Rioja2

Lunes 14 de Octubre de 2019Actualizado 23:31

GLC SUV
El 27 de enero de 2019

Tiempo de lectura: 03:45
|||

Todo fluye, todo suma

Olaetxea, en su reaparición, da la cuarta victoria seguida por 1-0 a la UDL, que se coloca tercera.

La plantilla de la UDL celebra la victoria ante el Langreo

Rioja2

Olaetxea reapareció y lo hizo a lo grande. Con gol cuando más duele al adversario, en el minuto 87, casi sin que el Langreo pudiera reaccionar. De una falta lateral llegó el triunfo de una UDL afortunada. Porque encadena seis partidos sin recibir un gol y cuatro victorias seguidas por la mínima. Suficiente para encaramarse a la tercera posición y sacar un rédito espectacular a los 17 goles anotados. Dan para 40 puntos. Increíble. Se apunta que las dinámicas son fundamentales para entender el devenir de un equipo. Queda claro que en el caso de los riojanos es así.

Los de Sergio Rodríguez está teniendo esa pizca de suerte en determinados momentos. Por ejemplo, dos minutos antes de que Olaetxea peinara para superar a Adrián Torre, Miguel, providencial, sacó una mano derecha prodigiosa para evitar el tiro seco y cruzado de David González. Eso en las primeras jornadas de liga era impensable. Sirva como recordatorio, el poste de Marcos Andre en La Planilla con 1-0 en contra y en la siguiente acción jugadón de Rodrigo para que Goñi certificara el triunfo de los rojillos.

El caso es que ante un Langreo que tuvo sus opciones, la UDL salió en tromba. No se dejó nada. Desde el pitido inicial tocó arrebato. Iñaki, como es lógico, le dio más profundidad que Flaño en el lateral zurdo. Por ambos costados, los riojanos llegaban para centrar. Faltaba el remate (Marcos André fuera, Iñaki y para Adrián Torre, falta que saca Ñoño, Salvador no llega a un remate por poco…) y elegir bien en el último momento.

Algo más de veinte minutos en los que el Langreo bastante hacía con seguir sin encajar. Pero el ímpetu de los blanquirrojos se frenó. Los asturianos cogieron aire, tuvieron continuidad en los pases y hasta marcaron. Nespral remató en primera instancia, Miguel despejaba y Cuello anotaba en el rechace. ¿Fuera de juego, falta? Tuvo que ser la segunda opción porque el lateral zurdo no estaba en posición antirreglamentaria. Con el miedo en el cuerpo, Nespral -omnipresente en todas las acciones ofensivas de los suyos-, superaba a Miguel, pero el poste fue un aliado del capitán riojano. Dos acciones que hicieron dudar a ambos conjuntos.

La UDL fue más cauta, mientras que el Langreo empezó a considerar que en la segunda mitad tendría sus oportunidades. El equilibrio fue lógico hasta el descanso. Los locales querían, pero ahora costaba más hacer peligro. Salvo en el tramo final del primer tiempo. Iñaki remataba fuera y acto seguido, Ñoño se presentaba ante Adrián Torre con todo a favor tras un buen pase de Víctor López. Pero el meta le ganó la acción al andaluz. Paradón.

Buscaba la UDL el gol tras el paso por los vestuarios y Marcos André remató pero sin dirección. El Langreo no se conformó y dio entrada a Riki para tratar de ganar la posesión a su oponente. El fino centrocampista evidenció su calidad para asistir a Nespral, que, una vez más, se encontró con Miguel. Sergio Rodríguez reaccionaba poniendo en el campo a Olaetxea, que reaparecía dos meses después. Dio la impresión de que los locales recuperaban el dominio y la presencia en campo contrario, pero las ocasiones escaseaban. Todas morían en el área por malas decisiones, con tiros bloqueados por la defensa asturiana o con remates fuera en varias acciones de estrategia.

Se entraba en la recta final del encuentro con la incertidumbre del marcador. Los riojanos apretaban, pero el Langreo amenazaba a la contra. Así, David González aprovechó un agujero de la defensa blanquirroja para retar a Miguel desde la esquina del área. Tiro duro cruzado que el portero logroñés, con una gran mano derecha, despejaba a córner. Era el minuto 85. Un susto que podía provocar inseguridad en los locales. Lo hizo.

Todo quedaba a expensas de una jugada aislada o una genialidad para romper las tablas iniciales. Fue de falta lateral donde la UDL certificó un triunfo que le permite auparse a la tercera posición, empatado a puntos con el Barakaldo. Olaetxea estaba en el momento preciso para peinar y batir a Adrián Torre en el centro de Ñoño. No hubo reacción de los asturianos. Fue un jarro de agua fría para los de Hernán Pérez. Todo lo contario que el pensamiento del aficionado riojano, que premió esta gran racha de los suyos aplaudiendo a rabiar en cuanto se pitó el final. Todo se ve diferente desde arriba, cuando las cosas salen bien, cuando la dinámica ayuda a que haya continuidad en los resultados.

Ficha técnica

UD Logroñés: Miguel; Juan Iglesias (Santos, min. 85), Caneda, Bobadilla, Iñaki; Rubén Martínez (Olaetxea, min. 65), Andy, Salvador, Ñoño; Víctor López (Oussama, min. 83) y Marcos André.

UP Langreo: Adrián Torre; Cristian, Alain, Jorge García, Cuello; Zubiri, Samba (Riki, min. 54); Dani Ábalo (David González, min. 68), Nespral (Cabranes, min. 81), Javi Sánchez; y Allyson.

Gol: 1-0, min. 87: Olaetxea.

Árbitro: Francisco Javier Fernández Vidal (Comité Valenciano). Amonestó al local Bobadilla (min. 23) y a los visitantes Adrián Torre (min. 74), Javi Sánchez (min. 86) y Zubiri (min. 93).

Incidencias: 3.022 espectadores en Las Gaunas, según informó el club organizador.

|||

A favor 1 En contra 0

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí