Rioja2

Martes 20 de Octubre de 2020Actualizado 13:01

COVID Responde
El 5 de noviembre de 2017

Tiempo de lectura: 06:23
|||

Ni frío ni calor

Pobre empate, 1-1, de la UDL ante un Arenas que reaccionó y pudo incluso llevarse el partido. También tuvo sus opciones el cuadro blanquirrojo.

Rioja2

Cuatro de nueve puntos en ocho días. Balance desigual si se tiene en cuenta que ha habido dos partidos en Las Gaunas. Tras la victoria sobre la Real Sociedad B el 'play off' estaba a 2 puntos, después del empate a uno contra el Arenas hay cinco de margen respecto al cuarto clasificado. Es decir, por ese lado, el bagaje ha sido improductivo para los intereses blanquirrojos de asentarse en la zona alta. No se ha dicho adiós, pero las oportunidades ya no vuelven, no se repite y luego pueden llegar las lamentaciones. Por eso, la Unión Deportiva Logroñés tenía que haber sumado los tres puntos ante un conjunto aseado, ordenado, que sabe lo que quiere hacer, pero que demostró que tiene problemas si hay insistencia en el juego, si se le da continuidad a las acciones y si esa existiera esa ambición de la que tanto se habla.

Porque esta UDL se está mal acostumbrado a incidir en los mismos errores. Carece de contundencia defensiva para estar con los mejores -sólo en dos jornadas de 13 se ha mantenido la portería a cero-. Da igual que te generen pocas ocasiones porque algunas de ellas son muy claras. Y este domingo el Arenas se pudo haber llevado el triunfo de no mediar el larguero en el remate de Edu Luna en los instantes finales. Claro que habrá quienes piensen que Marcos André también la tuvo, que se empeñó en marcar cuando Ñoño iba a su vera para empujar. O incluso si el remate de Ián Aguilar, ya en el tiempo añadido, no hubiera sido invalidado por fuera de juego. Sin embargo, para recuperar la ilusión de vivir una fase de ascenso hay que evitar que el Arenas llegue a gozar de esas ocasiones tan manifiestas. La UDL no se puede bloquear en las áreas, no puede generar tantas dudas y, sobre todo, debe fajarse más en determinados momentos, sacar a relucir el mono de trabajo y morderle al rival, impedir que se lo crea, que juegue, por momentos, tan cómodo lejos de su domicilio.

Sergio Rodríguez refrescaba, y mucho, el once. Sólo cinco futbolistas repetían del choque del miércoles en el Stadium Gal (Miguel, Miguel Santos, Caneda, Arnedo y Rayco), por lo que había bastantes novedades. Paredes, recuperado de las molestias estomacales, volvía al lateral izquierdo -vio la quinta amarilla del curso y se perderá la cita ante el Gernika-. Borja Gómez, tras varios encuentros viendo a sus compañeros, regresaba a la titularidad. Carlos García debutaba como titular en Las Gaunas en detrimento de César Remón, mientras que Muneta también salía de partida por un Salvador presente, hasta este domingo, en todos los onces del técnico logroñés en liga. Además, Ñoño y Espina reaparecían entre los elegidos para liderar el ataque logroñés.

Cambios que debían imprimir, cuando menos, ambición –lo que reprochó tras el duelo ante el Real Unión, palabra que rectificó a la conclusión del duelo de este domingo por considerarla demasiado fuerte-, ganas por dar lo mejor de sí mismos en aras del bien común, de un bloque que necesita la regularidad en el juego para poder ser tomado en cuenta. Y a decir verdad, sólo se acusó en los primeros minutos. Luego se difuminó. Fue el Arenas el que manejó los tiempos, el que asustó primero. No es que fuera un baile de los getxotarras, pero es que la UDL se volvió a atascar cuando tiene que jugar en posicional, por mucho que el técnico logroñés alabara la intensidad empleada por sus jugadores.

En este sentido, las oportunidades de los blanquirrojos en el primer tiempo legaron en tres acciones rápidas. Apertura de Muneta al costado zurdo, Ñoño irrumpe con brío y da un pase atrás que Carlos García remate fuera por poco. Después, contra que lanza Muneta que deja a Rayco con todo a favor. El canario aguanta la embestida de su par, se hace hueco, busca la mejor opción y se topa con el pie de Txemi. Finalmente, al filo del descanso, robo en la medular Rayco que abre para que Ñoño pise área y chute al palo largo donde Txemi le esperaba para despejar.

Por lo demás, el juego de la UDL fue plano, estéril, sin profundidad y con poco nervio. Por momentos, inconsistente. El Arenas, por su parte, comenzó dubitativo para ir, con el paso de los minutos, creyendo en sus posibilidades. Desde que Miguel Santos sacara un balón en la línea de gol, los de Jon Pérez Bolo aumentaron sus prestaciones. Uranga pudo adelantar a los suyos tras una falta cuya intención inicial era peinar para el remate posterior de Luisma Villa, pero ni el futbolista ni Miguel tocaron el cuero, así que todo hacía indicar que iba a llegar el tanto visitante hasta que el zamorano aliviaba tensiones.

Entonces se vio a un Arenas que iba a la presión si podía, que ralentizaba el juego para después manda balones sobre Ontiveros y a partir de ahí hacerse fuertes en las segundas jugadas, donde Carlos García no estuvo muy ducho. Las imprecisiones en las filas locales aumentaban, como un envío de Miguel Santos que permitió una contra que acabó con el balón mano en las manos del capitán riojano. Es decir, que no había conexión y lo más importante, muchas dudas, aunque sí es cierto que se hubieran dilapidado beunas ocasiones de gol.

GOLES Y OPCIONES PARA AMBOS EQUIPOS

La incertidumbre contiuó durante la segunda mitad por mucho que Ñoño, con dos faltas laterales, generara algo de peligro. Demasiado pobre para un equipo que se suponer quiere ser protagonista con la posesión. Es más, en un despiste, Ontiveros se plantó ante Miguel tras un despeje de un central visitante, pero el delantero no se lo creyó, tuvo miedo y en vez de controlar y encarar, remató de cabeza a la primera. Llegaban los movimientos en el banquillo y el intercambio de piezas. El Arenas refrescaba su ataque, lo agradeció porque sería después importante en el tanto del empate, mientras que Marcos André aportaba trabajo por un Espina no muy fino. El duelo bajó sus decibelios hasta que Paredes la puso desde la izquierda Marcos André peleó arriba con Txemi el esférico y Rayco remató a placer. El Arenas reclamó falta sobre el portero, pero los jugadores de la UDL celebraban el tanto.

Sin embargo, en la siguiente jugada, centro desde la izquierda de Jordan, remate de cabeza en el primer palo de Dani López, paradón de Miguel y Uranga, que pasaba por ahí, lograba las tablas. Con veinte minutos por delante, el Arenas, sorprendentemente, se partió. Tanto que descuidó sus transiciones defensivas y Marcos André gozó de una ocasión inmejorable para dar el triunfo a los suyos. Pero pecó de egoísta, no miró a los lados y no vio a Ñoño que la tenía para empujar.

Se lamentaría el bloque riojano. Aunque pudo ser peor, ya que en un córner también tuvo su opción el Arenas. Remató de Dani López que volvió a detener, tirando de reflejos, Miguel. El balón se quedó muerto en el área pequeña y Edu Luna la descosió para mandarla al larguero. Con el sustituto en el cuerpo y con Iván Aguilar sobre el campo, 7 minutos más el tiempo añadido, y ejerciendo de nueve junto a Marcos André, la UDL insistió en aras de una victoria más por acumulación que por vistosidad. Y el malagueño estuvo en el sitio adecuado para hacer gol cuando pasaban ya casi 4 minutos de prolongación. Lástima que el asistente invalidara el tanto por fuera de juego.

Ahí se acabó un choque que, como sucediera ante el Leioa, deja a la UDL en una zona fría, como su juego, con altibajos y con problemas para morder, para ambicionar robar la pelota, en determinados momentos. Ni para arriba ni para abajo. Destemplada. Novena en la clasificación con 19 puntos, a 5 del cuarto clasificado, el Burgos, y a 11 del líder, un Mirandés que sufrió el primer revés de la temporada en Tajonar. En el horizonte, Urbieta, campo del Gernika, un conjunto capaz de vencer en el Ciudad de Tudela y de encadenar seis jornadas sin perder.

FICHA TÉCNICA

UD Logroñés: Miguel; Miguel Santos, Caneda, Borja Gómez, Paredes; Muneta (Salvador, min. 68), Arnedo, Carlos García (Iván Aguilar, min. 83), Ñoño; Rayco y Espina (Marcos André, min. 61).

Arenas Club: Txemi; Camus, Edu Luna, Zumalakarregi, Royo; Matador; Jonxa Vidal, Uranga, Cristóbal (Lozano, min. 73), Luisma Villa (Jordan, min. 51); y Ontiveros (Dani López, min. 59).   

Goles: 1-0, min. 66: Rayco. 1-1, min. 70: Uranga.

Árbitro: José Alberto Pardeiro Puente (Comité Cántabro). Amonestó al local Paredes (min. 59) y a los visitantes Edu Luna (min. 44) y Camus (min. 47).

Incidencias: 2.687 espectadores en Las Gaunas, según informó el club organizador. 

|||

A favor 5 En contra 1

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí