Rioja2

Martes 26 de Enero de 2021Actualizado 13:51

El 24 de febrero de 2018

Tiempo de lectura: 04:41
|||

Descafeinadas tablas en Tajonar

La UDL empata sin goles ante Osasuna B. Rayco gozó de dos buenas oportunidades, Miguel sacó una gran mano y le anularon un gol a Marcos André en el añadido.

Partido en Tajonar entre Osasuna B y UDL

Rioja2

Empate. Triste empate ante un equipo en puestos de descenso, un Osasuna B que acudía a la cita con tres derrotas seguidas y sabiendo que los aficionados logroñeses no iban a poder estar en Tajonar -aunque sí que hubo alguno que otro-. El caso es que el punto sumado sabe a poco. Rayco gozó de dos grandes oportunidades, pero Juan, brillante, le ganó la partida en ambas ocasiones. También es cierto que Miguel sacó un remate que se cantaba gol nada más arrancar el segundo tiempo. Sin embargo, la derrota del Racing, la primera de Carlos Pouso, en Lezama podía haber dejado a los blanquirrojos -de azul este sábado- a dos de los cántabros.

Sea como fuere, más allá del aspecto clasificatorio, la Unión Deportiva Logroñés no cuajó un gran partido. No fue constante. No supo darle el ritmo vivo necesario durante la mayor parte del choque. Serio en defensa, pero con espesura a la hora de crear. De poco sirvieron los arreones. Porque los hubo. Lástima que también se acumulara la precipitación a la hora de dar ese último pase o que se anulara otro gol, por fuera de juego, en el tiempo añadido a Marcos André. El caso es que los riojanos se dejan dos puntos ante un adversario que pelea por otros objetivos y que impide que la progresión alcanzada tras la racha de 9 jornadas sin perder se consolide.

Comenzó el partido con ritmo, quizá sin mucho juego, pero sí con aproximaciones a las áreas. Así, tras un primer tiro de Javi Martínez, que atrapó Miguel, la UDL reaccionó con dos acciones peligrosas, un zurdazo desde la frontal de Espina, que se marchó por poco, y un lanzamiento de Salvador que paró Juan. Apenas 8 minutos e intercambio de golpes. A partir de ese momento, los de Sergio Rodríguez se lo tomaron con filosofía, algo más de control, pero sin llegadas, puesto que los riojanos cayeron en varias ocasiones en situaciones de fuera de juego.

El filial rojillo trató de asentarse y buscó sus oportunidades. Apostaba por robar y llegar lo antes posible al campo contrario. Así hubo imprecisiones y pocas opciones de sorprender a una zaga sólida en la que Zubiri suplía al lesionado Ramiro. De hecho, el central estuvo vivo para evitar una posible acción ofensiva de los locales cuando se anticipó a Jaime Dios. El partido sesteó. Faltaba chispa, velocidad. Y eso que los logroñeses generaron dos buenas oportunidades. Fueron acciones aisladas, faltó continuidad.​

Rayco -en Tajonar escorado a la banda izquierda- le ganó la partida al lateral diestro. Se marchó por fuerza y se presentó ante Juan. El meta navarro aguantó y evitó el tanto del canario desbaratando la mejor ocasión de la primera mitad. A continuación, fue Chamorro -titular y con el ‘9’ a la espalda- el que no terminó de rematar con precisión. Iba forzado y al final fue Endika el que le arrebató el esférico en última instancia.

Aun con todo, la UDL contaba con más presencia ofensiva, pese a algún que otro saque de esquina de los rojillos y una tijera de Jordan. Si el duelo estaba algo parado, Arnedo se dañó el tobillo derecho, situación que amuermó todavía más la contienda. El descanso era ansiado porque todo estaba muy trabado.

El que mejor entendió lo que había que hacer en la reanudación fue Osasuna B. Al menos, eso dicta la gran oportunidad que tuvo para haber desequilibrado el marcador. El remate de cabeza casi a bocajarro de Jaime Dios, tras un centro desde la izquierda de Endika, obtuvo una fenomenal respuesta de Miguel. Alivio, pero también síntoma de que algo no se estaba haciendo bien.

La respuesta vino desde el banquillo. Marcos André a escena por un batallador, pero poco protagonista Chamorro. No tuvo su efecto esta sustitución porque la dinámica estaba del lado de los visitantes que lo volvían a intentar con un remate a bote pronto de Jordan. Hubo que esperar a que los riojanos hilvanaron un poco para presentarse ante Juan. Daba la impresión de que pese a la espesura e irregularidad, los porteros se iban a erigir en salvadores de sus equipos. Porque Juan se la volvía a sacar a Rayco con una mano soberbia. Buen balón a la espalda y el canario hizo lo que había que hacer, recortar a su par y chutar con la izquierda.

La UDL quería más velocidad, así que Ñoño se instalaba en el costado zurdo en detrimento de Espina, en otro día gris. Caneda le buscó y el andaluz en su primera aparición ya transmitió peligro, puesto que la bola, tras el rechace, le quedó a Rayco que sin portero bajo palos, pero sí con varios futbolistas defendiéndola, la mandó arriba. Parecía que se activaba el cuadro logroñés.

Por lo menos, ahora se acercaba con más insistencia, aunque sin el acierto necesario para superar a un rival situado en los puestos de descenso. Sin embargo, los rojillos estaban concienciados en mantener la portería a cero y en hacerse fuertes para no perder lo que habían logrado hasta ese momento. Se encaraba a la recta final del duelo y era la UDL la que debía exponer más. Lo estaba haciendo. Al menos, intentándolo.

La precipitación impedía encontrar la pausa necesaria. Así que los riojanos fueron pisando campo contrario, pero el corazón se imponía a la cabeza. Se quería, se buscaba el gol, pero costaba generar. Osasuna B ya se había puesto en aras de ralentizar el juego, de ganar segundos al crono con cada acción. Siempre queda la posibilidad de una última. Fue de Marcos André que cazó el tiro de Salvador para superar a Juan. Alegría cortada de raíz cuando el asistente levantó el banderín. Otro gol anulado. Uno más para la colección. Ahí enterró sus opciones la UDL de ganar. Toca recuperarse y superar el escollo de la visita del Tudelano el próximo domingo.

FICHA TÉCNICA

Osasuna B: Juan; Julen Hualde, Luis Perea, Albisu, Endika; Jaime Dios, Otegui (Monkayola, min. 77), Javi Martínez, Arellano (Rubio, min. 92); Jordan (Borja Domingo, min. 73) y Díaz.

UD Logroñés: Miguel; Miguel Santos, Caneda, Zubiri, Paredes; Rubén Martínez (César Remón, min. 83), Arnedo, Salvador, Rayco; Espina (Ñoño, min. 64) y Chamorro (Marcos André, min. 56).

Goles: No hubo.

Árbitro: Xabier Gómez Landazabal (Comité Vasco). Amonestó a los locales Albisu (min. 69) y Javi Martínez (min. 87) y a los visitantes Chamorro (min. 25) y Caneda (min. 63).

|||

A favor 1 En contra 0

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí