Lunes 26 de Julio de 2021Actualizado 23:06

El 20 de septiembre de 2017

Tiempo de lectura: 02:09
|||

Homenaje a Dalmati junto a su Labrador

Coincidiendo con el 50 aniversario de la emblemática escultura.

Homenaje Dalmati

Rioja2/EP

La alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, ha presidido esta tarde el acto homenaje al escultor Alejandro Rubio Dalmati, cuando se cumple el 50º aniversario del Monumento al Labrador, una importante obra del patrimonio de la ciudad de Logroño.

La alcaldesa ha entregado un reconocimiento a su sobrino, Alejandro Narvaiza, quien colaboró con Rubio Dalmati en muchas de sus creaciones. En concreto, este reconocimiento tan especial ha consistido en una fotografía realizada el día de la inauguración del Monumento.

Gamarra ha remarcado "el gran legado que nos ha dejado el escultor Alejandro Rubio Dalmati, uno de nuestros artistas más sobresalientes. Hoy es un momento idóneo para recordar una de sus obras, este Monumento dedicado al labrador que es un homenaje al esfuerzo profesional y, en definitiva, al trabajo en general sin olvidar que El Labrador es además un reconocimiento al ahínco y a la perseverancia propia de nuestras gentes".

Asimismo, la alcaldesa ha querido poner en valor la importancia de esta obra tan especial y significativa. "Es una de las imágenes más emblemáticas que identifican a nuestra ciudad, que transmite esa fuerza y seguridad necesaria para aferrarnos al esfuerzo y al buen hacer como parte de nuestras señas de identidad. Así lo quiso plasmar Rubio Dalmati y de esta manera tenemos que seguir contemplando su trazo, admirando todo el significado que el artista inmortalizó en El Labrador".

Así, "es un verdadero orgullo para nuestra ciudad- ha comentado Cuca Gamarra- haber tenido entre nosotros a un escultor de la talla de Alejandro Rubio Dalmati quien, junto a su sobrino Alejandro Narvaiza, ha dejado huella de su obra por diferentes rincones de Logroño y de toda La Rioja".

MONUMENTO AL LABRADOR

El Monumento al Labrador fue inaugurado en septiembre del año 1967. Esta estatua de bronce fundido, cincelada por el escultor Alejandro Rubio Dalmati, se trata de una escultura de 2,80 metros. Fue uno de los primeros monumentos que se dedicó en España a los agricultores.

La esbelta figura de El Labrador, vestido con zapatillas, pantalón, camisa abierta y remangada y boina, con una azada y alforja, mira al frente en pleno centro de la ciudad, presidiendo una de sus principales arterias.

Logroño cuenta además con más obras realizadas por el escultor Rubio Dalmati, figuras que presiden diferentes zonas de la ciudad: Monumento al Doctor Zubía; Monumento al Fuero; Paso Procesional de Cristo Nazareno; Monumento a los Donantes de Sangre; dos esculturas de Bronce de los Reyes Católicos para el Instituto de Estudios Riojanos, la fuente de los Ilustres o el Monumento a los Marchosos.

Por otro lado, el Ayuntamiento de Logroño concedió a este gran artista la Medalla de Oro de la Ciudad en 2009, máximo reconocimiento que otorga el Consistorio logroñés.

Rubio Dalmati nació en la ciudad chilena de Chillán (1913) En el año 1965 el artista se instaló definitivamente en La Rioja y empezó a colaborar con su sobrino, Alejandro Narvaiza, con quien desde entonces ha firmado la mayoría de sus obras.

El artista hispano chileno falleció en Logroño, el 16 de mayo de 2009, siendo uno de los mejores escultores riojanos de todos los tiempos.

 

|||

A favor 1 En contra 0

Logroño Deporte VeranoBarranco Perdido verano 2021Reto DemográficoUR Refuerzo master 1
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí