Rioja2

Martes 28 de Enero de 2020Actualizado 12:10

GLB Webads 2019
El 5 de febrero de 2018

Tiempo de lectura: 06:31
|||

La familia Losantos y su tradición empresarial

¿Conoces la trayectoria de esta familia de La Rioja?

Mario Losantos

Rioja2

El apellido Losantos es un habitual de listados si hablamos de fortunas familiares. De hecho, según explica Expansión, diez herederos de los hermanos Mario y José María Losantos, fundadores de Riofisa y Neinver, constituyen una saga familiar vinculada desde hace décadas al sector del ladrillo, tanto en España como en el extranjero.

Entre los más ricos de La Rioja 

En el pequeño municipio de Calahorra, en la provincia de La Rioja, han surgido dos de los más destacados empresarios inmobiliarios, que no sólo comparten lugar de nacimiento, con apenas dos años de diferencia, sino también parentesco: los hermanos José María (1936) y Mario (1938) Losantos del Campo.

Hijos de un profesor de Dibujo, fundador de la Escuela de Formación Profesional y delegado del Ministerio de Información y Turismo, así como de las agencias Efe, Cifra y Logos, los hermanos Losantos del Campo estudiaron ambos Derecho, con una beca en el colegio mayor Miraflores. "Todos mis amigos del pueblo -el hijo del forense, el del boticario y el del notario- tenían paga de 200 pesetas a la semana y a mi hermano y a mí nos daban en casa 25 pesetas. Creo que fue una decisión muy acertada, ya que esa situación fue una de las palancas que me hicieron reaccionar para buscar mis propias fuentes de ingresos", señalaba hace unos años José María Losantos del Campo.

Tras años desarrollando diferentes empleos, Mario empezó a trabajar en temas vinculado a la construcción, mientras que José María fue representante de diferentes productos e hizo dinero con la compraventa de hojalata. De hecho, llegó a presidir el grupo Sindical Autónomo de Almacenistas de Hojalata y ser vicepresidente de la Unión de Empresarios del Sindicato Nacional del Metal.

Por su parte, Mario creó junto a un amigo del colegio una primera compañía llamada Ingeniería y Promoción, a la que se incorporó José María en 1967. A través de esta empresa, los hermanos Losantos entraron de lleno en el sector inmobiliario.

Estos mismos tres socios fundarían, en 1969, Neinver. Con sede en San Adrián (Navarra), Neinver nació para dar servicio a la industria conservera y bodeguera de la zona que demandaba nuevos espacios. Así, en la década de los 60 y 70, los hermanos Losantos desarrollaron la gran mayoría de ampliaciones de las bodegas de la zona, como Paternina, Campoviejo, Lagunilla y Domecq. El éxito en La Rioja llevó a Neinver a expandirse a Bilbao, donde desarrollaron su primer proyecto de envergadura: un polígono industrial con 150.000 metros cuadrados.

En los 80, y tras haber superado una primera crisis en la que los socios tuvieron que avalar la compañía, la inmobiliaria de los Losantos da el salto a Madrid, con un proyecto industrial en Coslada.

Complejos industriales a medida 

Su fórmula de hacer complejos industriales a medida para cada cliente les fraguó nombre en el mercado inmobiliario. Sin embargo, en 1987, los hermanos decidieron emprender caminos separados y mientras que José María Losantos se quedó con Neinver, Mario comenzó de cero una nueva aventura empresarial, que daría lugar a una de las mayores inmobiliarias del último boom del sector: Riofisa y su participada Necsa. "Ambos empresarios tenían diferentes visiones y formas de entender la empresa. Mario prefirió la paz familiar a acabar en juicios con su hermano", aseguran fuentes cercanas a la familia.

Especializándose en la promoción de grandes complejos comerciales, de oficinas y logísticos, Riofisa crecía a ritmo de doble dígito anual cuando, en 1999, su fundador falleció víctima de un cáncer. Al frente de la compañía, que por entonces tenía un patrimonio neto de 18 millones de euros, quedó un jovencísimo Mario Losantos Ucha, de 31 años, que lideró la compañía hasta convertirla en uno de los referentes del mercado inmobiliario español. Durante todos estos años, y hasta hoy, los dos hombres de confianza de Losantos han sido Jaime Barrón y su compañero de universidad, José María del Riesgo.

Riofisa destacó en innovación. Trajo la primera tienda Primark a España; firmó alianzas con grandes arquitectos; inició la construcción de lofts, y se centró en proyectos singulares, como el centro comercial Príncipe Pío (construido en una antigua estación). La buena marcha de la firma no pasó desapercibida para las entidades financieras, que buscaban inmobiliarias con las que aprovechar el ciclo alcista que vivía este sector. Caixa Cataluña entró en 2003 en el capital de Riofisa con la adquisición del 20%. En julio de 2006, la familia Losantos (que controlaba la inmobiliaria a través de Riofisa Holding) sacó a Bolsa la compañía, con una valoración de 818 millones de euros.

Un año después, en el pico del sector inmobiliario, el empresario Luis Portillo compró Riofisa por 2.000 millones para crear un gigante inmobiliario junto a Inmocaral y Colonial. Con los ingresos obtenidos por su 50% de Riofisa, los hermanos Mario, Eva, Sara e Irene Losantos Ucha y su madre, Irene Ucha, fundaron una docena de sociedades, aunque la principal es Maori European Holding que, a través de la sociedad Allegra, invierte y promueve activos inmobiliarios.

Proyecto diversificado 

El grupo está muy diversificado, con proyectos en Reino Unido, Canadá, España y Estados Unidos. En Nueva York y Chicago, Allegra promueve varios edificios, entre ellos dos rascacielos. El grupo no tiene deuda y sus activos están valorados en más de 1.500 millones.

Por su parte, José María Losantos del Campo ha continuado con la primigenia Neinver. Tras la salida de su hermano, el empresario apostó por la diversificación, comenzando las primeras promociones de oficinas y parques empresariales, un concepto que funcionaba en Estados Unidos pero que aún no había llegado a España.

En 1992, Neinver inauguró el primer parque empresarial en España, situado en San Fernando de Henares (Madrid). Le seguirían los de Las Rozas y La Marina, además de un parque tecnológico en Berlín.

Apuesta por los outlet en España 

En 1996, José María Losantos del Campo apuesta por traer a España otro concepto exitoso en el extranjero pero inédito en el país: los centros outlet. Ese año, Neinver inaugura Factory Madrid Las Rozas y, en 1997, Factory Getafe.

En 2002, y tras abrir el centro comercial Nassica, en Getafe (el primer establecimiento que incluía zona outlet y espacio comercial tradicional en un mismo inmueble), la compañía comienza su desarrollo internacional con la apertura de su primer Factory en Polonia. En esta primera experiencia internacional, José María Losantos contará con un antiguo aliado, el conde Peter Potocki, con quien trabajó en 1972 en su primera gran compra de hojalata procedente de Sudáfrica. En la actualidad, Neinver cuenta con un protocolo familiar existiendo un consejo familiar paralelo al de administración.

De esta manera, varios miembros de la familia han ocupado diversos puestos en la dirección y consejo de Neinver. Aunque el fundador sigue involucrado en la empresa desde hace años ha ido cediendo protagonismo, primero a su hijo José María Losantos Santorromán como consejero delegado, cargo que cedió al directivo Manuel Lagares a principios de 2009 para asumir un papel más relevante en la alta dirección como vicepresidente de la compañía. Entonces, su hermana María Ángeles, especialista en educación infantil y asesora familiar, estaba presente en el consejo de Neinver, mientras que su hermana Pilar Losantos se ocupaba de labores de Responsabilidad Social Corporativa, cargo que abandonó hace años para centrarse en proyectos sociales.

En la actualidad, sólo el hijo pequeño de José María Losantos del Campo -nacido de su segundo matrimonio-, Daniel Losantos Egea, trabaja en la compañía con un cargo ejecutivo como consejero delegado mientras que el resto de miembros de la familia se encuentra involucrado y representado en el consejo familiar. Daniel Losantos, licenciado en Económicas y MBA por Instituto de Empresa, trabajó en la boutique financiera A&G antes de su incorporación en la compañía familiar, en 2011. En 2012, fue nombrado director general y, en octubre del año pasado, se convirtió en vicepresidente de la compañía que en la actualidad es la segunda operadora de outlets en Europa.

Además, los dueños de Neinver han puesto en marcha varias joint venture con fondos internacionales para invertir en complejos comerciales y plataformas logísticas.

En la actualidad 

Tras el fallecimiento de Mario Losantos del Campo -empresario, pero también poeta y humanista-, su esposa Irene Ucha y sus cuatro hijos pusieron en marcha en el año 2000 una fundación que lleva su nombre. La FMLC participa en numerosos proyectos sociales en España, Kenia, República Dominicana, Mozambique y Bolivia. El 90% de sus fondos procede de Maori, la sociedad montada por la familia Losantos tras la venta de Riofisa. La FMLC está presidida por Irene Ucha, mientras que su hija, Sara, una reputada psicóloga especializada en duelo (tema que abordan desde la fundación), es la vicepresidenta. Los otros tres hijos del fundador, Mario, Eva e Irene, son vocales. La fundación fue elegida el año pasado la más transparente de España, según la fundación Compromiso y Transparencia.

|||

A favor 1 En contra 0

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí