Rioja2

Domingo 21 de Octubre de 2018Actualizado 18:51

APP Rioja2
Mercedes Clase A
El 9 de octubre de 2018

Tiempo de lectura: 01:20
|||

"El profesor humilló al menor y lo tuvo sometido"

Hoy en el juicio al profesor riojano acusado de abusos a un alumno ha declarado los psiquiatras y psicólogos. 

Chema M.S.

Rioja2

Continúa el juicio al profesor riojano J.M.M.S. acusado de abusar sexualmente de un menor hace diez años en el colegio vizcaino del Opus Dei Gaztelueta. Hoy ha sido el turno del psiquiatra que atendió al menor, para quien éste era "un muchacho aplastado, reducido a un objeto del goce del otro". 

El doctor Iñaki Viar, experto en casos de bullying y abusos sexuales, ha sido claro, según detalla eldario.es, al describir la situación de "sometimiento" que el menor vivió mientras el profesor fue su preceptor durante dos años. Un tiempo en el que "le humilló" y lo tuvo "sometido" para que fuera al despacho para la realización de prácticas sexuales. Las tutorías se prolongaban durante horas, hasta tres o cuatro veces a la semana. 

Después de esas sesiones, sus compañeros se burlaban de él, según el psiquiatra, con lo que su vida pasó a "convertirse en un infierno" y todavía hoy presenta síntomas, aunque el traslado a Haro supuso una mejoría. 

Tanto Viar como la psiquiatra Eva Sesma y la psicóloga Araceli Medrano han rechazado la teoría de la defensa, que sostiene que el relato de la víctima no es cierto. Han detallado también que el joven fue contando los hechos poco a poco, a su ritmo. "Era como un edificio que ha recibido un terremoto". En principio, según Viar, sólo contó los tocamientos, pero luego desveló hasta una penetración. De hecho, sólo verbalizó los abusos tras confesar el acoso escolar. Se sentía culpable y avergonzado. 

La psiquiatra de la defensa, María José Martínez, por su paret, ha aludido a "declaraciones inexactas y contradictorias" y ha reconocido que es un caso "muy complicado". 

|||

A favor 0 En contra 2

1 comentarios

#1
09/10/2018 21:25h

Es curioso que se envíe a un hijo al psicoanalista, psiquiatra y no se le ponga la corriente de que antes de los sucesos -los dos últimos cursos de primaria- necesitó la ayuda del pediatra de toda la vida por presentar episodios de ansiedad, taquicardias, dolor abdominal, cefaleas, diarreas y sudoración, sin que supiera las causas de estos problemas, al punto de recetarle Orfidal. Los cuadros de ansiedad no se repitieron en la época en que el acusado fue su preceptor. Es muy raro todo. Esta criatura parece ser que ha sufrido mucho pero que el responsable no es su preceptor...

A favor 3 En contra 1 Denunciar
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí