Rioja2

Miércoles 13 de Noviembre de 2019Actualizado 22:26

Adrenaline Webads
El 28 de enero de 2018

Tiempo de lectura: 04:52
|||

La UDL se luce en Urritxe

Miguel detiene dos penas máxima en el arranque de la segunda mitad, mientras que Rayco le da el triunfo desde el punto de penalti y Ñoño sentencia a la contra. 

La UDL jugando en Urritxe ante Amorebieta

Rioja2

Necesario golpe encima de la mesa de la Unión Deportiva Logroñés que se gustó en Urritxe,1-3. Se lució pese al estado del terreno de juego y esa espectacular racha del Amorebieta de 13 partidos sin perder. El triunfo ante el cuadro entrenado por Joseba Etxeberria lanza a los blanquirrojos, que se acercan, otra vez, a la cuarta posición (a 1 punto). Si el cuadro logroñés estuvo fino en ataque, generando ocasiones y haciendo méritos para llevarse los tres puntos, contó con la suprema actuación de Miguel, que paró dos penaltis en el arranque de la segunda parte, aunque el segundo acabaría en gol al aprovechar Ubis el rechace.

Además, supo rehacerse de esa incómoda situación cuando tras verse con el 0-1, obra de Marcos André pasada la media hora, el Amorebieta creía en la voltereta cuando el delantero riojano hacía las tablas. Pero esta UDL continuó a lo suyo. Es decir, trabajando en la medular, y segundas jugadas, y haciendo brillar a sus mejores futbolistas, caso de Rayco o Marcos André. El brasileño provocó un penalti que transformaría el canario, mientras que Ñoño -sustituyó en la recta final al lesionado delantero- certificó la victoria cuando Rayco se inventó una jugada por banda derecha. Una acción clave en los minutos finales y justo cuando en la jugada anterior Miguel se había hecho grande evitando la igualada en un tiro de Seguín.

El caso es que era un partido de los que se podía esperar cualquier cosa. Siempre hay dudas sobre lo que puede dar de sí esta UDL en campos complicados. La versión buena de los blanquirrojos se destapó en el mejor momento. Una demostración de capacidad y de habilidad. También de concentración, de esa necesaria para salir airoso de Urritxe, donde en los últimos 5 partidos los locales habían ganado y sólo habían encajado un gol. No se amilanó Sergio Rodríguez. Muneta, como se podía esperar, vio el choque desde el banquillo. No estaba el terreno de juego para virguerías. Sotillos, otro duelo más a domicilio, dejaba a Paredes para la segunda parte. El madrileño celebró su cumpleaños reivindicándose. Aparecía Arnedo para dar más empaque a un centro del campo en el que era importante no desordenarse, estar bien colocado y evitar que el choque fuera un correcalles. Todo un acierto porque Espina, Rayco y Marcos André estuvieron más liberados, por así decirlo, en las labores defensivas. Lo suyo era desequilibrar y traer en jaque a la zaga del Amorebieta.

Puede que el asturiano no tuviera la recompensa, pero su trabajo fue generoso para que sus compañeros, en un gran estado de forma, salieran a hombros. El hispano brasileño se faja, insiste, percute, lucha, vuelve a pelear y siempre rinde. Gol por estar ahí. Sotillos lo hizo perfecto por su costado, cedió a Rayco y Zabal le sacaba el tiro al canario. Momento para recoger el rechace y dejar a los suyos por delante en el marcador. El 0-1 obedecía a lo que sucedía en el campo con una UDL con olfato para hacer daño. Rayco, Espina y Salvador pudieron adelantar a los blanquirrojos previamente. También los locales tuvieron sus opciones, como la que sacó Caneda bajo palos o alguna que otra intervención positiva de Miguel.

TRES PENALTIS EN LA SEGUNDA PARTE

Las sensaciones eran buenas al descanso porque se iba ganando, se podía haber ampliado la renta y el Amorebieta, excepto acciones puntuales, no encontraba su sitio en su casa. Arrancaba la segunda mitad con emoción y muchas cosas que contar. Todo ello sin apenas respirar. Falta lateral defensiva, Ramiro empuja a Luengo y penalti a favor del Amorebieta. Miguel mantuvo la calma, aguantó y le adivinó las intenciones a Ubis. Subidón de adrenalina. Era un aviso de que no se podían bajar los brazos. Había que estar muy atentos. Espina buscó su protagonismo y a punto estuvo, a renglón seguido, de dejar helados a los anfitriones. 

No sucedió así porque Zabal evitó problemas y porque Jon Ánder caía dentro del área en un forcejeo con Caneda tras un córner. Mikel Álvaro era el que se medía al capitán riojano. Otra vez salió victorioso el portero. Lo que no pudo evitar fue el rechace que recogió Ubis para enmendar su error anterior. Vuelta a empezar para una UDL que se podía marchitar. Por un instante el decorado varió. El equilibrio era constante y parecía que los riojanos iban a acusar el empate. Con el paso de los minutos, los de Sergio Rodríguez se fueron rehaciendo. Paredes entraba en el campo como lateral zurdo. Rayco remontaba y Luengo lograba que los locales continuaron vivos. Pero el central no tuvo más remedio que trabar a Marcos André.

Sin Muneta en el campo, Rayco era el elegido. No le temblaron las piernas. 1-2 y cerca de veinte minutos para evidenciar que la fase de ascenso podía estar más cerca. Marcos André pudo ampliar la cuenta con otra jugada veloz en la que se fue escorando. Hasta que su cuerpo le dijo que había que parar. Lesión muscular y Ñoño a escena para un cuarto de hora final en el que la UDL tenía que ser inteligente para finiquitar el choque a la contra con espacios. Eso hizo.

Primero fue Miguel el que continuó con su gran tarde con una parada a Seguín en un despiste defensivo y después, en esa misma jugada, Rayco mostró su perfil más vertical y desequilibrante para ceder a Ñoño, el cual supo superar a Zabal picando la bola. Era un 1-3 definitivo. Debía serlo. Por si acaso, Sergio Rodriguez tapó los huecos con Zubiri. Más fortaleza área y armazón defensivo. Era lo que tocaba hacer. Así fue muriendo la contienda, con los tres puntos en un día de crecimiento grupal, de creer en las posibilidades y de confirmar que la racha de jornadas sin perder aumenta a siete. Todo por estar a un punto de la fase de ascenso, aunque sin confianzas que el noveno clasificado (Tudelano) queda a 2 de la cuarta posición que tiene el Bilbao Athletic.

FICHA TÉCNICA

Amorebieta: Zabal; Agirrezabalaga, Simic, Luengo, Morgado (Héctor, min. 46); Mikel Álvaro, Setti (Galarza, min. 63), Juaristi (Iturraspe, min. 74), Seguín; Ubis y Jon Ánder.

UD Logroñés: Miguel; Sotillos, Caneda, Ramiro, Miguel Santos; Rayco, César Remón, Salvador, Arnedo (Paredes, min. 69); Espina (Zubiri, min. 88) y Marcos André (Ñoño, min. 75).

Goles: 0-1, min. 34: Marcos André. 1-1, min. 54: Ubis. 1-2, min. 72: Rayco, de penalti. 1-3, min. 83: Ñoño.

Árbitro: Latorre Gracia (Comité Aragonés). Amonestó a los locales Setti (min. 62) y Luengo (min. 71) y a los visitantes Miguel Santos (min. 81) y Caneda (min. 87).

|||

A favor 3 En contra 0

0 comentarios
Teatro Bretón. Festival TeatroCurso FER Club de Marketing
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí