Rioja2

Miércoles 13 de Diciembre de 2017Actualizado 17:07

El 25 de julio de 2017

Tiempo de lectura: 03:14

Primera cita: claves para triunfar

Descubre los mejores trucos para arrasar en una primera cita.  

Rioja2

Por fin has logrado quedar con el chico o chica que te gusta. Sin embargo, eres consciente de que conseguir una cita no significa que ya todo esté hecho, sino que queda la parte más importante y complicada, que se enamore de ti, por lo que no hay que bajar la guardia. Por ello, te invaden los nervios y las dudas. A continuación, podrás encontrar una serie de trucos útiles y muy sencillos de seguir para tener éxito en la primera cita.

Causar una primera buena impresión

La primera impresión es muy importante en una cita. Es esencial cuidar la imagen que damos, ya que si damos una mala imagen será muy difícil cambiarla. En este sentido, hay que cuidar diversos elementos, como la puntualidad o nuestro aspecto. Debemos ir aseados, perfumados en la justa medida y con la ropa adecuada.

También hay que intentar proyectar una imagen de sí mismo natural y tranquila, sonreir y tener confianza en uno mismo. Todo ello influye en la imagen que la otra persona se va haciendo de nosotros y en la posibilidad de que sienta algo más por nosotros y pueda llegar a enamorarse. Si lo que deseas es enamorar a un hombre te recomiendo visitar esta página, donde encontrarás útiles consejos para hacer que se enamore de ti.

Deja atrás los pensamientos negativos sobre ti mismo

Muchas personas son inseguras y no dejan de tener pensamientos negativos sobre sí mismos en este tipo de situaciones, pensando que no pueden gustar a la otra persona. Si la otra persona ha aceptado tener una cita contigo, es porque le gustas o ha visto algo que le gusta en ti. Por ello, no pienses que no vas a estar a la altura, porque nuestro inconsciente tiene mucho poder sobre nuestros actos, y lo único que conseguirás es boicotearte a ti mismo y hacer que la cita no vaya bien. Por el contrario, debes relajarte y hacer que la cita fluya, sin obsesionarte con lo que pueda pensar de ti tu cita.

Romper el hielo y hacer que la conversación fluya

Los nervios en una primera cita son inevitables, pero es conveniente que no se apoderen de nosotros y que la conversación vaya fluyendo poco a poco. En un primer momento, para romper el hielo y que ambos os sintáis cómodos, se puede comenzar a hablar sobre algo cercano que tengamos en ese momento, como el restaurante, la razón por la que lo hemos elegido, la comida, etc.

En cuanto a los temas sobre los que hablar, hay multitud de asuntos interesantes que pueden ayudarte a conocer a la otra persona y a hacer que te conozca más, como los gustos y aficiones, viajes, cine, gustos musicales, animales, etc. Es mejor no tratar algunos temas controvertidos, como la religión o la política. Por otro lado, no hay que acaparar la conversación y hay que intentar que los dos habléis y que la charla sea una cosa de ambos.

Por otra parte, la conversación debe fluir de un modo natural, por lo que no se debe caer en tratar aspectos demasiado dramáticos, en hablar de nuestras relaciones pasadas de una forma muy detallada, por ejemplo, y tampoco se debe interrogar a la otra persona, porque resultará una conversación forzada y no se sentirá cómoda.

La importancia del lenguaje corporal

Saber identificar el lenguaje corporal o lenguaje no verbal de nuestra cita también es un aspecto muy importante para amoldarse a ella. Continuamente estamos transmitiendo señales sobre si estamos cómodos, si nos gusta la otra persona, si nos aburrimos, etc. Por lo tanto, si logramos identificar si la persona se siente a gusto o si, por el contrario, no muestra ningún interés, si no está cómoda con el tema de conversación, si le aburre, etc., tendremos mucho camino recorrido.

El contacto físico

El contacto físico es muy importante en una primera cita para que se produzca un acercamiento. Por lo tanto, conviene intentar tener de vez en cuando, durante la cita, un poco de contacto físico con él. Por ejemplo, en el momento de saludar, dar un beso lento y tocar su espalda suavemente. Si durante la cita surge la oportunidad, le puedes coger o rozar su mano suavemente o si vais andando cogerle del brazo.

El momento de la despedida

Darle importancia al momento de la despedida e intentar que no sea un momento tenso. Es conveniente ser directo y que no queden dudas. Si nos ha gustado y tenemos intención de volver a tener otra cita, es mejor decirlo, y si no tenemos esa intención, también hay que dejarlo claro de manera educada, para que la otra persona no se haga falsas expectativas y que no haya malos tragos en los días posteriores a la cita


A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí