Rioja2

Jueves 23 de Enero de 2020Actualizado 16:31

GLB Webads 2019
El 19 de febrero de 2019

Tiempo de lectura: 03:50
|||

La epilepsia, la discapacidad que te mantiene siempre alerta

El próximo sábado 2 de marzo tendrá lugar la primera reunión de "Conectae", una asociación riojana de epilepsia.

niña, epilepsia,

Rioja2

Actualmente, se estima que unas 400.000 personas en España están aquejadas de epilepsia y cada año se diagnostican 20.000 casos nuevos. Una discapacidad que en este momento sufren más de 2.000 riojanos.

La epilepsia se produce por una hiperactividad de las neuronas. Es un trastorno en el envío de la información nerviosa, hay muchas causas y presenta mucha variedad de crisis. La mayoría de la gente conoce solo los episodios convulsivos con pérdida de conciencia, pero hay muchos más: crisis de ausencia, atónicas y mioclónicas.

Pedro y Mari son un matrimonio de La Rioja a los que esta discapacidad ha alterado su día a día. Y es que su hija sufre estos ataques y como explica Pedro “es una discapacidad que nos mantiene continuamente alerta”.

Cuando se enteraron de que su hija sufría esta discapacidad Pedro quiso informarse sobre ello, buscó consejos de expertos y de otras familias que están pasando por la misma situación, “fui a Pamplona, recogí información por Internet, visité especialistas...”.

El motivo por el que Pedro tuvo que desplazarse para acudir a las reuniones de diferentes asociaciones de epilepsia en otras comunidades es que en La Rioja no existe una asociación que agrupe los diferentes casos de esta discapacidad. Motivo por el que Pedro, junto a su mujer Mari, han decidido fundar “Conectae”, una asociación riojana de epilepsia que se reunirá por primera vez el próximo sábado 2 de marzo a las 18 horas en la Fundación CajaRioja-Bankia La Merced, en el número 109 de la calle Marqués de San Nicolás.

El propósito es agrupar en La Rioja todas esas “formas” epilépticas en una sola asociación e invitan a pacientes, familiares, madres, padres, profesionales de la sanidad a formar parte de este proyecto sin ánimo de lucro, “crear un espacio donde poder compartir las experiencias de cada uno, aconsejarnos y apoyarnos”, aclara.

El desconocimiento de la gente ante un ataque epiléptico hace que las personas se asusten y no sepan reaccionar .“El otro día a mi hija le dio un ataque en una tienda, la gente se mostró asustada, yo con calma la atendí y esperé a que se le pasase, la mayoría de las veces suelen ser unos segundos y luego vuelve a la normalidad” explica Pedro.

Qué se debe hacer y qué no se debe hacer ante un ataque epiléptico:

Qué hacer:

- Conservar la calma, ya que una actuación precipitada puede ser peligrosa.

- Se debe colocar de lado al paciente con cuidado, para facilitar la respiración.

- Tratar de que la persona no se lesione durante la crisis epiléptica, quitando objetos peligrosos de alrededor (aristas de muebles, objetos punzantes, etc) y colocando algo blando bajo su cabeza, para evitar que se golpee contra el suelo.

- Aflojar ropas alrededor del cuello, (corbatas, camisa, etc.).

- Observar la duración de la crisis epiléptica. En la gran mayoría de las ocasiones este tipo de crisis epilépticas finaliza en dos o tres minutos, tras lo cual la persona se recupera gradualmente.

- Se debe esperar al lado de la persona hasta que la crisis epiléptica termine. Dejar que descanse hasta que se recupere y comprobar que vuelve poco a poco a la situación normal.

Qué no hacer:

- No se debe introducir, bajo ningún concepto, objeto alguno en la boca con el afán de que la lengua no vaya hacia atrás, dado que puede ser peligroso si traga este objeto y se queda alojado en las vías respiratorias, además de las posibles lesiones orales, al intentar introducirlo a la fuerza.

- No se debe tratar de inmovilizar a la persona por la fuerza durante la crisis epiléptica.

- No es necesaria la respiración boca a boca durante la crisis convulsiva, aunque se tenga la impresión de que la respiración queda bloqueada por la rigidez, salvo que la persona no vuelva a comenzar a respirar terminada la crisis convulsiva.

- Nunca se debe dar agua, alimentos o pastillas por la boca durante la crisis epiléptica o poco después puesto que un posible vómito con el conocimiento alterado puede ser muy peligroso.

- Una vez finalizada la crisis epiléptica no es útil la administración de medicación sedante.

Necesidad de atención médica urgente La gran mayoría de las crisis epilépticas terminan de forma muy rápida y no es necesario trasladar a la persona con epilepsia conocida a un Servicio de Urgencias por la crisis epiléptica en sí.

- Avisar al 112 si...

1. La crisis epiléptica dura más de 5 minutos.

2. La crisis epiléptica se repite en corto espacio de tiempo.

3. No recupera por completo la situación previa, tras un periodo de tiempo prudencial después de la crisis epiléptica.

4. Ha habido un traumatismo importante durante la crisis epiléptica.

5. La persona que ha sufrido la crisis está embarazada.

6. Se trata de una persona que no sea epiléptica. En este caso no se conoce la causa y puede tener una enfermedad aguda que requiera un diagnóstico y tratamiento urgente (por ejemplo, meningitis, trombosis cerebral, intoxicación, etc.).

Aunque la enfermedad puede afectar a cualquier persona en todas las fases de su vida, en la mayoría de los casos se manifiesta en la infancia. A día de hoy no hay cura, pero hay muchos tratamientos, con menos efectos secundarios que permiten controlar las crisis y mejorar la calidad de vida de personas con esta discapacidad.

|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí