Rioja2

Martes 19 de Noviembre de 2019Actualizado 11:15

Mercedes GLA 180 Black
El 24 de enero de 2019

Tiempo de lectura: 02:29
|||

Salud impulsa una campaña para alertar del peligro de zarandear a un bebé

En los últimos 10 años se han registrado en La Rioja cuatro casos de bebés con traumatismo craneal no accidental

campaña bebé zarandeado

Rioja2

La Consejería de Salud ha puesto en marcha una novedosa campaña denominada ‘Mantén la calma, no lo zarandees’, con el objetivo de prevenir el denominado síndrome del bebé zarandeado o trauma craneal no accidental, por el que en los últimos 10 años se han visto afectados cuatro menores en La Rioja.

La campaña, impulsada desde el servicio de Pediatría del Hospital San Pedro y la Dirección General de Salud Pública, se concreta en la edición de 5.000 folletos y 300 carteles con información útil sobre cómo prevenir este tipo de lesiones y traumas cerebrales graves. Su distribución se producirá en los próximos días en las consultas de Pediatría de los centros de salud y en los hospitales públicos de La Rioja.

Según ha explicado la consejera de Salud, María Martín, con esta acción se pretende “alertar sobre los peligros de zarandear a un bebé cuando se intenta consolar su llanto y, para ello, se ofrece información a los padres, y a cualquier persona que cuide de un bebé, de las lesiones cerebrales que le pueden ocasionar si lo zarandean con la intención de calmarle”.

En este sentido, la jefa de Pediatría del Hospital San Pedro, Yolanda Ruiz del Prado, ha subrayado que “al zarandear a un bebé, su cabeza se mueve bruscamente golpeando el cerebro contra el cráneo y es posible provocarle lesiones cerebrales, fracturas, asfixia e incluso la muerte”.  Eso se debe, tal como ha explicado, “a que la cabeza del recién nacido representa un 25% de su peso y la musculatura del cuello es muy débil para sujetarla”.

Un bebé sano puede llorar durante horas

Asimismo, Ruiz del Prado ha manifestado que “el llanto del bebé evoluciona siguiendo una curva que comienza a las dos semanas de vida, tienen un pico a los dos o tres meses y disminuye a partir del cuarto o quinto mes de edad. Que el bebé sea capaz de llorar durante horas significa que está sano”.

Este periodo de llantos, que se extiende hasta el cuarto o quinto mes, se conoce como ‘período de llanto inconsolable’ o ‘cólico del lactante’, y se caracteriza porque es un llanto que está fuera de control y que suele ocurrir por la tarde o durante la noche.

A este respecto, la titular de Salud ha animado a los padres “a tener paciencia en esos momentos de desesperación por no poder calmar al bebé, ya que la peor situación que puede darse es que el adulto pierda el control y eso lo lleve a realizar acciones que, aunque no suelen ser premeditadas, pueden dañar al bebé, ocasionándole daños cerebrales que en el 70% de los casos son irreversibles”.

Recomendaciones ante el llanto del bebé

Desde Salud se facilitan las recomendaciones para calmar a un bebé que llora mucho:

Ante todo, mantener la calma.

Asegurarse de que no tiene hambre, ni frío, ni fiebre, que tenga el pañal seco y que no vomite en exceso.

Alimentarlo despacio.

Si utiliza chupete, ofrecérselo.

Ponerle ‘piel con piel’.

Hablarle dulcemente, cantarle o ponerle ‘ruidos blancos’ de fondo (una bañera llenándose de agua, un secador, etc.).

Ponerle boca abajo, bien sujeto con una mano sobre su abdomen o colocarle en un portabebés o mochila.

Sacarle en su cochecito o en un portabebés.

Llamar a un familiar o amigo mientras se toma un respiro y descansa.

Si el bebe continúa sin calmarse, llevarlo a su pediatra.

|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí