Rioja2

Martes 17 de Julio de 2018Actualizado 18:44

Crónicas de Nájera
El 2 de julio de 2018

Tiempo de lectura: 03:17

Aprende a reparar las fugas de tu cisterna

En caso de que tu inodoro no deje de soltar agua por culpa de una fuga en la cisterna, este es el mejor método para ponerle remedio.

baño

Rioja2

Es cierto que teniendo servicios rápidos y eficaces como el de este fontanero economico mostoles, cualquier avería de la parte de fontanería del hogar puede quedar en el olvido rápidamente. Son expertos que trabajan para poner remedio a los problemas más habituales en el hogar; pero no siempre son tan necesarios como se suele pensar.

Hay averías que podemos arreglar por nuestra propia cuenta, incluso sin tener el mayor set de herramientas del mundo. Fallos muy cotidianos que solo requieren algo de paciencia y mucho de observación para ser reparados, errores y averías molestas como las fugas de agua que suelen darse en las cisternas de los inodoros. Algo que nos hace tener siempre de fondo el sonido de agua fluyendo y que, a su vez, nos hace gastar más de lo que deberíamos.

¿Puede uno arreglar este problema de las fugas en cisternas sin ayuda de nadie? Por supuesto. De hecho, no suele ser una reparación compleja, aunque sí exige tener algo de cuidado por estar tratando con cerámica. Aquí vamos a explicar qué hay que hacer en caso de fuga de agua, para que puedas solventarlo por tu propia cuenta.

¿Cómo reparo una fuga en la cisterna del inodoro?

Cierra el paso de agua

Si no quieres tener problemas con el agua y ponerlo todo perdido en el baño y alrededores, necesitar cortar el paso de agua. Afortunadamente los váteres suelen tener a su lado una toma directa que puedes abrir o cerrar con girar una simple maneta (a veces necesitan alicates o llaves porque tienen un sistema de seguridad). No obstante, es posible que puedan fallar porque también estén deterioradas. De ser así, además de tener que comprar una nueva llave de paso a expertos como este fontanero 24 horas alcala de henares, tendrás que cerrar el agua en toda la vivienda.

Recuerda que, si falla esa pieza, tendrás que cambiarla también. Uno de los inconvenientes más comunes en este sentido suele venir por este fallo con la llave, por lo que cambiarla es prioritario.

Abre la cisterna y vacíala

Lo siguiente es abrir la tapadera de la cisterna y proceder a vaciarla, o viceversa. Dado que tienes que retirar el tirador para poder abrir, úsalo antes y deja que actúe para que vacíe la zona de agua y puedas operar con facilidad. Una vez haya salido toda por el inodoro, retira el tirador desmontando o desenroscando. Acto seguido, podrás abrir la cisterna quitando la tapadera y colocándola en algún lugar seguro.

En este punto es posible que encuentres una de las razones de las fugas de agua, y es que hay tiradores que con el paso del tiempo se estropean y no cierran o abren completamente, dejando siempre una pequeña obertura para que pase el agua. Asegúrate de que funciona bien el tuyo y que, al quedar en reposo, mantiene la cisterna cerrada. De no ser así, ve buscando otro en https://www.fontanerosalcorcon.net.

Desmonta y comprueba

Llegamos al punto más aparatoso de todo el procedimiento. Tienes que echar un vistazo a todo el interior de la cisterna y observar sus mecanismos para comprobar dónde está el fallo. Lo más habitual, y donde debes mirar primero, es la válvula de salida de agua que se encuentra en la parte central. Desmóntala con sumo cuidado y comprueba la zapata de goma que hay en su parte inferior, dado que su mal estado es el principal causante de fugas.

También es necesario comprobar la válvula de entrada y el mecanismo de presión que se esté usando. Cualquier elemento con gomas, bisagras o rótulas que giren tiene que ser revisado, ya que es lo más propenso a averiarse, incluso la boya que se encarga de ajustar la apertura o cierre de la salida de agua al inodoro. Si ves que es un fallo demasiado grande, busca un recambio en tiendas especializadas o en portales web del estilo de https://www.fontanerosgetafe.es.

Repara

Dado que la mayoría de averías provienen de juntas de goma estropeadas, el arreglo es tan sencillo como sustituirlas por otras nuevas. Hay que hacer especial hincapié tanto en la zona de entrada como en la de salida, lugares de frecuente paso de agua y lugares más propensos a romperse.

Demás mecanismos con rótulas, como ya hemos explicado anteriormente, deben revisarse para ver si poseen la movilidad adecuada. De no ser así, toca repasar tornillería y engrasar incluso.

Pasos fáciles para una avería molesta que se puede arreglar con facilidad. Puedes hacerlo por tu propia cuenta si te lo propones, y si sigues estos pasos te resultará incluso más fácil. Aunque, eso sí, necesitas observar muy bien cada pieza para dar con el problema exacto.


A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí