Rioja2

Miércoles 27 de Mayo de 2020Actualizado 22:40

Coronavirus cabecera D8
Puertas abiertas UR cabecera
El 19 de diciembre de 2017

Tiempo de lectura: 03:07
|||

Las bodegas imprescindibles de La Rioja Alta

¿Estás de acuerdo con este listado de bodegas?

Finca Valdepiedra, La Rioja

Rioja2

Que La Rioja es sinónimo de vino no es nada nuevo. Un mundo, el del vino, que cada vez atrae a más turistas. Y es que el enoturismo es uno de los reclamos más importantes de esta Comunidad. De hecho, España cuenta con 26 rutas distintas y, una de ellas, es de Rioja Alta. El Mundo ha publicado las seis bodegas imprescindibles para todo aquel que viaje por Rioja Alta.

Así, la ruta de La Rioja Alta es una de las más especiales. Cuenta con 76 establecimientos dedicados a hacer de esta una gran experiencia para el amante del vino; pero también para el que, sin serlo, pretende descubrir los vestigios de una cultura milenaria que ha sido fundamental en la evolución y progreso de esta región. Esta ruta ofrece 20 alojamientos donde hospedarsesiete restaurantes, dos enotecas, dos empresas de ocio, un museo (el imprescindible Vivanco de la cultura del vino, en Briones) y por supuesto, 44 bodegas por descubrir, de las que seleccionamos algunas de las más especiales.

Finca Valdepiedra 

Ubicada entre 80 hectáreas de viñedo y junto a uno de los cuatros grandes meandros sobre el río Ebro que existen en La Rioja, se alza esta bodega fundada por la familia Martínez Bujanda. Entre las localidades de Cenicero y Fuenmayor. Su localización, con la Sierra de Cantabria al norte y la de la Demanda al sur, da lugar a un microclima ideal para el cultivo de la vid; además de ofrecer uno de los mejores paisajes de toda la región.

Bodegas Riojanas

Fundada en Cenicero durante 1890, conserva en la entrada de la bodega un puerta de piedra que en 1799 permitía el acceso a los viñedos familiares. Sabedores de la importancia de dar a conocer el vino a todas las personas, Riojanas trata de acabar con el concepto elitista que tradicionalmente ha ligado esta bebida a la alta sociedad. Para ello, cuenta en sus instalaciones con una serie de experiencias sensoriales que permiten tocar y oler los elementos con los que se elabora, como el material con el que se fabrican las barricas de roble o los distintos suelos donde se cultiva. Una experiencia 100% recomendable e ideal para los niños.

Bodegas Lecea 

Simplemente un calado de piedra que te dejará sin palabras. Caminos subterráneos e infinitos construidos en el siglo XVI y que cuenta incluso con un pellejo original, de cuando se conservaba el vino en piel de cabra. Lecea , en San Asensio, es una de las bodegas que más ha apostado en los últimos años por fomentar las experiencias temáticas alrededor del mundo de la uva. Lo ha hecho con un elenco de originales propuestas que incluyen paseos en carros tirados por caballos, visita a los viñedos y la más especial de todas: la fiesta del pisado de la uva, nombrada por ACEVIN (Asociación Española de Rutas del Vino) la mejor experiencia enoturística de 2016.

Marqués de Cáceres 

Rebosan modernidad y elegancia. Tanto por la innovadora maquinaria que se puede observar durante un paseo por sus entrañas, como por las casas que pueblan este modelo empresarial fundado en 1970 por Enrique Forner. Marqués de Cáceres trata de combinar los cursos de cata con distintos eventos como mercados navideños, sesiones de yoga o desfiles flamencos.

Bodegas Tritium 

Creada en el siglo XVI, pero restaurada recientemente, su principal atractivo es un luminoso calado a 10 metros de profundidad y de 30 metros de largo. Si bien sus instalaciones no son de gran tamaño, si que cuentan con el encanto de un lugar que mezcla tradición y modernidad. Allí se realiza la elaboración, crianza y embotellado de todos sus vinos; previo cultivo y cosecha en las fincas Tritium.

Cooperativa San Cebrín

En el año 1998 algunos de los más humildes viticultores de San Asensio, Hormilleja y otras localidades vecinas, decidieron unirse para compartir su experiencia y conocimientos. San Cebrín cuenta con alrededor de 500 hectáreas repartidas en un entorno que incluyen las riveras del Ebro y del Najerilla o la sierra del Toloño. Y en el que se pueden visitar edificaciones de gran calado histórico como el castillo de Davalillo y el Monasterio de la Estrella. Descubrir sus parajes naturales y las instalaciones en las que se procesa su producción es posible mediante reserva previa.

 

|||

A favor 3 En contra 1

0 comentarios
Coronavirus cuadrado D8Puertas abiertas UR cuadrado
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí