Rioja2

Miércoles 17 de Julio de 2019Actualizado 22:59

Mercedes Vans julio
El 17 de septiembre de 2018

Tiempo de lectura: 03:37
|||

Restaurantes sobre ruedas: el nuevo boom de la hostelería

La moda de los food trucks, junto con los caterings personalizados, han revolucionado la concepción de la gastronomía para la gente de la calle.

food truck

Rioja2

Originales, cualitativos, bohemios y adaptables. Estas son algunas de las características principales de las furgonetas restaurante, más conocidos como food trucks, cuya presencia domina últimamente calles, plazas, festivales y conciertos. Estas furgonetas de venta de comida callejera han llegado para quedarse. Y es que ahora se puede ser un apasionado de la cocina, un manitas entre fogones y tener el objetivo de querer dedicarse al arte culinario sin hacer frente a los gastos que supone abrir un restaurante.

Hoy en día se puede conseguir una caravana sencilla y vintage por una cantidad modesta. El auge de las gastronomías internacionales - así como de la comida saludable, veggie y healthy - han ayudado en gran parte a que esta manera de vender comida se haya popularizado. En este nuevo modo comercial se ha encontrado un nicho de mercado desconocido hasta el momento que, además, ha ganado adeptos por haberse complementado con otra peculiaridad poco explotada por el sector. Hoy en día, arriesgarse a la hora de abrir un food truck es andar casi sobre seguro. Eso sí, siempre que la calidad sea óptima, puesto que la oferta es tan amplia que el mínimo valor añadido va a ser aplaudido por un público deleitoso de novedades.

No obstante, hay quienes pueden acarrear ciertas dudas sobre la viabilidad de un emplazamiento de comida sobre ruedas. En este caso, antes de embarcarse en la aventura de los food trucks, se pueden barajar alternativas intermedias que proporcionen algo de luz y esperanza al objetivo final. Una de estas otras maneras de hacer puede ser el de montar una empresa de catering, por ejemplo, y repartir comida por una zona delimitada completa. Esta opción también permite un gasto inferior al de abrir un restaurante y puede estar al alcance de un número más elevado de personas, ya que la inversión que supone es más reducida. Además, en el caso de querer minimizar el gasto, siempre se puede optar por contratar un renting de furgonetas para autónomos antes de subirse al negocio, y probar su viabilidad a través de un alquiler y sin la necesidad de una compra definitiva. Las muchas opciones de vehículos que pueden alquilarse facilitaran la adaptación del empresario a sus necesidades, en función del tamaño o precio que esté dispuesto a pagar.

En el caso de los caterings, la orientación no debe ser un problema a la hora de moverse por la zona donde se opera, menos ahora que la geolocalización nos facilita totalmente nuestra ubicación y nuestro destino. Asimismo, contar con los mejores GPS para coches va a ser la mejor opción para no hacer esperar a los clientes y poder seguir un orden de reparto óptimo y justo. La inversión, igual que en el vehículo, va a ser decisión del empresario en función de lo que desee, ya que existen GPS para todos los gustos y con infinidad de aplicaciones diferentes: táctiles, con más o menos memoria, con mapas de Europa, etc.

Pasos imprescindibles para montar un food truck

Lo primero que se debe tener claro a la hora de optar por el montaje de un food truck es cuál va a ser la idea principal sobre la que va a girar la comida. Hay que tener en cuenta que las dimensiones de una caravana - y de su cocina - son reducidas, por lo que no se va a poder hacer una variedad gastronómica sumamente amplia. Es por este motivo que es imprescindible disponer de un concepto concreto y girar entorno a él de una manera inteligente y original. Por ejemplo, se puede optar por hacer comida vegana, especializarse solo en hamburguesas o valorar la posibilidad de acercarse a la gastronomía cultural de un sitio en concreto, por ejemplo, la mexicana.

Una vez escogida la idea sobre la que va a girar tu food truck, es necesario hacer un estudio sobre su viabilidad y sobre si realmente va a tener cabida en el mercado. De ser así, habrá que analizar toda la parte económica, es decir, valorar la inversión y los gastos que supone. El siguiente paso va a ser la creación de la marca personalizada: el nombre de la caravana, el color y la decoración serán piezas clave en la popularidad de tu food truck. Es recomendable que uses algún rasgo distintivo, para que los clientes hablen de ti y te reconozcan fácilmente. Por ejemplo, puedes pintar la caravana con un estampado vistoso o usar delantales personalizados acordes a la temática que hayas escogido para tirar adelante tu negocio.

Otra alternativa que nunca falla en lo que a las furgonetas de comida se refiere es la popular venta ambulante de helados. Es una buena opción, ya que es un mercado bastante estudiado pero que continúa gozando de popularidad. Además, la facilidad de obtener heladeras caseras hace que sea una alternativa suculenta para aquellos primerizos que quieran cosechar su experiencia desde el principio.

Esta nueva manera de dar a conocer el gusto por la gastronomía apuesta por ingredientes y técnicas culinarias novedosas. Ofrece a todo tipo de personas la posibilidad de alcanzar el sueño de vivir de la cocina y, además, de hacerlo a partir de explotar las propias habilidades - sean las que sean - del cocinero. Por lo que parece, el fenómeno food trucks ha llegado para quedarse.

 

|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí