Rioja2

Sábado 19 de Octubre de 2019Actualizado 20:30

Adrenaline Webads
El 21 de abril de 2018

Tiempo de lectura: 03:22
|||

Krupa guía a los franjivinos

El BM Logroño gana 25-27 al Bada Huesca y acaricia la clasificación europea. El portero checo reaparece siendo decisivo.

Garabaya en el partido ante Bada Huesca

Rioja2

Décima victoria de la segunda vuelta. 21 de 24 puntos posibles. Números que de haberse doblado dejarían al BM Logroño como subcampeón. Sin embargo, el pésimo arranque liguero provoca que los franjivinos lleguen a las tres últimas jornadas de Asobal en cuarta posición, a 2 puntos de Ademar -contra el que tienen que jugar- y empatado con Granollers -pero con el promedio particular perdido-. Por detrás tiene margen.

Todo ha sido posible después de un trabajado triunfo ante un Bada Huesca que intentó evitar que los pupilos de Jota González estén cerca de la clasificación europea. Sin embargo, un buen comienzo de segunda mitad, gran continuidad con la racha goleadora de Kukic, unido a las paradas de Krupa -menos mal que tenía molestias en el hombro- permitieron el 25-27 final. Y eso que los riojanos gozaron, en la recta final, de oportunidades para haber sentenciado el choque sin tener que llegar con apuros, como así fue, a los últimos minutos.

El BM Logroño supo reaccionar a un mal comienzo de partido en el que su ataque no encontraba la fluidez y su defensa no inquietaba a un Bada Huesca pletórico de acierto. Así, después de 3-0, los riojanos pudieron empatar a 3-3 e incluso voltear el marcador, 4-5, pasado el minuto 13. Sin embargo, los de Nolasco le metieron un punto más. Sobre todo en la faceta defensiva para propiciar rápidas transiciones que descolocaron a los franjivinos, que volvían a ir a remolque pasado el ecuador del primer tiempo, 8-6.

Pero como si el duelo fuera un constante tira y afloja, los de Jota González frenaron la euforia de los locales con un parcial positivo de 0-3. Tras el 8-9 hubo intercambio de goles con mínimas ventajas de los visitantes hasta la igualada a 13. Garciandia y Del Arco asumían la responsabilidad anotadora en los riojanos, mientras que en Huesca las finalizaciones eran con variedad de jugadores. Entonces, aparecieron los porteros, en el bando anfitrión ya estaba en la pista Jorge Gómez y los ataques se colapsaron en los dos últimos minutos para dejar todo equilibrado en el descanso.

Apretaba el BM Logroño tras el paso por los vestuarios. Lo hacía con energía en las dos partes del campo. Imprimió velocidad en ataque e intensificó su actitud en labores de contención. Casualidad o no, Krupa relevó a Aginagalde nada más comenzar el segundo tiempo. El marcador se estiraba para los logroñeses que empezaban a recordar al de los últimos encuentros: 14-17. Con el ritmo cogido, Huesca tenía que arriesgar y sus acciones eran más verticales. Al menos, la diferencia se mantenía entre los dos y los tres tantos pasado los diez minutos del segundo período; 17-19.

Kukic acaparaba las luces con cinco goles, casi seguidos, para que su equipo siguiera por delante en el electrónico. Además, Krupa detenía un siete metros a Cruz Junior y Muñoz superaba, desde la misma distancia, a Jorge Gómez. Así que el BM Logroño entraba con un colchón importante, 21-25, a los diez minutos finales. Fuentes era excluido, pero los riojanos no estuvieron finos. Bada Huesca se sobreponía a la inferioridad y marcaba dos goles para intimidar a los franjivinos, 23-25.

Arguillas, que había regresado a la pista, se estaba convirtiendo en un muro. Por fortuna, Krupa hacía lo propio en el otro lado. Jota utilizaba la cartulina verde para tratar de organizar su posesión y casi cerrar el triunfo en el pabellón oscense. Garciandia sacaba a relucir su brazo izquierdo para encarrilar la victoria, 23-26. Bonanno le ponía emoción, 24-26. Máxime cuando Krupa evitaba que los locales se quedaran a uno. Es más, Ángel Fernández tuvo la sentencia en una contra, pero no fue una buena tarde para el cántabro. Faltaban tres minutos y Huesca quería meter presión.

Krupa seguía su particular recital, pero Castro cometía pasos. El poste frustraba el tiro de Cruz Junior, mientras que Kusan, con 50 segundos por delante, daba la tranquilidad, 24-27. Al final, Fuentes acercó a los suyos, 25-27, pero no impidió la décima victoria del BM Logroño en esta segunda vuelta. Dinámica que le permite afrontar las tres últimas jornadas ligueras con casi la cuarta posición cerrada; es decir, con una plaza europea prácticamente en la mano.

FICHA TÉCNICA

Bada: Arguillas (p), Carmona (1), Adriá Pérez (4), Carró (4), Cruz Junior (3p), Fuentes (5) y Bonanno (3), siete inicial, Val (1), Ciric (1), Zungri (3), Jorge Gómez (p) y Malo.

BM Logroño: Aginagalde (p), Ángel Fernández (1), Miguel Sánchez-Migallón, Garabaya (1), Castro (1), Garciandia (6) y Chiuffa (2), siete inicial, Del Arco (5), Kusan (1), Muñoz (4, 3p), Kukic (5), Krupa (p) y Cadarso (1).

Parciales cada 5 minutos: 3-0, 4-3, 5-5, 8-8, 11-11 y 13-13 (descanso), 14-16, 17-19, 20-22, 21-25 y 25-27 (final).

Árbitros: Alberto Rodríguez Rodríguez y Alberto Ballano Dueñas. Excluyeron al local Fuentes (min. 51) y al visitante Garciandia (min. 44).

|||

A favor 1 En contra 0

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí