Rioja2

Jueves 24 de Septiembre de 2020Actualizado 15:14

La Rioja vaciada
El 14 de septiembre de 2017

Tiempo de lectura: 04:44
|||

¿Hay agresiones sexistas en La Rioja?

Serise Sexología reflexiona sobre esta realidad ante San Mateo.

Serise Sexología

Con frecuencia aparece en los medios de comunicación una realidad cada vez más habitual: las agresiones sexistas durante las fiestas de distintos municipios. ¿Significa que antes no las había? Siempre han existido; la diferencia es que hoy, hay más conciencia de la necesidad de denunciar públicamente.

Por ello, hemos llevado a cabo una encuesta en La Rioja para acercarnos a la realidad vivida en nuestra Comunidad Autónoma en lo relativo a las agresiones de esta índole.

Descripción de la muestra

Los datos recogidos han sido extraídos de la cumplimentación de dos cuestionarios, uno dirigido a hombres o personas que, aunque no se identifican como hombres son identificadas por su entorno como tales y, otro dirigido a mujeres o personas que, aunque no se identifican como mujeres, son sexadas por su entorno de esta manera.

El total de encuestas masculinas cumplimentadas ha sido 27 y 114 en el caso de las femeninas.

La franja de edad más participativa ha sido entre 25 y 35 años, (44,4% en hombres y 45,6% en mujeres), seguida por el intervalo de 35-50 años, en ambos cuestionarios.

En el cuestionario masculino, el 81,5% reside en Logroño, mientras que en el femenino, este porcentaje ha sido del 77,2%

¿Qué es una agresión sexista?

Las respuestas que se han obtenido en ambos formularios podrían clasificarse en las siguientes categorías:

  • Especifican a la mujer como receptora de la agresión.

  • Generalizan las agresiones en ambos sexos.

  • Solo contemplan violencia y agresiones físicas explícitas

  • Contemplan violencia y agresiones físicas así como verbales explícitas

  • Contemplan agresiones sutiles (sólo en los cuestionarios femeninos)

El porcentaje de participantes que  generaliza las agresiones en ambos sexos ha sido, en el caso de los cuestionarios masculinos, muy elevado y en los femeninos moderadamente elevado. No podemos olvidar que la palabra sexismo es un término que determina la discriminación o trato diferente aplicable a ambos sexos, por lo que entendemos que, quizá habría sido más adecuada la formulación de la pregunta en términos de agresión machista.

Vivencia de situaciones no consentidas

Respecto a la vivencia de situaciones NO consentidas, las respuestas masculinas señalan “piropos”, “proposiciones” y “tocamientos” como las más frecuentes, mientras que en las femeninas, otra de las más habituales además de las tres anteriores son las persecuciones. Cabe señalar, que un 7 % de mujeres han sido víctimas de violación. Este hecho es llamativo ya que, en una muestra de 114 mujeres, que haya 8 violaciones, es una cifra que invita a la reflexión.   En las respuestas masculinas, un 22,2 % refiere no haber vivido ninguna agresión de este tipo, mientras que el porcentaje en mujeres desciende a un 5,3%, habiendo vivido la gran mayoría de la población femenina alguna situación catalogada de agresión sexista.

¿En qué contexto se viven estas situaciones?

Parece que el ambiente nocturno es lo primero que nos viene a la cabeza cuando pensamos en una agresión de estas características, hecho que se confirma en el caso de los hombres (55,6 % han vivido estas situaciones durante la noche frente a un 40,7 % durante el día) pero en los datos recogidos por parte de las mujeres se muestra que las agresiones han sucedido con una frecuencia muy similar tanto de día como de noche, siendo en ambos sexos los escenarios más habituales la calle y los bares o locales. Otros contextos que han nombrado son: el trabajo, los medios de transporte público, en la propia familia, en la universidad, en el portal de casa…

¿Nos sentimos diferentes hombres y mujeres ante estas agresiones?

 

Hombres

Mujeres

Asco

40 %

72,8 %

Vergüenza

32 %

31,6 %

Culpabilidad

0 %

14 %

Miedo

8 %

52,6 %

Ira/enfado

28 %

56,1 %

Impotencia

32%

58,8 %

No he sentido nada

40 %

7,9 %

No nos pilla de sorpresa que ellos no sientan culpabilidad alguna cuando han experimentado estas situaciones. En cambio, el público femenino no señala lo mismo. A nosotras nos han hecho creer que en muchas ocasiones somos responsables de las agresiones que sufrimos. Discursos en los que se hace referencia a la vestimenta, al estado de embriaguez, a ir sola por la calle, etc. alimentan esta macabra idea. La única persona responsable de una agresión sexista es aquella que la comete. No hay ningún tipo de argumento que justifique que las personas que las sufren son las culpables.

Y… ¿qué sucede con el miedo? La diferencia es significativa. Hemos crecido en una sociedad que ha criado chicos valientes y chicas temerosas. El fantasma del miedo planea sobre las mujeres desde la infancia, y eso es precisamente lo que ha hecho creer, que las mujeres son más vulnerables. Es una cuestión educacional.

Por último, preguntamos sobre su reacción ante estas vivencias. Ellos, con más frecuencia andaron rápido, plantaron cara o ignoraron, mientras que ellas lo que hicieron fue: andar más rápido, llamar a alguien por teléfono o hacer como que hablaban por el mismo. Mientras que los hombres no han señalado ninguna otra “estrategia” a la hora de ir por la calle, ellas despliegan toda una batería de recursos: entrar a algún local abierto, dar un rodeo para ir por zonas más transitadas, colocar las llaves entre los dedos o tener preparado un objeto con el que poder defenderse en caso de necesitarlo, cambiar de acera, llevar spray de pimienta en el bolso…

A continuación, os dejamos algunas de las reflexiones que nos han lanzado las personas que han contestado:

Creo que la violencia sexista está instalada en nuestra sociedad y normalizada en muchas familias y en muchos entornos. Sería estupendo que se tratara este asunto en la educación infantil tanto en casa como en la escuela”.

Más trabajo con adolescentes en trabajar la igualdad y la diversidad”

Para mí como persona el problema viene desde que somos pequeños creando una serie de estereotipos sobre todo cuando se trata de que la persona tenga sexo femenino o desarrolle una orientación sexual distinta a lo que los demás creen que es lo normal”

Algunas veces te tienes que plantear con quién hablas, por dónde vas y cómo lo haces. Eso es la mayor pérdida de libertad que existe en la historia de una persona”.

Una frase que leí por ahí, y creo que resume la situación: cuando vuelvo a casa por la noche quiero ser libre, no valiente”.

Agradecer a todas las personas que nos han ayudado con sus respuestas. Seguiremos recogiendo datos para ampliar la muestra, por lo que os dejamos los enlaces a los cuestionarios por si estáis  interesadas/os en participar:

MUJERES: https://goo.gl/forms/DZgvplNuZGSDjaau2

HOMBRES: https://goo.gl/forms/yEdA9g9wiYHZFwfX2

Ruth Arriero y Bárbara Sáenz (Sexólogas de Serise Sexología)

info@serisesexologia.com

Teléfono y Whatsapp.

628025052

Visítanos en las Redes sociales:

Facebook:Serise Sexología

Twitter: @SeriseSexologia

|||

A favor 0 En contra 3

Logroño Deporte temporada 20/21Semana Movilidad Ayto Logroño
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí