontar estereotipos entre los jóvenes, se han organizado una serie de talleres en San Vicente de la Sonsierra dentro del Programa de Prevención contra la Violencia de Género estatal. 

Verónica Muñoz Colina, educadora infantil experta en inteligencia emocional y coach personal, trabaja con los adolecentes, desde el punto de vista más práctico, para tratar de hacerles ver lo que se esconde detrás de esas canciones que cantan y bailan sin darse cuenta en muchos casos de que no dejan de potenciar unos estereotipos que siguen condenando a las mujeres a la más profunda desigualdad. 

"Desde que te vi supe que eras pa’ mi", "esa criminal como lo mueve es un delito, tengo que arrestarte porque empiezo y no me quito". Son algunas de las frases de una de las canciones que más sonará este verano, Calma de Daddy Yankee. 

Son canciones que suenan en los bares, las disco móviles de las verbenas e incluso las clases de zumba. Sus estribillos nos machacan y nos sorprendemos cantándolas casi sin darnos cuenta. "Cuando empiezan los talleres, muchas de las chicas ya se han dado cuenta, son conscientes de lo que están escuchando y son mucho más reivindicativas", cuenta la responsable de los mismos, "pero los chicos no son conscientes de lo que bailan y cantan hasta que les damos la letra en un papel, después de analizarlo incluso dicen que las bailarían diferente". 

El reggaeton no es la única música plagada de mensajes machistas. Sólo hay que escuchar canciones como 'Soldadito marinero' de Fito o 'Tuya' de Malú. "La diferencia es que el reggaeton es mucho más que las letras, es también la estética, la ropa o ausencia de ropa de las chicas, el tipo de baile, los videoclips, les entran los estímulos machistas por los cinco sentidos", explica Muñoz. 

Lo fundamental para esta experta en inteligencia emocional es lograr que cada uno se ponga en la piel de los demás. Para ello, el taller comienza dejando que sean las chicas las que elijan las sillas y el material, "así se dan cuenta de lo injusto que es otorgar privilegios a alguien sólo por su sexo". 

Verónica Muñoz tiene claro que es inevitable que los jóvenes escuchen y bailen estas canciones pero cree que es necesario al menos abrirles los ojos, "darles un choque de realidad y proporcionarles herramientas para que sean más críticos".

|||

A favor En contra

1 comentarios

#1
03/06/2019 23:11h

Canciones hechas por machirulos acomplejados que nos han traido esa mierda de música que siendo realistas no se puede considerar como tal

A favor 2 En contra 0 Denunciar
Consejo Regulador DOC RiojaFamilias de AcogidaConvivencia escolarPremios DDHHPuzle Descubriendo La Rioja
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí