Rioja2

Miércoles 13 de Diciembre de 2017Actualizado 17:07

El 3 de diciembre de 2017

Tiempo de lectura: 06:45

Ñoño por ración doble

La UDL rompe su inercia negativa con un triunfo necesario, 2-1, ante un inconsistente Racing gracias a los dos goles del extremo andaluz.

Rioja2

Al Racing le pesa su historia más cercana, su paso por Primera división. Se le exige ganar para recuperar esa categoría lo antes posible. Da igual cómo. Acudía a Las Gaunas después de cuatro victorias y un empate. Enfrente, un rival que regala goles y que sumaba dos derrotas consecutivas. Dinámicas que valen de poco durante los más de 90 minutos de juego. Sin embargo, esas inercias se acusan durante algunas fases. Por ejemplo, el Racing exhibió fortaleza en las acciones a balón parado, pero poca creación. Eso sí, cuenta con un jugador superlativo para la división de bronce, Dani Aquino. Capaz de, sin estar muy fino, ser el mejor de los suyos de calle, de protagonizar las mejores oportunidades de los cántabros y de tener capacidad para darle la vuela al encuentro.

Por suerte, en la Unión Deportiva Logroñés apareció el que fue clave en un arranque liguero muy ilusionante. Ñoño. Su capacidad para finalizar, su desborde con espacios y su peligrosidad con su presencia en el terreno de juego sirvió para atormentar a uno de los Racing más inconsistente y frágil que se recuerda en los últimos años. El mérito de que los cántabros mostraran esa cara durante, principalmente, la primera mitad fue una UDL activa, intensa, concentrada y enchufada. Aumentó su línea de presión y abandonó ese juego combinativo habitual por un fútbol más vertical, por momentos. Ahí Ñoño se mueve como pez en el agua. Minuto 30. Diagonal de César Remón, fallo estrepitoso en el despeje de Sergio Ruiz y el andaluz marca gol. Minuto 70. Pase de Espina que deja en ventaja al extremo ante Iván Crespo, al que vuelve a batir. Minuto 76. Contragolpe de los blanquirrojos tras un córner del Racing que culmina Ñoño ante el meta rival. El balón impacta en el cuerpo del portero. 

El resto casi carece de importancia cuando se han logrado los tres puntos. Pero también hay que describir que la UDL pudo encarrilar el triunfo previamente de haber estado algo más fino en el remate. Resultó una primera mitad en la que fue superior porque puso más ambición en sus filas. En la segunda parte, todo cambió. Dani Aquino marcó en un despiste defensivo de los blanquirrojos. El goleador del Racing acaparó el protagonismo y se intuía la voltereta en el marcador porque la UDL estaba que no estaba. Fuera de sitio, imprecisa e incluso desajustada tras pérdida de balón. Casualidad o causalidad, con Arnedo todo encontró un mayor equilibrio y vino el segundo tanto de Ñoño para volver a insuflar de ánimo y fuerzas a un conjunto que supo sufrir sin balón y que sólo lo pasaba mal en acciones a balón parado

TRES NOVEDADES DE PARTIDA

Sergio Rodíguez presentaba tres novedades en el once respecto a la derrota en Mareo. Paredes, tras su sanción, volvía al lateral zurdo, mientras que Iván Aguilar recuperaba la titularidad en detrimento de Marcos Andrés. Además, había otra variación obligada por la lesión muscular sufrida el pasado jueves en el entrenamiento por Rayco. Así que fue Espina el que acompañó al malagueño en la punta del ataque blanquirrojo.

​De partida no pudo comenzar mejor el choque. La UDL exhibió más agresividad en sus acciones. Presión más alta de lo habitual, gran actitud defensiva en el apartado individual con anticipaciones, si se podía, y con mayor intensidad por provocar el fallo ajeno. Además, en ataque había profundidad. Cuestión que quedó patente con dos buenas oportunidades en tres minutos. En la primera Muneta dejó para Iván Aguilar que vio venir a Ñoño en carrera, pero su ejecución fue defectuosa. En la segunda, de nuevo apertura por el costado, esta vez por la izquierda, donde irrumpió Ñoño para pisar área y ceder a Muneta, pero su remate, en boca de gol, fue desajustado.

Dos buenas oportunidades que evidenciaban la fragilidad defensiva de un Racing que, entre medias, gozó también de la suya. Envío largo sobre Dani Aquino, se zafa de Caneda y se presenta en el área, se cruza Miguel Santos y el líder de los cántabros se dejó caer. Mérito del zamorano en interponerse porque el delantero iba decidido a por el gol.

La UDL dominaba, se le veía más suelta, más decidida. Convencida de la importancia de la victoria. Así, nueva ocasión idéntica a las anteriores, pero con cambio de piezas. Muneta asistía a Ñoño y el andaluz dejaba para Iván Aguilar. Se cantaba el tanto, pero el remate del malagueño fue rozado por Gonzalo, de manera que el balón perdió fuerza, lo que permitió a Iván Crespo desbaratar la oportunidad.

El Racing estaba desajustado. La UDL, por el contrario, se veía mejor. Insistía en presionar para incomodar a un equipo santanderino apagado en su faceta ofensiva, con un Dani Aquino desesperado y sin que la medular pudiera marcar los tiempos. Cuando parecía que los de Ángel Viadero habían dado un paso adelante, César Remón trazó una diagonal para dejar a Ñoño en ventaja para superar al meta rival. Ayudó, y mucho, el fallido despeje de Sergio Ruiz.

El caso es que media hora y por delante en el marcador. Hasta el descanso, aumentaron las interrupciones y el Racing sacó algo de provecho, sin consecuencias, en un par de jugadas a balón parado. Pero los logroñeses a punto estuvieron de ampliar su ventaja. Espina se revolvió con pericia, amagó el tiro con la derecha, se la puso a la izquierda y buscó la escuadra. Buscó porque no la encontró.

La sensación al descanso era de superioridad, tampoco un acoso y derribo, pero la UDL no dejaba que el Racing estuviera a gusto y eso gustaba al aficionado blanquirrojo. Tras el paso por los vestuarios, hubo otro partido. Los logroñeses retrasaron su línea de presión y los cántabros aumentaron su ambición.

Pese a ello, Caneda pudo casi amarrar el triunfo. El poste, a la salida de un córner, privó a los riojanos de ganar en tranquilidad en el marcador. Falto hizo porque Dani Aquino, unos instantes después, equilibró el resultado. La jugada vino por la derecha, Sergio Ruiz se metió en el área, cedió atrás el cuero para que Óscar la pusiera rasa buscando la anticipación de Dani Aquino que, a la segunda al coger el rechace dejado por Miguel, igualó el marcador.

Fueron momentos de zozobra para la UDL. Perdió un poco el sitio hasta el punto de romperse, en ocasiones, tras pérdida de balón. El Racing se lo creía y César Díaz pudo darle la vuelta al marcador con un tiro que se fue al poste después de que Miguélez regateara con clase a Miguel Santos. Sin embargo, cuando peor estaba el cuadro riojano Espina tuvo la pausa para girarse y dejar a Ñoño ante Iván Crespo. El extremo no perdonó superándolo por bajo.

Hasta la conclusión pudo pasar de todo. Desde el 3-1 que tuvo Ñoño al volverse a presentar ante Iván Crespo. Por fin le adivinó las intenciones el meta al estilete blanquirrojo. Pero también al empate a dos, ya que Juanjo, de cabeza tras una falta lateral, pudo dar un punto a los suyos. No fue la última ocasión de los visitantes porque hubo que esperar hasta el minuto 95 para presenciar el triunfo de los logroñeses. Hasta ese momento, tocó sufrir. El reflejo fue esa falta postrera a la que subió Iván Crespo para buscar el empate a la desesperada. El cuero se quedó ahí en el área, nadie alcanzaba a despejarlo y tampoco llegaba Dani Aquino lanzándose en aras de un remate imposible. Pero iba en dirección a la portería y fue Miguel el que lo atrapó para certificar una victoria de las que deben ayudar a la UDL a reivindicarse. Sobre todo después de dos derrotas ante los dos primeros de la clasificación. 

Ahora la fase de ascenso queda 5 puntos y faltan dos jornadas para alcanzar el ecuador de la competición. El próximo rival es la Peña Sport, que pese a ser colista ha sumado 10 de los últimos 12 puntos. La cita será el sábado en Tafalla. Después tocara que el Izarra de Nacho Martin acuda a Las Gaunas. Seis puntos, que de acumularlos, servirían para estar en la pomada. 

FICHA TÉCNICA

UD Logroñés: Miguel; Miguel Santos, Caneda, Ramiro, Paredes; Muneta (Arnedo, min. 69), César Remón, Salvador, Ñoño (Carlos García, min. 87); Espina e Iván Aguilar (Marcos André, min. 77).

Racing de Santander: Iván Crespo; Sergio Ruiz, Gonzalo, Granero, Castañeda; Óscar (Musy, min. 60), Antonio Tomás, Javi Cobo, Héber (César Díaz, min. 46); Dani Aquino y Miguélez (Juanjo, min. 74).

Goles: 1-0, min. 30: Ñoño. 1-1, min. 51: Dani Aquino. 2-1, min. 70: Ñoño.

Árbitro: Óscar Sauleda Torrent (Comité Catalán). Amonestó a los locales Ramiro (min. 63), Salvador (min. 82) y Miguel (min. 93) y Miguel Santos (min. 94) y al visitante Gonzalo (min. 36).

Incidencias: 4.267 espectadores en La Gaunas, según informó el club organizador.


A favor 4 En contra 0

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí