Rioja2

Miércoles 13 de Diciembre de 2017Actualizado 17:07

El 24 de julio de 2017

Tiempo de lectura: 03:36

España, entre los 5 países que más operaciones de estética realizan y el tercero en alargamiento de pene

Entre las mujeres, la operación de pecho es la más solicitada.

Prensalink

El tamaño del miembro viril siempre ha sido una de las mayores preocupaciones del género masculino, pudiendo incluso generar traumas psicológicos severos en los peores casos. En cuanto a las mujeres, el aumento de pecho sigue siendo la intervención quirúrgica estética más solicitada.

El informe que la Sociedad Internacional de Cirugía Estética sacó a la luz en 2013 en el que aportaba datos acerca de los países que más intervenciones de estética llevaban a cabo demostró que España era uno de los principales países en cuanto a operaciones de estética, teniendo el podio en algunas intervenciones específicas, tales como el alargamiento de pene. Hoy, el tema vuelve a situarse sobre la mesa al saberse que España ha incrementado aún más el número de operaciones de dicho tipo en comparación con el año pasado. La gran cantidad de intervenciones puede explicarse por la importancia que tiene cada vez más el aspecto físico ante la sociedad.

Los datos muestran también en qué medida los hombres han comenzado a recurrir a estos servicios de una forma más importante que hace 4 años, pues las rinoplastias, la ginecomastia, la blefaroplastia y la liposucción forman parte de las intervenciones más demandadas por la comunidad masculina. Además, existen una serie de técnicas para alargar el pene de forma natural, métodos utilizados por gente que no quiere pasar por el bisturí.

Las operaciones estéticas en el mundo

Cerca de 21 millones de intervenciones quirúrgicas de estética fueron registradas en 2016 en todo el mundo, englobando a hombres como mujeres. España sigue ostentando el quinto lugar, por detrás de EEUU, Brasil, México y Alemania (líder indiscutible en operaciones de estética en Europa). En nuestro país se registraron más de 500.000 operaciones de estética, lo cual puede ser explicado por el fenómeno médico y quirúrgico español y los avances de este sector en nuestro país. Resulta que desde hace varios años España ostenta el título del país donde más trasplantes se realizan cada año en el mundo, y es todo un referente en avances médicos para los demás países. El ámbito estético no se queda atrás, y miles de personas acuden a profesionales de nuestro país para mejorar su aspecto físico.

Las mujeres siguen siendo las que más acuden a profesionales del bisturí, pero el cambio más importante y que hecha definitivamente abajo los tabúes que existían acerca de ello, es que los hombres lo hacen cada vez más. Ello pone de realce el hecho de que cada vez son más las personas de ambos sexos que deciden cambiar una parte de su físico para encajar mejor en una sociedad en la que la imagen es uno de los factores clave más importantes para el éxito social.

El alargamiento de pene: la intervención que más ha crecido en los hombres

Si bien la intervención para alargar el miembro viril no es la más solicitada por los españoles, sí que es la que más ha aumentado. El ego del hombre está íntimamente ligado a la sexualidad, y ello incluye su desempeño durante el acto sexual así como el tamaño de su atributo. El tamaño promedio del pene de los españoles está en 13,5 cm en estado erecto, y un reciente estudio ha demostrado que más del 50% de los españoles desearían tener un miembro más grande del que tienen en la actualidad. En muchos de esos casos, solo son preferencias que no tienen ninguna relevancia para el ámbito psicológico, pero para otros, sí. La autoestima del hombre puede ser, efectivamente, fragilizada a causa de un tamaño reducido.

Alemania es el país de referencia en operaciones de este tipo, pues más del 85% de estas operaciones del mundo se han dado en Alemania. España se sitúa en tercer lugar, mostrando el nivel de disconformidad con el tamaño que hay nuestro país.

Para muchos hombres, estar por debajo de la media puede ser algo traumatizante, y la reacción típica y más generalizada de estos es la pérdida de confianza en sí mismo. Ello provoca, indudablemente, estados generalizados de tristeza y preocupación continua, dificultad para desenvolverse socialmente (como encontrar pareja o ligar), disfunción eréctil y dificultades para las relaciones sexuales por baja autoestima. En cuanto a éste último punto, resulta que algunos hombres incluso rechazan mantener relaciones sexuales por sus complejos.

No obstante, la gente ha encontrado solución a ese problema que puede tomar envergadura psicológica de una forma quirúrgica o incluso natural. Existen algunos dispositivos de alargamiento como bombas; fármacos que funcionan a modo de suplementos para favorecer el desarrollo de los tejidos del cuerpo; y ejercicios manuales que giran en torno a una rutina para crear tejido muscular poco a poco.


A favor 1 En contra 0

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí