Miércoles 8 de Febrero de 2023Actualizado 11:09

El 2 de julio de 2018

Tiempo de lectura: 03:21
|||

Todo lo que necesitas saber sobre las estufas de leña

Cambia los radiadores por estas instalaciones con la información que te damos: tipos, tamaños, instalaciones...

estufa de leña

Rioja2

Estamos en la época del calor por excelencia, pero eso no impide que podamos poner la vista en el invierno y en el frío. Todos sabemos que las estaciones extremas son las que peor nos lo ponen para vivir con comodidad, sea porque las temperaturas suben sobremanera o, por el contrario, porque bajan hasta hacernos tiritar. Disfrutar de las mejores condiciones en el hogar es prioritario. Es donde pasamos más horas, donde intentamos relajarnos y donde debemos hacerlo.

Por eso mismo, el uso de estufas de leña es una de las mejores opciones para esos fríos inviernos. Son parecidas a las chimeneas tradicionales, pero su funcionamiento difiere ligera pero notablemente, así como sus consecuencias. Consiguen generar mucho más calor que una chimenea habitual de obra, y por eso mismo se están convirtiendo en las instalaciones favoritas para la mayoría de hogares españoles, sobre todo los de las regiones más frías.

Hay de muchos tipos. Existen quienes prefieren comprar insertables de leña online para colocarlos en su salón o en la sala de estar con suma facilidad, o quienes prefieren chimeneas de bioetanol para su hogar. Lo cierto es que la variedad no es algo que falte en el terreno de esta calefacción, pero conviene conocer también qué tipo de instalación es necesario, qué marcas existen y qué es mejor para dar calor a toda la vivienda.

Estufas de leña, ¿qué tipos hay y qué necesito?


Vamos a empezar por los hogares más pequeños y vamos a ir ampliando el rango para conocer qué modelos existen y cuáles son los más eficientes y adecuados a cada situación. El punto de partida lo tenemos con las estufas de hogar y las insertables de leña. Ambas se introducen en el hueco de la chimenea (si no lo hay, ha de hacerse) y sirven para caldear viviendas de unos 80 metros cuadrados.

La diferencia entre ambas es que la primera no necesita realizar ningún tipo de instalación eléctrica, tan solo se coloca y se comienza a usar con normalidad. No obstante, la segunda si necesita electricidad, ya que cuenta con unos ventiladores que se emplean para llevar el aire caliente a otras habitaciones. De esta forma, el calor se extiende por más salas, se mejoran las condiciones térmicas generales de la vivienda y, además, se mantiene la temperatura durante una mayor cantidad de tiempo.

Si avanzamos un poco más en dimensiones nos encontramos con las estufas de acero sin o con interior refractario. Remarcar que, tanto en estas como en las anteriormente citadas tenemos a Bronpi como una de las marcas más importantes gracias a la calidad y variedad que ofrece (otras firmas como Kratki o Edilkamin son también muy populares, pero no llegan a sus niveles).

Estas dos se caracterizan por ser bastante económicas y, además, por calentar con rapidez la sala en la que se encuentran. La diferencia que hay entre ambas es que las de interior refractario consiguen una combustión mucho más limpia, lo que evita la generación de humos que puedan ser nocivos o incluso facilitan su posterior limpieza. En cuanto a las dimensiones de vivienda para las que son bastante aptas, suelen usarse en casas de unos 100 metros cuadrados aproximadamente.

El último tipo a tratar son las estufas de hierro fundido. Del mismo modo que las dos anteriores, no necesita obra de ningún tipo; de hecho lo único necesario es una conexión a una salida de humos para evitar fugas y malestar en la vivienda. Su mayor cualidad, aparte de una capacidad calorífica que las hace aptas para viviendas de 120 metros cuadrados o más, es su resistencia y su durabilidad. Esta clase en la que también se usa leña es la que más tiempo aguanta y retiene el calor, de ahí que también suponga el abanico de modelos más caros.

Todas estas estufas de leña pueden encontrarse en la página web El Club del Fuego, un portal especializado en todas las instalaciones que puedas imaginar para la calefacción de tu hogar. Tu calor es su preocupación, y para ello ponen a tu disposición un amplísimo catálogo que reúne las mejores marcas y las conecta con unos precios realmente bajos. Una buena unión entre calidad y economía que tiene como mayor beneficiario al consumidor.

Con todo esto, ya sabes algo más del mundo de las estufas de leña. Son una instalación más que recomendable si quieres olvidarte de pasar frío y buscar una fuente de calor natural. La madera, además, es un material que se puede encontrar con facilidad e incluso re-aprovechar para otras tareas, por lo que acudir a ella para mejorar las condiciones de temperatura en el invierno es una opción más que recomendable.

|||

A favor 1 En contra 0

0 comentarios
Sanidad PúblicaADER Febrero 23