Sábado 16 de Octubre de 2021Actualizado 16:15

El 1 de junio de 2018

Tiempo de lectura: 01:43
|||

De Bobadilla a El Revellín: de dónde vienen las truchas que disfrutaremos en San Bernabé

La planta Riverfresh, en Bobadilla, es la proveedora de truchas de la Cofradía del Pez de San Bernabé. 

Rioja2

El reparto del pez, el pan y el vino es una de las citas más tradicionales de San Bernabé.  Se dice que fueron los alimentos que tomaron los defensores de la ciudad cuando, asediados por las tropas francesas del general Asparrot en 1521, apostaron por resistir tanto cuanto hiciera falta.  Un original menú que cada 11 de junio los logroñeses degustan de nuevo junto a las Murallas del Revellín. Este año se repartirán 900 kilos de truchas que estos días se preparan con mimo. 

Pero ¿de dónde vienen las truchas que nos comeremos este San Bernabé? Su origen hay que buscarlo en el río Najerilla, donde se crían en la pisifactoría de Bobadilla Riverfresh, perteneciente al grupo Rafael González y  proveedora de la Cofradía del Pez de San Bernabé desde hace 4 años. 

La Cofradía recibirá el día de San Bernabé 300 cajas con 3 kilos de truchas cada una. Más de 30.000 unidades que se repartirán con 2.000 litros de vino y pan. Pero no son unas truchas normales. 

Como detalla el director técnico de Riverfresh, Luis  Miguel Sánchez, director técnico de RiverFresh, la Cofradías les pide un tamaño muy estandarizado: las truchas deben pesar entre 40 y 45 gramos cada una. "Nosotros las clasificamos al menos dos veces para que la Cofradía reciba peces de un tamaño uniforme y así todas las personas reciban prácticamente lo mismo". 

Además, son truchas "con la máxima frescura, pescadas esa misma mañana". Es una pescado que "llega entero, sin quitarle las vísceras, y que se fríe entero". De hecho, las cajas se entregan sin hielo para que la Cofradía no tenga problemas para freírlas. Y no sólo eso, las truchas pasan al menos cinco días sin comer "para que limpien su tracto digestivo y lleguen limpitas", sin ningún sabor no característico a trucha.

Son además truchas "criadas con mimo, en ríos con una calidad de agua excepcional y un régimen de temperatura muy bueno", con una calidad "insuperable". 

Todo ello para que el próximo 11 de junio los logroñeses puedan revivir una vez más la tradición tal y como la llevaron a cabo sus antepasados  hace casi 5 siglos.

|||

A favor En contra

1 comentarios

#1
Mr. J07/06/2018 01:08h

Les quitarán las espinas antes de que la gente se las coma como los peces de otros años...

A favor 0 En contra 0 Denunciar
CSIF oct 21
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí