Miércoles 4 de Agosto de 2021Actualizado 18:38

El 2 de agosto de 2018

Tiempo de lectura: 04:18
|||

"Paso por La Rioja si me pilla de camino de un lado al otro del globo"

Juan Stockermans tiene 20 años y ya ha estado en más 50 países.

Candela Ruiz Ubago

Con sólo 20 años, Juan ya conoce más de 50 países y ha recorrido 4 continentes. Japón, Italia, Canadá, Vietnam, Colombia... cuando se trata de viajar y conocer nuevas culturas nunca es suficiente. 

Sus padres, Steve Stockermans, canadiense, y Ana Muñoz, riojana, se conocieron en un campamento de verano en España. Steve trabajaba de periodista internacional y tras pasar 9 meses en el Círculo Polar Ártico llegó a España y conoció a Ana, con la que años después se fue a Canadá. Después de dar un par de vueltas por el mundo, decidieron casarse en Ortigosa y mudarse a Japón, "a encontrar fortuna y una buena vida".

Allí, en 1998, durante las Olimpiadas de Invierno en Nagano (Japón) Muñoz fue traductora oficial para el rey Juan Carlos I mientras Steve entrevistaba atletas. Ya tenían un hijo y, unos meses después, nació Juan, el segundo, cuya llegada supuso "acabar su vida de aventura y locura en solitario". 

La familia regresó a España, concretamente a Islallana, donde construyeron La Casa Verde para criar a sus hijos, pero también para convertirla en un punto de encuentro con otras personas, para continuar conociendo gente. Esta casa rural ofrece la oportunidad de conocer La Rioja y aprender inglés, con campamentos, fines de semana y charlas con los propietarios. Actualmente la familia vive en Arabia Saudí, donde se mudaron hace un par de años, pero la casa sigue al mando de sus cuñados, Pili y Andrew. 

Los 5 hijos de la familia Stockerman han crecido en un ambiente muy especial, como dice su página web, con un sentido de la responsabilidad y la aventura y aprendiendo varios idiomas. 

Durante su infancia, Juan estudió en Islallana y en La Laboral, en Logroño, pero también lo hizo en Nápoles durante tres meses y terminó la ESO en Montreal (Canadá). Comenzó el Bachillerato Internacional en el IES Práxedes Mateo Sagasta. Terminó segundo de Bachillerato en Arabia Saudí con honores y entonces comenzó su nueva aventura. 

Su aventura no había hecho más que empezar. Juan viajó entonces a Canadá para trabajar en un campamento de verano llevando a jóvenes por el bosque y los lagos durante 15 días. Después de dos meses trabajando para ahorrar,se fue con Geoff, un amigo suyo canadiense, a atravesar el segundo lago más grande del mundo, Caspio, ubicado en Canadá. "Por las noches anclábamos en alguna bahía y por el día navegabamos hacia Quebec".  

Cuando el recorrido acabó, Juan continuó viviendo en el barco y trabajando en un puerto sacando barcos del agua para ahorrar algo más de dinero. ¿El siguiente destino? América del Sur: Perú, Ecuador y las Navidades en Colombia. Después Bolivia, Chile, Paraguay, Brasil, Uruguay y Argentina. 

Una vez agotados los destinos por el hemisferio sur de América, Juan voló a Alemania para acudir a la graduación de su hermano mayor en Holanda y "como regalo nos fuimos en coche por el norte de España, Francia y Portugal". 

Al comienzo del año escolar, Juan comenzó la carrera de Business International en Singapur, donde también ahorro para seguir conociendo el mundo: Vietnam, Laos, Malasia, Tailandia, Indonesia, Cambodia, India y Nepal. 

Actualmente, Juan está en Grecia desde donde volará a Barcelona para empezar un año de intercambio que terminará en Dubai. Los dos últimos años de carrera serán en Sidney

Pasar por casa

"Volver por casa no es algo habitual, y si vuelvo no es por mucho tiempo. Mi familia vive en otro lugar y aunque es la casa y el lugar donde pasé la mayor parte de mi infancia y aun retiene recuerdos que me llenan de emociones, no es lo mismo volver solo. Por eso solo vuelvo por necesidad. Básicamente vuelvo a casa cuando me pilla de camino, cuando tengo que viajar de un lado del globo al otro y España está de camino". 

Idiomas

Para Juan no sabes un idioma hasta que tu subconsciente no piensa en él, "si para hablarte tengo que traducir en mi mente la frase desde mi idioma natal al idioma que hables tú, entonces no sé el idioma". 

Aclarando esta definición, Juan sabe cinco idiomas: japonés, inglés, castellano, francés e italiano. Pero, gracias a sus múltiples viajes, ha aprendido a defenderse en otras lenguas. "La gente se sorprende cuando hablo en árabe, en hindú o en vietnamita para pedir algo en algún local, pero tan solo son lenguas de las cuales sé una serie de frases o un tipo de conjugación verbal, no son lenguas que domino, solo son lenguas que se me pegaron con experiencia". 

¿Y de dónde eres?

"Como cualquiera diría: yo soy de mi casa, pero si quieren que especifique les contaré mi historia y dejaré que decidan". 

Para Juan, se trata de una respuesta que tiene mucho uso estratégico y que podría cambiar según el contexto. 

¿Qué queda por hacer?

Después de vivir en cuatro continentes y aprender cinco idiomas, Juan todavía tiene planes por cumplir. 

"Acabar la uni, tener el diploma, conocer Siberia, cruzar los planos de Mongolia y ver todos los países que acaban en stan (uzbekistan, kazakstan, kyrgystan...), trabajar en China y aprender a hacer sopa de fideos para luego ir a Rusia y trabajar en un restaurante de fideos, ver mundo, lanzarme a la locura con conciencia y lo mas importante de todo, ser soltero y disfrutar de ello. Digamos en 10 años, estar acabando con los países que me queden, seguramente en África, tener un máster en algo, un buen grupo internacional de amigos esparcidos por el globo que pueda visitar y quedarme en su casa, la experiencia de poder cocinar cualquier comida internacional a la perfección y probablemente tener un barco donde vivir y trabajar."

|||

A favor 10 En contra 1

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí