Rioja2

Jueves 3 de Diciembre de 2020Actualizado 12:49

Hipoteca Gobierno La Rioja
Código QR Covid
Derechos Humanos ok
El 24 de mayo de 2019

Tiempo de lectura: 02:23
|||

Los secretos que oculta el interior de un aljibe del Castillo de Nalda

Comienza una nueva campaña de excavaciones arqueológicas en el castillo. 

castillo de Nalda

Rioja2

El Castillo de Nalda Señorío de Cameros sigue deparando buenas noticias, esta semana se ha iniciado una nueva campaña de excavaciones arqueológicas y se han ido documentando interesantes datos del aljibe abovedado que se encontró intacto y del que se tienen imágenes del interior tras introducir una cámara.

Hasta la última campaña, las excavaciones arqueológicas se habían centrado en definir el perímetro del castillo y, por primera vez, se acometió la excavación de su interior. Los resultados fueron sorprendentes, superando con creces las expectativas. Entre otros restos salieron a la luz dos aljibes, de grandes dimensiones. Los aljibes son depósitos que se utilizan para almacenar el agua de consumo, habitualmente de lluvia, mediante unos canales que recogen el agua de los tejados y la conducen hasta el mismo.

Uno de los aljibes se ha conservado en su totalidad. Esto quiere decir que quien se acerque hasta el castillo lo que verá será la parte exterior de una bóveda, realizada con un encofrado de mortero. Al interior se accedía por una boca situada en el centro, la cual estaba protegida por un brocal, pero este se ha perdido. Por alguna razón los moradores del castillo, en algún momento, decidieron clausurarlo y lo sellaron con un montón de piedras con mortero. Y así ha permanecido hasta nuestros días.

Los trabajos se dieron por finalizados sin haber podido entrar, pero a pesar de ello, el equipo arqueológico nos describe su interior. Eso es posible porque se introdujo una cámara por uno de los cuatro canales por los que se alimentaba. Y se ve que está prácticamente vacío y que está enlucido en color rojo. Este color es porque entre sus componentes figura óxido de hierro, arcilla roja y resina de lentisco para impedir que el agua se corrompa y se produzcan filtraciones. La bóveda se sustenta en tres pilares, pero estos se instalaron con claridad en fechas posteriores a su construcción, ya que presentan piezas reaprovechadas y se encontró un cuarto pilar, idéntico, fuera del aljibe.

Obviamente la intención es quitar esas piedras y entrar allí donde no lo ha hecho nadie en siglos. En su interior quizá se encuentre la inscripción de algún preso, en la que cuente sus penurias. Son varios los documentos que mencionan el uso de los aljibes en el siglo XVI como mazmorras. En una ocasión llegaron a estar presos hasta doce personas. Les ataban una cuerda por los sobacos y los descolgaban por la boca. No sería extraño, los presos lo  hacen. De hecho, ya lo hicieron los albañiles cuando lo construyeron. Entre las marcas que estos dejaron se reconocen perfectamente distintas inscripciones.

El alcalde de Nalda e Islallana, Daniel Osés se ha mostrado “encantado de retomar las excavaciones arqueológicas en nuestro Castillo, que a buen seguro nos seguirán deparando descubrimientos sorprendentes y nuevos e interesantes datos sobre la historia de la Fortaleza”.

Osés, especialmente ilusionado con los descubrimientos relacionados con el aljibe que se ha hallado completo, ha anunciado que “seguiremos indagando en este espectacular elemento” y ha anunciado que “en breve se anunciarán las fechas de la Exposición del Castillo de Nalda”. 

Ha finalizado dando las “gracias a la Dirección General de Cultura que ha apoyado la propuesta de excavación arqueológica que hemos planteado y que la financia al 100%”.

|||

A favor 3 En contra 0

0 comentarios
CSIF FormaciónMercedes Código QR Covid cuadradoColegio de Enfermería Cuídate, cuídanos
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí