Martes 26 de Octubre de 2021Actualizado 22:46

El 30 de abril de 2019

Tiempo de lectura: 03:18
|||

El PR+ pide un informe de los proyectos que se han quedado pendientes antes del #26M

El concejal considera que finaliza un ciclo marcado por la "paralización de este Ayuntamiento". 

Cerramiento del frontón del Revellín

Rioja2

El concejal del Partido Riojano (PR+) en el Ayuntamiento de Logroño, Rubén Antoñanzas, ha reclamado a los concejales que integran el actual equipo de Gobierno municipal que “presenten, antes del 26 de mayo de 2019, un informe detallado de todos aquellos proyectos y cuestiones que hayan quedado pendientes de ejecución dentro de su departamento, con el objetivo de que el Gobierno que se constituya después de las elecciones municipales, pueda retomarlos a la mayor celeridad posible, de manera que la ciudad de Logroño continúe avanzando y creciendo en dotaciones, prestaciones y servicios”. 

Llegamos al fin de la presente legislatura, finaliza un ciclo marcado por la paralización de este Ayuntamiento y la inacción municipal, debido a la falta de impulso político de una Alcaldesa que ha estado más centrada en su propia carrera política en Madrid y en sus constantes viajes que en la propia ciudad”, ha expresado Antoñanzas. 

A juicio del regionalista, “tras las elecciones del próximo 26 de mayo, se constituirá un nuevo gobierno para la ciudad que pondrá en marcha novedosos proyectos e iniciativas y, también, deberá dar continuidad a cuestiones que hayan sido iniciadas o abordadas a lo largo de estos cuatro años, pero que, por el motivo que fuere, no han sido concluidas”.

“Numerosos proyectos e iniciativas no han sido concluidos”

Según los datos de Antoñanzas, “el equipo de Gobierno deja: Licitado un CCR que ha sido incapaz de abrir y dar viabilidad en ocho años, a pesar de recibir un proyecto acabado. Una fase II del soterramiento de la vía del tren que no avanza y de negociaciones de las que no se informa al Pleno. El traslado de la estación de Cascajos que no ha avanzado en ocho años. La ordenanza de animales, que lleva paralizada años. Una Casa de las Letras que permanece como herida abierta en el centro de Logroño y que solo sirve de metáfora de la gestión del tándem Gamarra-Julián San Martín. Un túnel de Vara de Rey en proyecto de demolición primero y en reconstrucción después. Un edificio de Correos cerrado en pleno corazón del casco antiguo de la ciudad. Un solar de Maristas sin vida, afectando notablemente al comercio local de la zona. Los bomberos municipales 'bajo mínimos', con los que el equipo de gobierno se ha demostrado incapaz de negociar. La trama Enredadera, de la que sabemos que ningún implicado responderá políticamente...”.

Antoñanzas quiere que “los logroñeses sepan, antes de decidir quien será el próximo Alcalde y por boca del actual equipo de Gobierno, en qué ha avanzado la ciudad estos cuatro años y cuánto les van a costar a los logroñeses los proyectos comprometidos”. 

Desde el Partido Riojano consideran “necesario que el equipo de Gobierno entrante cuente con una información precisa y actualizada del estado general de la ciudad”, ha valorado Antoñanzas, que cree “fundamental que haya una transición honesta”. 

En opinión de Antoñanzas, “en cada una de las áreas municipales, se han desarrollado trabajos que requerirán ser retomados en la siguiente legislatura: Todos ellos son informes, estudios, asistencias técnicas, proyectos encargados a terceros, que han sido pagados con el dinero público de todos los logroñeses y que, como tal, pertenecen a la ciudad en su conjunto”.

“Son muchos los retos que tenemos por delante en cada barrio”

A juicio del edil riojanista, “están en juego grandes proyectos y otros no tan grandes, pero igual de importantes para los vecinos a los que les afecta”. En este orden de cosas, el Partido Riojano piensa que “el cambio político no debería suponer una paralización absoluta de la ciudad durante ese tiempo de traspaso de Gobierno, nosotros hemos venido a construir, a sumar, a crear ciudad y queremos seguir haciéndolo sin demora. El tiempo y el esfuerzo de los antiguos y de los nuevos concejales debe ir encaminado a tratar de resolver, lo antes posible, los problemas de los logroñeses”. 

Antoñanzas cree que “son muchos los retos que tenemos por delante en cada barrio de Logroño, en diferentes ejes estratéticos como urbanismo e infraestructuras, comercio e industria, movilidad, medio ambiente, servicios sociales, cultura, patrimonio, turismo y deportes”. El regionalista ha asegurado que “no se puede perder el tiempo en trámites administrativos que ya han sido elaborados y no debemos permitir que estos se escondan en un cajón, tal y como ha sucedido en otras ocasiones. Para nosotros lo importante es Logroño, las logroñesas y logroñeses”.

|||

A favor 0 En contra 1

3 comentarios

#3
01/05/2019 22:02h

Que pidan también los contratos que se hayan firmado en fechas recientes

A favor 0 En contra 0 Denunciar

#2
Eduardo Martínez01/05/2019 20:09h

Y esto se te ha ocurrido a ti solito? O lo has copiado de algun artículo de google. Y ahora viene la pregunta tonta del dia. ¿Y a que coño viene todo este discurso voltariano en esta noticia? ¿Que puñetas tiene que ver la petición de un político al Ayuntamiento, con Polibio. y sus historias griegas?

A favor 0 En contra 0 Denunciar

#1
01/05/2019 14:17h

OCLOCRACIA Aunque conocido, el término es poco utilizado. Alguien lo ha vuelto a poner en candelero. La oclocracia es la degeneración de la democracia. Esta representa los intereses del pueblo. Aquella, los del populacho ebrio de poder que manipula y enfrenta. Un escrache es un fenómeno protagonizado por oclócratas. Las diadas de los últimos años son manifestaciones de esta laya impulsadas por la banda que hoy se sienta en el banquillo de los acusados. Lean a Polibio o a Voltaire. Y entiendan que la fortuna de los ricos, según ellos, está en consonancia con un abundante suministro de pobres. Estos no dejan de ser, en suma, sino barriles de petróleo. Los círculos de indignados de la Puerta del Sol constituían muestras genuinas de movimientos oclocráticos. Al frente de los mismos, un grupo selecto de universitarios frustrados que ambicionaban alcanzar la cima gobernante. Engañaron, y en ello prosiguen con menos éxito, a todos. Decían, y manifiestan, que la voluntad popular se debe imponer, primero, en la calle y, luego, en las urnas. Los mensajeros del rencor reconducían las actitudes de los ignorantes hastiados. Entre ellos y el abismo, la grey obediente que anuncia un futuro horrendo. Desde la Secta a El País, los medios de comunicación abonan esta planta carnívora. La democracia es aceptable, afirman, cuando satisface a sus conveniencias. La explosión del golpismo se basa en este fenómeno que describieron los clásicos griegos. Cualquier acción gubernamental, parlamentaria o judicial es calificada de fraude democrático por los violentos de Junqueras y de Otegi. La decisión de la Junta Electoral Central de prohibir a Puigdemont presentarse a las elecciones europeas, excusa barata para atizar el fuego del conflicto territorial. La oclocracia encuentra en las bandas organizadas a los sembradores del mal. No importa que sean potentes empresas de comunicación, ya facciones políticas enriquecidas por los ríos revueltos de la mentira, ya mafias que se autoblanquean en el tráfico de inmigrantes ilegales. Hay que echar carbón humano a la máquina infernal del ferrocarril negrero.

A favor 0 En contra 0 Denunciar
Premios A Crear 2021CCOO Igualdad
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí