Miércoles 4 de Agosto de 2021Actualizado 18:38

El 20 de mayo de 2018

Tiempo de lectura: 04:41
|||

Resultados desiguales en los partidos de ida

Victoria del Haro (3-2), empate del Náxara (0-0) y derrotas del Calahorra (1-2) y SD Logroñés (3-1).

Partido entre L'Hospitalet y el Náxara

Rioja2

Calahorra 1 – Atlético Levante 2

El Calahorra eligió el peor momento posible para perder. Derrota dolorosa y abultada para los méritos de unos y otros, ya que el Atlético Levante supo aprovechar sus oportunidades en la recta final del encuentro. Es decir, que el cuadro rojillo falló cuando no debía. Dieron igual los estratosféricos dígitos obtenidos porque cuando había que dar un paso adelante, no se hizo. Un 1-2 que deja tocado al conjunto riojabajeño, que aún tiene 90 minutos para buscar la machada.

La primera parte resultó equilibrada. Fue evidente el miedo a encajar un gol pronto, por lo que ambos conjuntos se dedicaron a tratar de imponer su ritmo más allá de buscar la portería contraria. Eso no quita para que hubiera llegadas al área, aunque fueron más eso que verdaderas ocasiones de gol. Si acaso, Rodrigo gozó de la mejor oportunidad para los locales con un tiro fuerte que se marchó fuera.

En la segunda mitad, el Calahorra dominó los tiempos del partido. Generó ocasiones para haber encarrilado la eliminatoria. Yasin, por banda derecha, hacía mucho daño, mientras que Binke y Rodrigo gozaron de una doble oportunidad que hubiera hecho méritos sobre lo que estaba pasando en el terreno de juego.

Pero el Atlético Levante hizo su trabajo y en una llegada al área forzó un penalti que Juan Delgado se encargó de transformar. Apenas había tiempo para reaccionar, ya que era el minuto 81. El cuadro de Miguel Sola estaba tocado. Álex Cortell tuvo el 0-2, perdonó, pero no lo haría en la siguiente jugada para casi dar medio ascenso al filial azulgrana. Al menos, Rodrigo, ya en el tiempo añadido, dio algo de esperanzas a los rojillos.

Tarazona 3 - SD Logroñés 1

La SD Logroñés deberá remontar el domingo en Las Gaunas después de una derrota cuyo mal menor pasa por haber marcado a domicilio. Y es que los riojanos jugaron una hora con un futbolista menos, además de tener que ir siempre a remolque. Porque aunque los de David Ochoa salieron a flote con el tanto de Leo, nada más comenzar el segundo tiempo, luego tras el 3-1 tocó aguantar las embestidas de los locales y tratar de evitar más goles en contra.

A la media hora de partido, la SDL estaba más fuera del ‘play off’ que dentro. Dos cero por debajo en el marcador y sin Diego, expulsado por roja directa. Soto había marcado en dos ocasiones y los de David Ochoa no estaban siendo superados en el campo. Es como si el primer fallo defensivo, a los 18 minutos, les hubiera trastocado todos los planes a los logroñeses. Aun con todo, los blanquirrojos llegaron vivos al descanso y nada más comenzar el segundo tiempo marcaron.

Leo daba vida a los suyos después de una jugada en la que Rojas le dio al palo y tras varios rechaces, el delantero recortó distancias. Sin embargo, los locales volvieron a la carga y Edipo hacía el 3-1 en el minuto 54. Pese a los cambios en las filas visitantes, el Tarazona sabía que era la oportunidad para dejar casi sentenciada la eliminatoria, así que buscó la manera de arrollar a un rival en inferioridad. Ocasiones tuvieron para ello, pero entre Benji y la falta de puntería la SDL sobrevivió a una mala tarde.

L’Hospitalet 0 – Náxara 0

No se amilanó el Náxara en tierras catalanas y dejó la eliminatoria abierta de cara al duelo del sábado próximo en La Salera. L’Hospitalet salió con reservas sabiendo que la eliminatoria es larga y que no era momento de suicidarse y lanzarse al ataque. Los najerinos, por su parte, fueron inteligentes. Como acostumbran a hacer desde hace unas temporadas en esta fase de ascenso a Segunda B saben aguantar, sorprender al oponente y tratar de llevar el partido a lo que más les interesa.

Por ese motivo, el duelo fue equilibrado, con más balón para los locales pero con un Náxara trabajador y que no le hacía ascos a tener la pelota y buscar el ritmo adecuado para impedir los ataques de un L’Hospitalet que buscó las bandas para intentar hacer daño a los riojanos. Pese a ello, todos los intentos fueron más llegadas que ocasiones de peligro, excepto un tiro cruzado de Alfonso al cuarto de hora y un remate de Velillas de córner antes del descanso.

Los blanquiazules estaban expectantes, les costaba llegar hasta la meta de Sergi, pero tampoco sufrían un asedio como para temer por el partido. En la segunda parte, David ya había superado a Heras, pero un defensor riojano impedía que los catalanes se colocaran por delante. A partir de la hora, empezaron los cambios -Quirino entró pasada la media hora tras la lesión de Tamayo- y el duelo, por momento, iba de un lado a otro. Fue un momento, a los anfitriones no les gustaba esa dinámica por lo que recuperaron el mando y el Náxara espero su momento a la contra, aunque apenas generó peligro. Al final, empate a cero y todo por decidir.

Haro 3 – Borja 2

Victoria parcial del Haro que se las veía felices con el 2-0 y se tuvo que contentar superando 3-2 a un Borja que fue letal en acciones a balón parado. Triunfo, por lo tanto, agridulce para los de Julio Aranzubía. Por un lado, se ganó, eso está bien. Pero, por el otro, se encajaron dos goles, demasiados para jugar la vuelta a domicilio.

El Haro sacó provecho de un error del meta Siro para ir al descanso con el tanto de Montori que desequilibraba un duelo cerrado con poco bagaje ofensivo. En este sentido, el delantero de los jarreros estuvo atento para marcar de cabeza y dejar por delante a los suyos. Es más, Conde, nada más reanudarse el partido, aumentaba la diferencia desde los once metros. Todo se ponía de cara para un bloque, el riojalteño, que estaba siendo efectivo a más no poder.

Sin embargo, el Borja movió el banquillo. Hizo dos cambios y mejoró sus prestaciones en ataque. Así, Diego Gómez superaba a Adriá de falta directa para ilusionarse a los aragoneses. Por si fuera poco, David Martínez, de cabeza, empataba el encuentro y complicaba el pase de los de Julio Aranzubía. El tanto vino de un córner sacado por Cotoño y que el central remató en el primer palo. Por suerte, los jarreros no se pusieron nerviosos y continuaron a lo suyo.

Fruto de ello fue el tanto de Sanando, también de un saque de esquina. Faltaban pocos minutos para el final y el objetivo de los riojanos era no encajar, mientras que daba la sensación de que el Borja estaba satisfecho con los dos goles anotados fuera de su casa.

|||

A favor 1 En contra 0

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí